Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Respondimos las 12 preguntas curiosas que no te dejan dormir por las noches

Las personas son naturalmente curiosas y suelen hacer muchas preguntas. Nuestro cerebro se vuelve especialmente curioso cuando llega la hora de conciliar el sueño. En ese momento necesitas averiguar quiénes son más altos: hobbits o enanos, por qué los flamencos son rosados y dónde se esconde el segundo calcetín.

Genial.guru decidió facilitarle la tarea a tu cerebro y responder a las preguntas no muy serias, pero sí muy curiosas.

1. ¿Por qué los gatos se vuelven locos tras defecar?

Seguramente notaste cómo tu gato, después de hacer popó, se vuelve loco y se pone a correr por el departamento. Si de vez en cuando te preguntas por qué lo hace, aquí hay dos teorías de los científicos.

En la naturaleza, los gatos eligen lugares para hacer sus necesidades lejos de sus hogares. Tras defecar, se ponen a correr para despistar a sus enemigos.

Según otra versión más popular, después de hacer sus necesidades, el gato se alivia tanto física como mentalmente. Al mismo tiempo, se libera la serotonina, la hormona de la felicidad. Sí, es cierto, después de tal “evento”, a tu gato se le levanta el ánimo, por esta razón corre de alegría y quiere jugar.

2. ¿Por qué las personas tosen cuando se limpian las orejas con bastoncillos de algodón?

Este reflejo se denomina reflejo de Arnold, en nombre del científico que lo describió por primera vez. La cosa es que en la piel del canal auditivo externo se encuentra el nervio vago. Es él quien “informa” al cerebro de que es necesario toser ya que la irritación de las fibras de este nervio activa el reflejo de la tos.

3. ¿Por qué cuando exhalamos al mismo tiempo diciendo “u-u-u-u” sale el aire frío, pero cuando exhalamos diciendo “a-a-a-a” está caliente?

Cuando queremos que la sopa se enfríe más rápido, la soplamos como si dijéramos: “u-u-u”. Y cuando queremos calentar nuestras palmas, respiramos sobre ellas así: “a-a-a”. Y no es por casualidad.

Esta es la explicación más probable. La temperatura corporal dentro del cuerpo está por encima de la temperatura ambiente, por lo que cuando exhalamos, el calor se transfiere desde el aire calentado a temperatura corporal. Es lo que sucede cuando exhalamos “a-a-a”.

Pero cuando los labios están entreabiertos (“u-u-u”), se produce una sobrepresión en la boca y el aire se escapa de los labios apretados a una velocidad mayor lo que conduce a una expansión adiabática (rápida) del aire y, en consecuencia, a la caída de su temperatura.

4. ¿Por qué a los gatos les gusta meterse en las bolsas?

Los gatos son depredadores por naturaleza. Pero son depredadores pequeños que necesitan estar siempre alerta para no caer en las garras de alguien más grande. Además, los gatos necesitan refugio para montar una emboscada y vigilar a su dueño presa. Por lo tanto, siguiendo el llamado de la naturaleza, las mascotas bigotudas adoran todo tipo de refugios, y las bolsas son perfectas para esto.

También, desde el “punto de vista” del gato, la bolsa tiene otra ventaja indiscutible: su capacidad para producir un sonido crujiente que le recuerda al felino el sonido de un ratón. Es lo que le atrae.

Además, los gatos que viven en los departamentos se aburren por vivir en un espacio limitado donde no sucede nada. Y la bolsa que trajiste de la tienda está llena de nuevos olores que tanto atraen a tu mascota.

5. ¿Por qué los representantes de la realeza se ven tan feos en los retratos antiguos?

Si nos fijamos en los retratos de miembros de familias reales europeas del siglo XVI, es poco probable que alguno de ellos nos parezca atractivo. La explicación de esta particularidad se encuentra en los matrimonios intrafamiliares practicados por la nobleza del pasado. El incesto amenaza la descendencia con patologías serias y, por supuesto, no contribuye a la belleza.

Vamos a ver un ejemplo. El retrato de arriba muestra a Carlos II “el Hechizado”, el último representante de la dinastía de los Habsburgo en España. Tal vez fue la víctima más destacada de tales matrimonios. En la quinta generación, solo tenía 10 ancestros (una persona normal tiene 32).

Carlos sufrió de muchas enfermedades, en particular, epilepsia. De niño, comenzó a caminar y hablar tarde. Debido a sus enfermedades, murió a la edad de 38 años sin dejar herederos.

6. ¿Quiénes son más altos: los hobbits o los enanos?

Los hobbits son unas criaturas bajitas, la mitad de la altura de una persona, aproximadamente 90 cm.

La estatura de los enanos es de 140 a 150 cm. Por lo tanto, los enanos son más altos que los hobbits.

7. ¿Para qué los futbolistas le muestran las suelas al árbitro?

Cuando un jugador de fútbol sustituye al otro en el campo, el árbitro inspecciona las suelas de sus botas. Sin embargo, no está comprobando si es para ver si el atleta ha pisado excrementos caninos. Esto se hace para garantizar la seguridad de su calzado. Los tacos no deben ser muy afilados para que el jugador no lesione a sus rivales.

