Cómo cambia la vida de un hombre después de tener una hija, a diferencia de un hijo varón

Ser padre es una de las experiencias más significativas que puede llegar a tener una persona. Particularmente en el caso de los hombres que tienen niñas, su vida experimente cambios mayormente positivos a diferencia de aquellos que solo tienen varones, según una investigación realizada por Harvard Business School.

Genial.guru investigó a fondo sobre este estudio y te quiere compartir los resultados de cómo cambian la actitud y las prioridades de un hombre después de tener una hija.

Se interesan más por mejorar el ámbito laboral de las mujeres

De acuerdo con el estudio de Harvard, los jefes de empresas que tienen hijas tienden a adoptar políticas corporativas más socialmente responsable y cuentan con una fuerza laboral más equilibrada en cuanto al género, lo que aumentó el número de mujeres que contrataron en un 24 %. En otras palabras, estos hombres buscan crear un ambiente equitativo para que, en el futuro, sus hijas puedan trabajar sin prejuicios.

Por su parte, en una investigación realizada por la Universidad de Miami se reveló que ejecutivos invierten alrededor de 13,4 % de sus ingresos en programas de responsabilidad social. Un ejemplo es el caso del creador de Facebook, Mark Zuckerberg. Después que naciera su primogénita en el 2015 publicó una carta abierta “Para nuestra hija”, en la que anunció que donaría el 99 % de sus acciones de Facebook a favor de diferentes obras benéficas, que equivalen a alrededor de 45 000 millones de dólares. En el 2017, tras el nacimiento de su segunda hija, el fundador nuevamente redactó una emotiva carta en la red social donde le dijo a su pequeña que lucharía por crear un mejor planeta: “haremos todo lo posible para asegurarnos de que el mundo sea un lugar mejor para ti y para todos los niños de tu generación”.

Tienen una vida más larga

Las chicas por lo general tienden a ser las princesas de papá y, cuando crecen, ser convierten en sus cuidadoras. Tal vez por esta razón la vida de un hombre aumenta seis meses por cada hija que tiene, según indicó una encuesta realizada por American Journal of Human Biology. Sin embargo, el estudio indicó que tener hijos varones no causa ninguna diferencia en la esperanza de vida de un hombre.

Son más protectores

Cuando hay una pequeña en casa, los hombres se vuelven más protectores, no solo con sus propias hijas, sino con todas las mujeres en general. Hay más probabilidades de que un hombre salga a defender a una muchacha que está siendo ofendida si él tiene una hija. Esto sucede porque los padres saben que sus niñas podrían pasar por una situación similar.

Tienen una nueva perspectiva sobre los roles de género

El estudio también indicó que aquellos hombres que vivían con hijas, incluyendo, hijastras, hijas adoptivas o hijas de crianza, tenían menos probabilidades de apoyar actitudes tradicionales sobre las normas y roles de género. Este efecto, fue más pronunciado entre los padres después de que las chicas ingresaron en la escuela secundaria, lo que sugiere que los hombres cambian sus puntos de vista a lo largo del tiempo.

Vivir con niñas y ver el trato que reciben por parte de la sociedad hace que los padres experimenten más de cerca las dificultades por las que atraviesa una mujer. Ofreciéndoles una nueva perspectiva, indicó la Dra. Joan Costa-Font en su estudio The Mighty Effect (El efecto poderoso).

“Encontramos evidencia de que las hijas disminuyen la probabilidad de que los padres estén de acuerdo con una norma tradicional de que el hombre sostiene exclusivamente a la familia. Este es especialmente el caso en los padres de hijas en edad escolar”.

Se vuelven más gentiles

La investigación analizó las conversaciones e interacciones de 50 hombres con sus hijos (varones y niñas) y notaron que 60 % de los papás con chicas pasaban un mayor tiempo respondiendo atentamente a sus niñas que a los niños. Además, pasaban cinco veces más cantando y suelen ser más abiertos al momento de expresar sus sentimientos, haciéndolos más gentiles y accesibles. La psicóloga Emma Citron explicó que esto se debe principalmente a que, cuando los padres tienen hijos varones, hay una especie de lucha por el poder, como si necesitaran responder la pregunta: ¿Quién es el alfa? Mientras que con las pequeñas, es distinto; con ellas deben aprender a negociar para lograr un mutuo acuerdo.

“Una hija le enseña a un hombre lo que significa ser una mujer de una manera que un hermana, una esposa o una madre no pueden”.

Tienden a tomar decisiones políticas que favorecen la igualdad de género

Cuando se trata de tomar decisiones políticas, tener una hija también influye sobre cómo actuará el padre. La investigación reveló que los hombres tienen más probabilidades de apoyar las políticas feministas y leyes que favorezcan resolver problemáticas que afectan directamente a las mujeres en relación con otros asuntos.

“Ha demostrado que los congresistas de Estados Unidos votan más liberalmente, especialmente en temas que afectan a las mujeres, si tienen más hijas”.

¿Crees que los hombres si tienen estos cambios después de tener una pequeña en casa? Cuéntanos, ¿cuáles otras diferencias has notado entre los padres de niñas y varones?

Imagen de portada johnlegend / Instagram
Compartir este artículo