12 Reglas estrictas que los invitados a las bodas reales deben seguir, pero algunos no las acatan

Miles de niñas crecieron soñando con casarse algún día con su príncipe azul en una ceremonia inolvidable. Una vez adultas, muchas de ellas se tomaron la realidad un poco más en serio y pasaron de verse como la novia a plantearse la idea de que algún día las invitasen a una boda real. La verdad es que ambas opciones son un poco remotas, pero nadie quita que una invitación de esa magnitud llegue algún día. Antes de que te lo preguntes, sí, como todo en la realeza, también hay un protocolo que los asistentes deben obedecer.

En Genial.guru hemos hecho una lista de varias reglas que deben seguir las personas invitadas a una boda real. Al final del artículo, encontrarás un bono.

1. Los vestidos de las mujeres deben llegar a la rodilla

La mayoría de las bodas reales se realizan de día, por lo que el código de etiqueta permite usar vestidos que no sean largos, hasta el piso. Sin embargo, mostrar un poco más de piel no implica excederse, y es que la norma dicta que los vestidos de las mujeres deben ir, como mínimo, a la altura de la rodilla, nunca más arriba.

2. Los hombres deben usar uniforme, chaqué o traje de calle

En cuanto a los hombres, lo normal es que usen sus uniformes militares, si los tienen. De lo contrario, se espera que asistan con chaqués, el traje de máxima etiqueta para los hombres en los eventos de día; está compuesto por levita, chaleco, corbata y pantalón. La siguiente opción es el traje de calle, esta prenda siempre suele ser negro, azul o gris, y permite llevar las condecoraciones en la solapa izquierda

3. Las mujeres deben llevar un sombrero

Uno de los elementos esenciales que uno suele ver en todas las bodas reales son los sombreros, pero no es que todas las mujeres se pongan de acuerdo para llevarlo, sino que la etiqueta así lo exige. En la boda del príncipe William, las princesas Beatriz y Eugenia causaron furor con sus elecciones, pero en la ceremonia de Harry y Meghan, Beatriz eligió no usar ninguno, lo que supone una violación a la regla.

4. Los tonos crema y blanco están reservados para la novia y el cortejo

Como en muchos países, los tonos claros, como el crema, el beige y, por supuesto, el blanco están reservados para la novia y su cortejo, por lo que resulta de muy mal gusto aparecer en la ceremonia luciendo prendas de estos colores. Para la realeza, no solo está mal visto, sino que está prohibido; por ejemplo, Kate Middleton usó un vestido de color claro en la boda de su hermana, Pippa, pero, dado que ella era parte del cortejo, su elección estuvo bien. De igual modo, Pippa vistió un tono claro para la boda de Kate, pero era su dama de honor.

5. Las mujeres no pueden usar zapatos con tacón corrido, demasiado altos ni con abertura frontal

Se dice que a la reina Isabel no le gustan mucho los zapatos de tacón corrido y, de hecho, nunca se le ha visto usarlos. Sin embargo, Kate Middleton parece encontrarlos bastante cómodos y ha hecho distintas apariciones con este modelo de zapato, aunque nunca en presencia de Su Majestad. Como es de esperarse, este tipo de calzado no es apto para una boda real. Tampoco se permiten los tacones excesivamente altos ni con abertura frontal en el dedo pulgar.

6. Los vestidos de las mujeres deben cubrir sus hombros

Aunque quizás pocos lo han notado, este es un patrón que se repite en todas las bodas reales, y es que es parte del protocolo. Eso no significa que las mujeres no pueden llevar vestidos escotados, pero, si lo hacen, deben usar una chaqueta encima que cubra esa parte de su cuerpo. En la boda del príncipe Harry, Chloe Madeley rompió la regla al usar un vestido de tiras sin nada encima.

7. Tomar el té con la bolsita dentro de la taza es de mal gusto

En la informalidad de nuestro hogar, tomarnos una taza de té con la bolsita todavía dentro del recipiente es de lo más normal. Sin embargo, este simple acto coloquial es de muy mal gusto de acuerdo con la etiqueta y, por ende, entre los círculos reales. Según el protocolo, la bolsa debe dejarse reposar de 3 a 5 minutos y sacarse de la taza antes de beber el líquido.

8. También es de mal gusto tomar el té con el dedo meñique extendido

Otra norma que muchos han aplicado incorrectamente es la de extender el dedo meñique mientras se bebe el té, pues se considera grosero y elitista, por lo que realizar este gesto durante una boda real sería imperdonable. La forma correcta de ubicar el dedo es traerlo junto con el resto de la mano y usarlo como una especie de soporte en la parte inferior de la taza.

9. Los invitados deben usar los cubiertos de forma correcta y según las reglas del Reino Unido

En general, los habitantes del continente americano usamos los cubiertos según las reglas de EE. UU. y poco o nada se sabe de sus cambios cuando se pisa territorio europeo. Una de las reglas del protocolo real especifica que los cubiertos deben usarse según las reglas del Reino Unido, según las cuales, por ejemplo, el tenedor no se pasa a la mano derecha al comer, sino que se mantiene en la mano izquierda y se lleva a la boca.

10. Las integrantes de la familia real deben usar esmaltes de colores neutros y suaves

Una de las reglas más estrictas de la realeza está vinculada a la apariencia de las manos, y es que el uso de colores de esmalte fuertes y llamativos se considera inapropiado. En las bodas reales, esta no es la excepción, aunque esta restricción está más dirigida a los miembros activos de la casa real.

11. Los invitados condecorados deben evitar portar sus medallas y placas

Si bien dijimos que se les pide a los hombres vestir sus uniformes, también es cierto que se sugiere que estos vayan sin sus medallas y placas, pues se puede prestar a confusiones, como le ocurrió a David Beckham en la boda del príncipe William cuando se puso su condecoración del lado incorrecto de la solapa. Esta regla también aplica para las mujeres que ostenten títulos o reconocimientos especiales otorgados por la Reina.

12. Las mujeres deben llevar pantimedias

Otro de los temas estrictos en el protocolo real hace referencia a las piernas y al hecho de no exhibir la piel directamente. En las ocasiones en las que usan vestidos hasta la rodilla, como es el caso de las bodas reales, es obligatorio llevar debajo pantimedias del tono de la piel. Sin embargo, durante su paso por la realeza, Meghan Markle rompió esta regla en diversos eventos de menos categoría.

¿Cómo crees que influyen las normas de protocolo en la realización exitosa de un evento? ¿Cuál es la regla propia que aplicas en tu vida?

Compartir este artículo