Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo saber si un objeto es de plata o no

Aprender estos sencillos trucos para reconocer la autenticidad de un artículo de plata nos puede ahorrar más de una sorpresa y salvarnos de que nos quieran vender gato por liebre. O quizás, simplemente tenemos en casa algún objeto de joyería y nos gustaría saber si es de plata o no.

Hoy en Genial.guru te enseñaremos cómo puedes comprobar la autenticidad de la plata de forma rápida y sencilla.

En piezas decorativas y en joyería, la plata 100 % no se utiliza

A diferencia del oro, la plata no suele utilizarse pura en joyería, ya que es un metal bastante blando y necesita ser mezclado con otros metales para aumentar su dureza y adquirir suficiente resistencia. Estos metales pueden ser níquel, cobre o paladio, entre otros. Por eso existe plata de diferentes calidades, dependiendo de con qué otro metal esté mezclada y en qué proporción. A esta aleación de plata con otros metales, se la denomina plata esterlina, y aunque no se trate de plata 100 % pura, es considerada plata de ley, pura o auténtica. Pero ¿cómo podemos saber cuándo un objeto es de plata y cuándo no?

1. Busca el sello de garantía

Lo primero que puedes hacer es buscar una pequeña impresión numérica. El número 925 indica que el 92,5 % de la pieza es de plata pura y el 7,5 % restante es de otro metal. Normalmente los objetos de plata suelen tener este sello para garantizar su autenticidad. De todas formas, si tu pieza no lo tiene, no te desanimes, porque en muchos países poner estos sellos no es de carácter obligatorio, así que muchas piezas que son de plata auténtica no lo tienen.

2. Una buena limpieza podría ser la clave

Limpia el objeto con cuidado y observa. Al limpiar la plata con un paño, suelen quedar en él trazas o manchas de color negro. Una vez limpio, presta atención al color. Los objetos bañados en plata tienen un color mucho más brillante que los de plata pura. Busca también manchas verdosas, óxido o grietas, la presencia de alguna de estas cosas confirmará que no se trata de plata.

3. Observando las propiedades del objeto, podríamos saber si es o no plata pura

Comprueba el magnetismo. La plata es paramagnética, es decir que sus propiedades magnéticas son muy débiles, por lo que si acercamos un imán a nuestro objeto, no debería ser atraído hacia él. ¡Pero cuidado! Esta prueba no es definitiva, puesto que también hay muchos otros metales muy parecidos a la plata que son paramagnéticos.

4. La conductividad térmica es otra propiedad de los metales que debemos observar

De todos los metales, la plata es la que tiene la capacidad más alta de conducir el calor. Si ponemos un cubito de hielo sobre un objeto de plata, el hielo comenzará a derretirse inmediatamente, mientras que si se trata de otro tipo de metal, lo hará de forma más lenta.

5. Prueba sonora

Si un objeto es de plata, su sonido al caer sobre una superficie sería agudo y acampanado. Prueba dejando caer tu objeto desde una altura de unos 15 o 20 cm y presta atención al sonido que produce. Si es de plata, debería sonar como una campanita; de lo contrario, si suena a “lata”, un sonido grave y seco, no estaríamos hablando de plata sino de otro tipo de metal.

6. Las pruebas químicas nos darían un resultado definitivo

  • Test con lejía. La plata pierde su brillo muy rápidamente al estar en contacto con un agente oxidante como la lejía. Vierte una gotita de lejía sobre tu pieza y observa los resultados. Si se mancha u opaca rápidamente, es de plata. Luego, bastará con limpiarlo para eliminar la pequeña mancha y devolverle su brillo natural.
  • Para asegurarte al 100 % de que tu objeto es de plata, puedes comprar un kit químico de autenticidad, una prueba que fácilmente se puede adquirir a través de internet. Pero ten cuidado, porque estamos hablando de un líquido altamente corrosivo. Sigue las instrucciones al pie de la letra y ten mucha precaución.

Ante la duda, lo mejor será consultar a un especialista

La última recomendación, si la duda persiste aun después de haber realizado todas estas pruebas, es acudir a un profesional. En las joyerías suelen ofrecer un servicio de autentificación; allí analizan con detenimiento las piezas u objetos para decirnos con exactitud sin son de plata auténtica o no.

¿Te han sido de utilidad estos consejos? ¿Conoces alguna otra forma de comprobar la autenticidad de los objetos de plata? Nos encantaría que compartieras con nosotros tu experiencia.

Imagen de portada Kostins - Depositphotos
Compartir este artículo