Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Durante 5 años trabajé en una cadena de supermercados, y sé de primera mano cómo no caer en sus trampas

Me llamo Elena, y durante 5 años trabajé en el Departamento de Publicidad dentro de una de las cadenas más grandes de supermercados. Entre mis obligaciones se encontraba acudir a los mercados, comunicarme con los empleados, trabajar con los compradores insatisfechos y participar en la creación de campañas publicitarias. Dejé ese difícil trabajo hace un par de años, pero nunca olvidaré todo lo que descubrí y aprendí del manejo interno de estas tiendas.

Especialmente para los lectores de Genial.guru, hoy revelaré algunos de los trucos que utilizan las las grandes cadenas de tiendas y cómo puedes evitar decepcionarte al realizar tus compras.

Acerca de los buscadores de descuentos, precios adecuados y métodos para ahorrar

  • Muchos nos reímos de los “buscadores” de descuentos y de aquellos que siempre comparan los precios. Sin embargo, estos pueden ser distintos en toda la ciudad, a pesar de que las tiendas formen parte de la misma cadena. Esto se debe a la ubicación del supermercado y al presupuesto de los compradores. Los mercados de los barrios más ricos tienen precios más altos, mientras que los que se encuentran en vecindarios pobres los tienen más bajos.

  • Probablemente, todas las personas han escuchado acerca de la compatibilidad de los productos en las repisas, pero muchos todavía no saben dónde buscarlos con los precios adecuados. Ve las repisas inferiores y no te equivocarás. Normalmente, al nivel de los ojos se ubican los productos de las marcas que pagan por ese lugar y, por ende, cuestan bastante dinero. Las repisas superiores son ocupadas por los productos de la clase premium, también con precios altos. Y abajo se encuentran los artículos de poco beneficio para su venta, con un pequeño sobreprecio y bajo costo. Por cierto, su calidad puede ser igual en comparación con la de sus análogos de la clase premium.

  • La marca blanca frecuentemente no se produce en fábricas privadas, como podría pensarse en un principio, sino en otras grandes, las cuales lanzan productos de ciertos tipos. La carne enlatada es pedida a los fabricantes de productos enlatados, los cereales, a las fábricas de cereales, y los dulces, a las fábricas de golosinas. Una fábrica de estas puede trabajar con varias marcas y lanzar el mismo producto bajo diferentes etiquetas. En esta cuestión, la marca blanca a menudo se convierte en la adquisición más beneficiosa. Al mismo tiempo, el precio para el producto en el supermercado puede ser significativamente bajo. Por supuesto, no todos los propietarios de una marca blanca son honestos. Como otros productores, pueden ahorrar en la calidad de las materias primas o materiales productores. Por eso, antes de realizar la compra de un producto desconocido, lee la etiqueta.

Las compras que roban tu dinero

  • Mientras que en todo el mundo se está hablando sobre ecología, actualmente, uno de los productos más comprados en las tiendas son las bolsas de plástico. Frecuentemente, son incluso más populares que los productos necesarios tales como el pan y la leche. Los supermercados también tienen una buena ganancia por la venta de bolsas desechables. El bajo costo de tal producto y su transportación, el costo suplementario alto y también la alta demanda es la fórmula del exitoso negocio de “las bolsas”. Si te has acostumbrado a comprar una en la caja de pago, prueba reemplazarla por una bolsa ecológica por al menos un mes, y después calcula cuánto dinero has ahorrado. Posiblemente te sorprenderás mucho.

  • ¿Has notado que absolutamente todos los supermercados tienen descuentos en el jabón en polvo y detergentes? Si no es así, entonces debes prestarle especial atención a eso. Las promociones de los artículos que se gastan más lento son un claro ejemplo de cómo estimular las ventas. Un supermercado que baja los precios aumenta sus volúmenes de productos vendidos varias veces. El comprador regresa a casa con otra bolsa de jabón en polvo, la cual compró en promoción. No es beneficioso comprar demasiado detergente, ya que siempre está y estará en promoción. De lo contrario, las ventas de estos productos bajarían drásticamente. Pero los descuentos en el papel higiénico pueden ser útiles. Y no solo se trata de los rollos “suaves como el plumaje de un cisne”. Un papel de baño normal es uno de los artículos menos beneficiosos para su venta. Los gastos de transportación y colocarlo en la tienda es más un gasto que un ingreso. Por eso no siempre se pueden encontrar buenos descuentos en estos productos. ¡Tienes que aprovechar cuando los veas!

