Científicos revelan el misterio de la identidad de las aves en las líneas de Nazca (y no es lo que se pensó durante cientos de años)

Las líneas de Nazca ubicadas en el departamento de Ica, en el suroeste de Perú, son uno de los grandes misterios que dejaron las culturas antiguas y que todavía intriga a los científicos. Son cientos de figuras con forma de animales, plantas y líneas trazadas hace más de 2 000 años sobre la superficie de la tierra que pueden apreciarse desde el aire o desde las colinas cercanas. Por décadas se pensó que se había logrado identificar a algunas de las aves dibujadas, pero un estudio publicado recientemente por investigadores japoneses reveló que no eran lo que se creía.

Genial.guru te cuenta los descubrimientos de este trabajo académico que aporta nuevos datos sobre las sociedades preincaicas. Al final del artículo encontrarás un bono con otros geoglifos llenos de enigmas que realizaron pueblos en el pasado.

Las distintas explicaciones del significado de los dibujos

Las líneas se extienden en un área de 450 kilómetros cuadrados y llegan a medir unos 300 metros. Fueron talladas en el suelo por la cultura nazca que vivió en la zona localizada a unos 400 kilómetros de Lima y la primera referencia histórica sobre su existencia pertenece a los conquistadores españoles que llegaron allí a mediados del siglo XVI.

Los primeros vuelos militares y civiles permitieron contemplar la totalidad de estos geoglifos y, durante el siglo XX, varios antropólogos y arqueólogos intentaron buscar su significado. Las hipótesis fueron diversas: un calendario gigante, carreteras sagradas, centros de adoración divina, invocaciones a la lluvia e indicadores del lugar en el que se encontraban buenas napas subterráneas de agua.

El suizo Erich von Däniken en su libro Recuerdos del futuro sostiene que fueron pistas de aterrizaje para naves extraterrestres que estuvieron en contacto con civilizaciones antiguas para transmitirles conocimientos tecnológicos. Las pirámides de Egipto, las piedras de Stonehenge en Inglaterra y las cabezas de piedra en la isla de Pascua son otras evidencias para el autor de supuestas visitas alienígenas.

Otra mirada a la identidad de las aves trazadas en el suelo

El misterio no envuelve solamente al significado de las líneas, sino también a la identidad de las figuras dibujadas. Un grupo de científicos japoneses resolvió ahora parte de esta incógnita con un trabajo publicado en la revista Journal of Archaeological Science: Reports en el que afirman que las aves no son las que se creían.

“Hasta ahora, las aves en estos dibujos fueron identificadas con base en impresiones generales o algunos rasgos morfológicos presentes en cada figura. Observamos de cerca las formas y tamaños relativos de los picos, cabezas, cuellos, cuerpos, alas, colas y patas de las aves y las comparamos con las de las aves modernas en Perú”, contó Masaki Eda, miembro de la Universidad de Hokkaido y uno de los responsables de la investigación.

A través de este enfoque ornitológico llegaron a la conclusión que, lo que hasta el momento se pensó que era un colibrí, es en realidad un ave ermitaño, y lo que se creía que era un pájaro guano y otro previamente no identificado resultaron en ambos casos ser pelícanos. Otros dibujos que se consideraban cóndores o flamencos no tenían las características para validar esa afirmación, pero a su vez tampoco mostraron rasgos de las aves que habitan Perú en el presente.

La nueva hipótesis sobre el motivo de los dibujos

Estos nuevos datos a su vez generan incógnitas, ya que, si bien, las aves que sí pudieron ser definidas existen en el país, se encuentran en regiones distantes. “La gente de Nazca que dibujó las imágenes podría haber visto pelícanos mientras recolectaban comida en la costa. Nuestros hallazgos muestran que dibujaron pájaros exóticos, no pájaros locales, y esto podría ser una pista de por qué los dibujaron en primer lugar”, explicó Eda.

Los científicos se dedicarán ahora a comparar los trazos de los pájaros que todavía no pudieron ser identificados con los dibujados en cerámicas de la época y con los huesos excavados en la zona.

Bono: otros geoglifos alrededor del mundo

1. El Gigante de Atacama (Chile)

El Gigante de Atacama es una gran figura de 119 metros de largo ubicada en el desierto homónimo en Chile. Se cree que fue confeccionada entre el 900 y el 1450 después de Cristo y representa a un chamán o a la deidad andina Tunupa-Tarapacá.

2. Caballo blanco de Uffington (Inglaterra)

El caballo blanco de Uffington es una figura en una colina de 110 metros de largo y formada por profundas trincheras llenas de tiza blanca triturada. Debe su nombre al pueblo inglés en el que se encuentra y por las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo a su alrededor se presume que fue realizada durante la Edad de Hierro o la de Bronce, por lo que puede tener hasta más de 3000 años de antigüedad.

Las teorías sobre su significado van desde un símbolo tribal vinculado a la construcción de un castillo, una señal para los viajeros, el retrato de un dragón o una representación mitológica de la creencia que el Sol era llevado a través del cielo por un caballo.

3. Geoglifos de Acre (Brasil)

Más de 450 geoglifos aparecieron en las últimas décadas en la selva amazónica realizados por pueblos indígenas que habitaron la zona selvática entre el 200 antes de Cristo y el 1300 después de Cristo, antes de la llegada de los europeos. Los dibujos quedaron al descubierto por efecto de la deforestación en lo que es el actual estado brasileño de Acre. Sus fines siguen siendo un misterio, pero la hipótesis más firme entre los arqueólogos es que formaban parte de rituales.

4. Candelabro de Paracas (Perú)

La figura dibujada en una colina de arena mide 180 metros de largo y, al igual que las líneas de Nazca, está ubicado en el departamento de Ica, en Perú, y se calcula que tiene unos 2500 años. Su significado sigue siendo un enigma pero una de las teorías más difundidas es la que lo asocia a la constelación de la Cruz del Sur, conocida también como la Cruz de los navegantes, por indicar a los marinos del hemisferio sur la ubicación del polo austral.

5. Blythe Intaglios (Estados Unidos)

Los Blythe Intaglios son un grupo de figuras ubicadas en el desierto de Colorado. Entre ellas hay tres figuras humanas (la más grande de 52 metros de largo), dos animales de cuatro patas y una espiral. La edad de los dibujos, sus creadores y el significado son inciertos. Se cree que tienen una antigüedad de entre 500 y 2000 años y una de las teorías indica que representan a Mastamho, una deidad de la tribu mojave que habitaba en el área.

¿Habías escuchado hablar de las líneas de Nazca y de los otros geoglifos? ¿Tienes tu propia teoría sobre el significado de estos dibujos? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Compartir este artículo