Los tacos pueden tener la rebaba que se forma si caminas con las botas puestas por el pavimento de concreto. Por supuesto, es poco probable que los atletas de alto nivel lo hagan, y revisar las botas no es nada más que una formalidad. Pero en los torneos de nivel más bajo, este ritual tiene mucha importancia.

8. ¿Por qué los flamencos son rosados?

En general, el color del plumaje de estas aves puede variar de blanco a rojo. Los polluelos flamencos tienen plumaje grisáceo. Las aves se hacen rosadas debido a los alimentos que consumen. O más bien, debido a la sustancia que contienen: el carotenoide. Es la sustancia que le da color, por ejemplo, a la zanahoria.

9. ¿Por qué desaparecieron las golondrinas?

Los expertos de las sociedades de protección de la naturaleza confirman el hecho decepcionante: las golondrinas realmente desaparecen de las grandes ciudades. No pueden cazar por encima de los edificios ya que suelen cazar en las praderas. Y los prados en las ciudades se convierten en césped de poca hierba. Por supuesto, se ve hermoso, pero carece de los insectos pequeños que las golondrinas comen. Estas aves no pueden, como los vencejos, volar a 70 km de la ciudad para cazar. Así que resulta que, en la mayoría de las ciudades grandes, se pueden encontrar golondrinas solo en las afueras.

10. ¿Por qué los meteorólogos nos “engañan”?

Aunque no lo creas, los meteorólogos lo hacen sin querer. Además, no es por incompetencia.

En el mundo fueron construidas 10 000 estaciones meteorológicas. Parecería bastante, pero los meteorólogos están convencidos: no es suficiente. El hecho es que la ubicación de muchas estaciones es inadecuada: la mayoría está en lugares habitados por personas. Y los ciclones y otros fenómenos atmosféricos, desafortunadamente, a menudo se originan en los rincones desiertos de la Tierra. Los meteorólogos creen que, para obtener un pronóstico preciso, la red de observación debería tener una separación de al menos 30 km entre las estaciones.

Existe otra versión. Investigadores finlandeses han sugerido que el pronóstico del tiempo exacto se ve obstaculizado por... la proliferación de la red Wi-Fi. Así que una persona tiene que elegir entre disfrutar de la comodidad de Internet inalámbrico o llevar siempre un paraguas en el bolso.

11. ¿Por qué las abuelas tienen tantas ganas de alimentar a sus nietos?

Todo el mundo ha escuchado las bromas sobre los nietos que apenas se mueven por la cantidad de alimentos que comieron en casa de sus abuelas. Lógicamente, la explicación de los “banquetes” de la abuela es la siguiente: las abuelas están jubiladas, lo que significa que tienen mucho tiempo libre, saben cocinar bien y realmente quieren ser útiles a sus nietos de cualquier manera.

Lamentablemente, algunas abuelas del viejo mundo sobrevivieron la hambruna provocada por la guerra y la miseria de la posguerra. Esta experiencia se quedó impresa en sus mentes para siempre. Y la felicidad para ellas es cuando toda la familia está en casa y come bien. Por lo tanto, no debes enojarte con tu abuela por el deseo de alimentarte a toda costa.

Algunas abuelas pueden tener sus propias razones. Por ejemplo, como esta:

“Creo que a la gran mayoría de las personas siempre les ha sorprendido el deseo de nuestras queridas abuelas de alimentarnos para que no quede una sola miga sobre la mesa. ¡Hoy, mi abuela ha quitado accidentalmente el velo del secreto! Si no comes todo lo que te he preparado, entonces hará mal tiempo”.

12. ¿Dónde se esconden los calcetines?

Este, por supuesto, es el misterio más importante del siglo. En cualquier estante del armario puedes encontrar una docena de calcetines desparejados.

Los calcetines se pueden “esconder” entre el tambor de la lavadora y la carcasa, también se pueden quedar atascados entre la goma de la escotilla. Cuando la lavadora está completamente cargada, las prendas pesadas pueden exprimir las prendas pequeñas. Como resultado, se meten en la alcantarilla al drenar el agua u obstruyen la manguera de desagüe, lo que amenaza con inundar el departamento.

Un usuario de la red compartió su versión de lo que está sucediendo:

“Ayer estaba arreglando el armario con las prendas de mi esposo, y encontré muchos calcetines sin su par. Antes, solía encontrarlos. Además, me sorprendió que su cantidad variara de tiempo a tiempo. Sabía con certeza que los calcetines no desaparecían en la etapa de lavado ya, que los lavaba en pares. Esta mañana decidí preguntarle a mi esposo sobre el algoritmo de aparición de estos ’solitarios’. Se animó y me dijo: ’Mira, me pongo calcetines, y uno de ellos resulta agujereado. Lo tiro a la basura, pero me da pena tirar el segundo ya que está como nuevo y, además, limpio. Lo pongo en su lugar y así es como de vez en cuando compras los mismos calcetines, con el tiempo, de acuerdo con el mismo esquema, se encuentra con su par: el calcetín del mismo tipo resistente al desgaste. Pero no todos logran encontrar su nueva ’segunda mitad’, por lo que algunos de ellos siguen viviendo en soledad”.

¿Logramos responder todas las preguntas que te atormentaban desde hace tiempo, o se nos escapó alguna? Comparte tu opinión en los comentarios.

Иллюстратор Anastasiya Pavlova para Genial.guru
Compartir este artículo