Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Casos en los que los miembros de la familia real expresaron mucho mediante un accesorio y sin decir una palabra

Muchas personas tienen joyas que cuentan con una gran historia o con un significado profundo, y los miembros de la familia real no son la excepción. Ellos no solo eligen minuciosamente sus atuendos, sino también los accesorios, ya que estos son capaces de expresar mucho sin decir ni una palabra.

Genial.guru averiguó qué mensajes transmitieron los miembros de la familia real británica al público mediante sus joyas y accesorios.

Broche en forma de canasta de flores

Este broche fue el regalo de los padres para la reina cuando nació el príncipe Carlos. Isabel apareció con él por primera vez en el primer retrato oficial de su hijo. Durante todos estos años, desde 1948, Su Majestad se mostró varias veces con esta joya; sin embargo, obtuvo un significado especial nuevamente el día del bautizo del príncipe George de Cambridge. Al elegirla, la reina destacó la conexión del recién nacido con su bisabuela, la reina Isabel, y su tatarabuelo, el rey Jorge VI del Reino Unido.

Collar con esmeraldas y diamantes

La princesa Diana también era famosa por ser una rebelde a quien le encantaba romper las reglas establecidas por la monarquía británica. Una vez, Isabel II le regaló un collar hecho de esmeraldas y diamantes. Sin esperar que le colocaran la joya, Diana se la puso en la frente. Un diplomático canadiense que estaba cerca le dijo que dejara todo así, porque se veía juvenil y alegre, lo que coincidía con la naturaleza de lady Di.

Pulsera con los nombres de las hijas

Sarah Ferguson fue a la boda de su hija, la princesa Eugenie, en un atuendo llamativo. Su sombrero atraía las miradas de los invitados y los fotógrafos, por eso pocas personas prestaron atención a su accesorio. En la mano de la duquesa pudo verse una pulsera de oro, en la cual estaban escritos con diamantes los nombres de sus dos hijas: las princesas Beatrice y Eugenie de York. Con este gesto, ella expresó su amor maternal.

Dijes de amor

A Meghan Markle le gustan los diferentes accesorios simbólicos. Ella experimenta sentimientos especiales hacia todo lo que está relacionado con su esposo, Harry, y su hijo, Archie. En un partido de tenis del Abierto de Estados Unidos de 2019, Meghan se puso una cadena con dos dijes en los cuales estaban grabadas las letras A y H, las primeras de los nombres de su hijo (Archie) y de su esposo (Harry).

Últimamente, en el cuello de la duquesa fueron notados los símbolos de dos signos zodiacales: Virgo y Tauro. El primero es de Harry, y el segundo es de Archie.

Tiara nupcial que no pertenecía a la colección real

Para la boda, a las futuras damas de la familia real se les presta una tiara de la colección de joyas de la corona británica. Isabel II le ofreció a Diana la llamada “Nudo de amor” para su casamiento, pero ella se negó, porque prefería usar la tiara de su familia. Muchas mujeres de este clan se casaron con ella. Con este gesto, ella rindió homenaje a las tradiciones de la familia Spencer.

Broche regalado por la reina

A pesar de que este accesorio no parece una joya clásica, tiene un significado importante. En 2017, Isabel II entregó este broche de la Orden de la Familia Real de la Reina Isabel II a Kate Middleton. La joya se otorga por el digno desempeño de ciertas funciones. Cuenta con un retrato de la reina rodeado de diamantes y rubíes, el cual está fijado a una cinta amarilla.

Pulsera de pareja de Meghan y Harry

En 2019, Meghan y Harry fueron de visita a Sudáfrica. Durante su primera gira, la pareja fue vista usando brazaletes rojos y blancos con la palabra “Justicia”, los cuales eran iguales. Este accesorio era una referencia a la organización benéfica del “Servicio de Justicia” que visitaron.

Tiara nupcial floral

Antes de la boda, Sarah Ferguson fue a la iglesia con una tiara floral de gardenias en su cabello. El accesorio completaba el ramo y mantenía el velo de la futura duquesa en su lugar. Después de la ceremonia oficial se retiraron las flores, y debajo de ellas se encontraba una tiara de diamantes hecha especialmente para Sarah por pedido de la reina. Este proceso de quitar las flores y exhibir la tiara simbolizó la entrada de Ferguson a la familia real.

Broche en forma de hoja de arce

Todos los miembros de la familia real no solo intentan rendir homenaje con su comportamiento, sino también con su atuendo, al país que les acoge o cuyos representantes les visitan. En este caso, a menudo, las joyas juegan un papel clave. Por eso pudo verse a Kate Middleton con un broche en forma de hoja de arce durante una visita a Canadá. Isabel II también lució uno, aunque en el edificio de la Alta Comisión de Canadá en el Reino Unido.

Dije “tatuaje”

En Nueva Zelanda, en el cuello de Meghan Markle pudo verse una cadena de la joyería local Jessica McCormack. Además de mostrar respeto hacia el país con esta joya, la duquesa también rindió homenaje a la cultura de Nueva Zelanda. El accesorio fue lanzado como parte de la colección “Tattoo”, en cuyos artículos se repetían los dibujos tradicionales de los tatuajes del pueblo maorí.

¿Tienes joyas con historia o con un significado especial?

Compartir este artículo