Genial

10 Hechos que harán que te enamores de la familia real noruega más que de la realeza británica

La familia más popular entre las familias reales, sin duda, es la británica. Cada aparición pública de Kate Middleton y el príncipe William es un acontecimiento que sigue todo el mundo, y cualquier evento de su vida aparece entre los titulares de las revistas. Los representantes de otras monarquías suelen permanecer en un segundo plano, aunque entre ellos hay personas dignas que parecen haber bajado de las páginas de los cuentos de hadas.

En Genial.guru nos hemos inspirado en el ejemplo de la dinastía real noruega y estamos convencidos de que está injustamente privada de atención.

1. La familia real más pobre

El rey de Noruega es uno de los monarcas más pobres de la Tierra, y la familia real es la más modesta de Europa. Los miembros de la familia se visten simple y modestamente, incluso para asistir a los eventos públicos, por lo que se distinguen mucho de otras personas venerables.

Además, no viven solo a expensas de los contribuyentes, sino que también tratan de ganar dinero. Por ejemplo, el príncipe Haakon, en colaboración con la banda musical Katzenjammer, grabó un sencillo navideño. La canción fue todo un éxito. Todas las ganancias de la venta del disco fueron donadas a las organizaciones benéficas.

2. El rey Harald V arriesgó todo por amor

Esta increíble pareja real ha soportado todas las tormentas defendiendo su derecho a estar juntos. Su matrimonio se ha convertido en uno de los más fuertes entre los monarcas, tanto que incluso celebran sus cumpleaños el mismo día. Se conocieron en una fiesta de un amigo común. Sonja era una dependienta común y corriente y soñaba con convertirse en diseñadora de moda. Su romance secreto duró 9 años.

Fue secreto porque el padre de Harald, el rey Olav V, estaba categóricamente en contra de la relación de su hijo con una plebeya. Pero en cierto momento, el amor de Harald y Sonja dejó de ser un secreto gracias a los medios de comunicación, y la sociedad aprobó la elección del heredero.

Al final, cansado de persuadir a su padre, el príncipe heredero desafió el sistema y declaró resueltamente: o se casaba con Sonja o permanecía soltero para siempre, lo que automáticamente dejaría al trono sin heredero. Como resultado, el rey se rindió por el bien de todo el país. La boda de Harald y Sonja se convirtió en uno de los eventos más importantes en la historia de Noruega.

Por cierto, el rey de Noruega es un descendiente directo de Eduardo VII, el hijo mayor de Victoria, lo que lo convierte en el primo segundo de la actual reina británica.

3. El hijo del rey se casó con una madre soltera

El hijo del rey, el príncipe heredero Haakon, siguió el ejemplo de su padre y se enamoró de una plebeya, a quien conoció en un festival de rock. Pero a diferencia de la modesta y encantadora Sonja, Mette-Marit fue perseguida por su pasado con circunstancias agravantes. La chica tenía un hijo ilegítimo, y en su juventud probó sustancias ilegales.

La sociedad no estaba lista para aceptar esta elección de heredero. Entonces, el príncipe convocó una conferencia de prensa, durante la cual todo el país observó con inquietud cómo Mette y Haakon hablaban de su amor. La sinceridad de los amantes convenció a la gente de Noruega, incluso los cínicos empedernidos estaban a punto de derramar algunas lágrimas.

Sin embargo, esta alianza dañó la reputación de la familia real. Pero la situación mejoró tan pronto como nació la hija de la pareja. Mette-Marit dio a luz a dos hijos: en 2004, a la princesa Ingrid Alexandra, y luego, en 2005, al príncipe Sverre Magnus. Mientras tanto, Haakon incorporó a la familia a Marius, el hijo ilegítimo de su esposa.

4. Princesa Ingrid Alexandra — la futura reina de Noruega

La princesa Ingrid Alexandra es una niña única, porque se convertirá en la primera reina del país después de la reforma de sucesión introducida en Noruega. Anteriormente, el país había sido gobernado por una mujer solo una vez, a fines del siglo XIV. Por lo tanto, Ingrid Alexandra será la primera reina de Noruega en los últimos seis siglos.

Este hecho inspira a las mujeres noruegas, que se consideran muy emancipadas. Por ejemplo, en el país se considera normal si un hombre pide licencia por paternidad para cuidar a su niño. Por lo tanto, la princesa goza de mucha popularidad. La futura reina ya conquistó los corazones de sus súbditos con su buen genio y amabilidad, no hay duda de que será una monarca sabia y piadosa.