  • Nos hemos acostumbrado a los productos semimanufacturados y a la comida que se prepara en el supermercado. En las ensaladas y otros platillos de producción propia, a menudo se agregan suplementos especiales, los cuales prolongan su fecha de caducidad. En el envase de las ensaladas no se indican o lo colocan al final del texto, el cual normalmente no cabe a la etiqueta por completo.

  • Al comprar pescado, quesos y embutidos a granel, siempre se tiene una gran probabilidad de comprar un producto en mal estado, y, junto con él, adquirir una infección. Rara vez las tiendas respetan todas las normas sanitarias con respecto a estos productos. Normalmente los almacenan sin cuidado, bajo el mostrador. Y, después, tratan de ocultar las huellas de tal almacenamiento. Los embutidos ahumados son frotados con aceite para que se vean más frescos, las salchichas que apestan se lavan minuciosamente en la bodega, y se quita el hongo de los quesos con toallitas húmedas. Las máquinas y cuchillos para cortar se desinfectan, por lo menos, una vez al día, y no después de cada uso. Por eso es poco probable que una persona consciente compre un embutido a granel.

  • Desafortunadamente, en los almacenes de la mayoría de las tiendas habitan roedores y aves pequeñas, las cuales entran durante la descarga de los productos. Y si con las aves se puede lidiar, con los roedores todo es más difícil. No es tan fácil deshacerse de ellos, por eso, normalmente son ignorados. Debido a esto, a menudo, las cajas se colocan en estanterías o en modulares especiales en los almacenes, pero no en el suelo. Sin embargo, los roedores también pueden llegar hasta ahí. Vale la pena recordarlo y nunca comprar productos en envases no porosos, incluso si están en oferta. La salud es lo más importante.

Cómo luchan las tiendas contra los productos caducados y qué hacer para no comprarlos

  • En cualquier tienda se encuentran productos caducados, hay que aceptarlo. Si una supervisora acude de repente a algún supermercado, seguramente encontrará cosas vencidas. Muchas tiendas se adhieren a la “regla” que dice que, si el alimento tiene un buen aspecto, puede ser vendido. En las cadenas que luchan contra este problema, los empleados frecuentemente no consiguen quitar los productos caducados de las vitrinas debido a una gran cantidad de obligaciones. Pero ¿qué es lo qué pasa con los artículos vencidos después de que son retirados de las estanterías? Hay muchos métodos de eliminación y todos son legales. Los productos caducados pueden volverse a empacar, cambiar la fecha en la etiqueta, y usarse para una producción propia. En algunas cadenas, a los empleados incluso los obligan a comprar los productos caducados o llevarlos y después descontarlos de su salario.

  • Al elegir un producto en un envase del supermercado se tiene que tener más cuidado. Frecuentemente, durante el proceso de empaque, los empleados del supermercado cambian las fechas de producción y mezclan diferentes fechas de caducidad (por ejemplo, dulces frescos y otros no tanto). Por eso es más seguro comprar los productos en bolsas de fábrica.

  • Algunas cadenas de supermercados utilizan compradores ficticios en las horas pico. Esto se hace para deshacerse de lo menos popular, productos caros o productos que pronto caducarán. El esquema es sencillo: cuando un comprador normal duda de la elección del producto y está durante mucho tiempo cerca del mostrador, a la misma sección se acerca un comprador ficticio. Él, sin pensar, lleva un producto determinado y se va, así hace que el comprador verdadero tome una decisión análoga. Si de pronto te das cuenta de que esto pasa contigo, no olvides ver el precio y la fecha de caducidad del producto para no arrepentirte después.

