Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo viven los fulanis, personas que se consideran las más hermosas en el planeta

Imagínate un Sol brillante ocultándose detrás del horizonte, un clima bastante caluroso y paisajes casi desérticos. Comienza a caer la noche y tú estás a punto de irte a dormir. En tu cuerpo sientes un cansancio agradable, pero después sonríes, porque mañana, los hombres más guapos bailarán solo para ti durante todo el día. Así es como viven los fulanis o fulbes, el pueblo nómada más numeroso en el planeta. Además, los miembros de una de sus etnias se consideran las personas más hermosas en el mundo.

En Genial.guru vimos por primera vez las fotos de los fulanis en la cuenta de Instagram de Arina Shumakova. Con su permiso, queremos compartir estas tomas, las cuales hipnotizan. Además, te contaremos cómo viven estas personas, cuya vida diaria no se parece en nada a la de nosotros.

  • Los bororos son una de las etnias de los fulanis y tienen un celebración anual llamada Guérewol. Es tan colorida y extraordinaria que turistas de varios países del mundo asisten a ella. Esencialmente, el Guérewol es un concurso masculino de belleza. Los jóvenes visten ropa de diferentes colores y seleccionan sus accesorios cuidadosamente. Su toque final es una hermosa pluma en la cabeza.
  • En el festival, los hombres jóvenes bailan y cantan para gustarles a las mujeres. Tiene más posibilidades aquel que se ajuste a los estándares locales de belleza: gran altura, dientes y ojos blancos. Por cierto, precisamente por eso es por lo que los hombres tienen que poner sus ojos en blanco y mostrar los dientes con frecuencia.
  • Además, la resistencia es muy importante. Por eso, los hombres tienen que bailar bajo el Sol durante horas para atraer la atención de mujeres hermosas.
  • Precisamente gracias al festival Guérewol, los fulanis se consideran a sí mismos como las personas más hermosas en el planeta. Los bororos creen en la reencarnación y veneran a la belleza. Antes del Guérewol, los hombres gastan largas horas en prepararse para la celebración e intentan hacer que todo sea perfecto. Por eso, incluso se consagran con el apodo de la tribu más vanidosa del planeta.
  • Los fulanis no tienen un atuendo estándar ampliamente aceptado. Su forma de vestir depende de la región de donde provienen. Por ejemplo, los bororos que habitan en Nigeria y Camerún usan largos bordados que fluyen o vestimenta decorada, la cual es muy colorida y llama mucho la atención.
  • La ganadería es la principal ocupación de los nómadas fulanis. Con frecuencia, los hombres se hacen cargo de los rebaños y principalmente trabajan en el campo. Las mujeres llevan la responsabilidad de las actividades domésticas.
  • El ganado es sumamente importante. Por ejemplo, durante una ceremonia nupcial, el padre de la novia otorga uno de sus rebaños al prometido como símbolo de la legalización del matrimonio. Después de eso se lleva a cabo otra ceremonia, donde ni la novia ni el novio deben de estar presentes.
  • También hay algunas bodas que se producen por acuerdo entre las familias cuando los niños apenas nacen. Los pequeños se hacen una promesa el uno al otro, pero en realidad, el matrimonio tiene lugar cuando alcanzan la pubertad.
  • A los hombres se les permite tener hasta 4 parejas. Una familia frecuentemente se compone de un hombre, sus esposas e hijos. Y todos se llevan perfectamente bien. En la foto inferior podemos observar a las esposas e hijos de un solo hombre. Esta es una familia rica, así que ellos tienen unas cuantas miles de cabezas de ganado y una fortuna de casi 0,5 millones de USD.
  • Al efectuar el matrimonio, cada novia de la etnia bororo le lleva a la familia del esposo un rebaño. Entre más, mejor. Este no solo es un ajuar, sino también una garantía de que la mujer podrá sobrevivir si en el matrimonio ocurren problemas y ella quiere separarse de su hombre. Los animales básicamente son un capital, ya que ellos dan leche y, en última instancia, pueden venderse o cambiarse por otra cosa.
  • Los fulanis consideran que en el matrimonio deben nacer muchos hijos. Frecuentemente, ellos se casan muy jóvenes y de ninguna manera pueden controlar la natalidad.
  • A los padres bororos no se les permite hablar directamente con sus dos primogénitos, los cuales suelen ser cuidados por sus abuelos. A la luz del día, los cónyuges no pueden agarrarse de la mano o hablar mutuamente de cosas personales.
  • Las mujeres deben preocuparse por sus hijos. Los padres, por lo general, no se encargan de esto en lo absoluto. Cuando las niñas crecen, ellas les ayudan a sus madres a cuidar a sus hermanos pequeños. Un juego muy común entre las pequeñas es llevar muñecas en la espalda. Y en cuanto una niña crece, los juguetes son reemplazados por su hermano menor.
  • Son muy sumisos con los niños pequeños y ellos rara vez son obedientes. Los adultos intentan proteger a sus pequeños de cualquier agitación emocional. Las mujeres también desempeñan el papel de maestras. Se considera que ellas son más pacientes que los hombres y siempre están listas para comprender y simpatizar.
  • Desde una temprana edad, a las niñas se les enseña a ser hermosas. A los 2 o 3 años, las pequeñas ya tienen perforadas sus orejas (por lo general se hacen 6 perforaciones en la oreja derecha y 6 en la izquierda). Prácticamente después de que una niña aprende a caminar, la colocan en medio de un círculo de mujeres bailando, las cuales le enseñan a bailar y siempre elogian sus esfuerzos.

  • La transición a la vida adulta es suave. Aproximadamente a los 5 años, a las niñas se les enseñan las reglas del código moral. Se les dice que una mujer no puede ver a su prometido a la cara. Ella debe mostrar respeto a los mayores y no debe hablar sobre los padres de su futuro esposo.

¿Te interesa saber cómo se ve la vida cotidiana de las personas de los rincones más alejados del mundo? ¿Qué es lo que más te llamó la atención de esta gente? ¿Sobre qué etnia o cultura te gustaría saber más?

Imagen de portada arina_travels / Instagram