5. La mayor virtud de la familia es el sentido del humor

Al príncipe Haakon le encanta gastar bromas y bajar el grado de patetismo en los eventos oficiales. Por ejemplo, causó una carcajada cuando desapareció durante el aniversario de sus padres, y luego volvió a aparecer, pero sin barba, que nunca antes se había afeitado. Además, durante la tradicional salida familiar al balcón, el príncipe heredero y su esposa comenzaron a cantar junto al coro de niños, y luego el heredero incluso bailó.

Por cierto, el príncipe Sverre es el espíritu e imagen de su padre: en el mismo balcón, ese mismo día, siguió el ejemplo de su papá y se puso a hacer caras graciosas y bailar. Los medios de comunicación tienen muchas oportunidades de capturar las payasadas del príncipe.

El abuelo de Sverre, el rey Harald V, a menudo causa una gran risa entre los diputados con sus declaraciones durante los eventos oficiales. Por ejemplo, debido a su edad, los periódicos, de vez en cuando, publican rumores sobre su muerte, pero Harald no deja de ridiculizar estas noticias y demuestra lo contrario de todas las maneras posibles.

6. La realeza es aficionada a los deportes

La familia real noruega, a diferencia de otros monarcas, practica deportes, y con mayor frecuencia, aparece más en competiciones deportivas que en eventos sociales. A la mayoría de los gobernantes de Noruega les encanta navegar. El rey Harald V incluso representó a su país en los Juegos Olímpicos de 1964, 1968 y 1972, y su padre, Olaf V, fue incluso un campeón olímpico.

En 2015, Harald y su esposa, la reina Sonja, viajaron a la Antártida. Además, la pareja es aficionada al ecoturismo. Por supuesto, los niños siguen el ritmo de sus progenitores: practican equitación, regata de vela, esquí y surf, van de campamento donde duermen al aire libre.

7. Cuidan el medio ambiente

El príncipe heredero Haakon lleva 15 años conduciendo un auto eléctrico. El palacio familiar está equipado con paneles solares, y casi no hay plástico en la residencia del príncipe Skaugum. El príncipe y su esposa instan a cuidar el medio ambiente, reducir el consumo de agua y electricidad.

La familia real trata de no usar prendas de piel natural. Por lo tanto, Kate Middleton, durante una visita oficial a Noruega, se destacó entre todos con su gorro de piel esponjoso. El país planea cesar por completo la producción de piel para 2025.

8. Aprecian la vida simple

¿Te imaginas a la realeza utilizando el transporte público? En Noruega, los pasajeros de los trenes, al parecer, no se sorprenden en absoluto de que el príncipe viaje con ellos en el mismo vagón. La familia real no suele pasar sus vacaciones en una isla privada, no se esconde detrás de una valla alta y no contrata guardaespaldas enormes. Por ejemplo, el verano pasado, el príncipe heredero fue con su familia a Ibiza, donde tomaron el sol acostados en la playa pública junto a otros vacacionistas.

Mette-Marit no lució un vestido de novia lujoso (eligió la marca local poco conocida Ove Harder Finseth), no tuvo un alta solemne de la clínica de maternidad, como es habitual, por ejemplo, en Gran Bretaña o España. Los padres siempre desearon que sus hijos tuvieran una infancia normal como la de todos los demás, con juegos en la calle y travesuras. Por cierto, el príncipe y la princesa estudian en una escuela secundaria normal.

9. Marta Luisa es una rebelde en el buen sentido

La princesa más de una sola vez violó el protocolo, eligió jeans rasgados en lugar de vestidos, trepó a los árboles donde soñó con la vida ordinaria. Rechazó el título y el dinero del Estado, ahora vive en una casa común, conduce un camión y paga impuestos. Se ocupa de los niños, a veces recurriendo a la ayuda de una niñera o una empresa de limpieza, como hacen muchos noruegos. Creó varias fundaciones de caridad para apoyar a personas discapacitadas, gravemente enfermas, atletas y jóvenes talentos.

Además, Marta Luisa se hizo famosa por su divorcio y su nueva relación con una persona que se hace llamar un chamán espiritual. La propia princesa se considera clarividente.

10. El hijo de la princesa heredera Mette-Marit y su novia son los Meghan y Harry noruegos

Marius, de 21 años, rechazó la ejecución oficial de los deberes reales y ahora asume todos sus gastos. Recientemente, comenzó a salir con la modelo Juliane Snekkestad, conocida por sus fotos en revistas para hombres. Los medios anunciaron una verdadera cacería de la pareja, comparando a los amantes con el duque y la duquesa de Sussex, ya que Meghan Markle es famosa por su provocativa sesión de fotos para Men’s Health. La casa real defendió a la pareja, diciendo que Marius tenía derecho a la libertad en su vida personal.

¿Crees que la familia real noruega puede competir con los monarcas británicos? ¿O es que Mette-Marit no está a la altura de Kate Middleton?

Imagen de portada AFP / EAST NEWS