  • A pesar de que es raro encontrar degustaciones en las tiendas, de todos modos, no hay que caer en ellas, ya que algunas cadenas se deshacen de los productos caducados de esa forma. Los vendedores cancelan estos artículos, mejoran la imagen de los dulces, carne o quesos, y a continuación los organizan en el mostrador de las ofertas. Los compradores comen con placer algo que, bajo otras circunstancias, jamás comerían.

  • Recuerda la siguiente situación: compras fruta fresca en una tienda y, después de dos días, notas que tiene una mancha de hongos. No vale la pena echarle la culpa a tu refrigerador o culparte por problemas de atención. Desafortunadamente, a menudo, las frutas y las verduras se echan a perder en las tiendas, y los compradores ya las adquieren en ese estado. Puede ocurrir que una fruta echada a perder y cubierta con hongos haya sido quitada del mostrador. Y las frutas que se encuentran cerca y que tienen un poco de hongos son limpiadas, dándole al producto una imagen presentable. Pero las esporas del hongo penetran rápidamente, y, por dentro, la fruta sigue echándose a perder, contagiando a las piezas vecinas. ¿Qué hacemos? Tienes que observar con mucha atención el producto y recordar que las frutas duras son capaces de hacerle frente a la putrefacción, mientras que las blandas pueden pudrirse muy rápido. Por eso, por ejemplo, si en la caja con mandarinas o duraznos ves un fruto podrido, no compres en esa tienda. Sin embargo, tienes que prestar mucha atención a las verduras limpias. En el supermercado nadie te dirá que la fecha de caducidad será significativamente más corta en comparación con las frutas sin lavar. La humedad en exceso en el envase provocará el desarrollo del mismo hongo.

Derechos y obligaciones del comprador que no todos los visitantes de los supermercados conocen

  • Por lo menos una vez, todas las personas se han enfrentado a la siguiente situación: los precios de la vitrina y del ticket de compra son diferentes. Es desagradable e indignante, ¿no? Normalmente, esto sucede debido a un factor humano. A veces, los empleados de la tienda no logran cambiar las etiquetas del precio o cargar los nuevos precios en la base electrónica del supermercado. Ninguna tienda está exenta de ello; por eso, siempre tienes que comprobar los recibos en la caja y recordar que el comprador tiene derecho a recibir el artículo por el precio que se indica en la etiqueta, y no al revés.
  • Aunque muchos se han acostumbrado a dejar su bolsa en paquetería, al visitar la tienda no es obligatorio hacerlo. En realidad, los empleados del supermercado no tienen derecho a obligar al comprador a dejar sus cosas. Si tienes ganas de cargar la bolsa contigo, hazlo. Sin embargo, al salir de la zona de cajas, el mismo vigilante que te dejó pasar con tus pertenencias al supermercado puede pedirte que le muestres el contenido de tu bolsa.

  • Esta regla no se encuentra en ningún mostrador de información y es poco probable que alguien hable de ella. Pero no se puede probar nada en las tiendas no especializadas, excepto los productos de degustación y ofertas. En particular los cosméticos. Los frascos y cajas sin inscripción correspondiente a “probador” no pueden abrirse, al igual que verificar su contenido. Si violas el envase, tienes que estar listo para pagar el precio completo por el cosmético. No te lo dirán de antemano, pero te lo recordarán en la caja. Varias veces pasé por situaciones cuando ciertas chicas intentaron probar algo de cosmética, perfumes o cremas de mano y después se vieron obligadas a comprar el artículo probado.

  • Para las personas que piensan que pueden pasar sin ser notadas, hay un hecho interesante: en muchos supermercados, además de cámaras, hay vigilantes especiales vestidos de diferente manera, los cuales se mueven entre los compradores normales y prestan especial atención a los visitantes que se comportan raro.

¿Qué secretos y trucos de los supermercados has descubierto? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada #Malkone Show / youtube