13 Actores cuyo talento es tan único como su apariencia

Cada persona es única e invaluable. Cada rostro es una historia personal, que es mejor no evaluar en partes, sino tomarlo tal como es. A menudo, en la pantalla o en el podio puedes ver a personas que parecen no tener nada en común con los cánones de la belleza, pero los directores y diseñadores de moda no quieren ver a nadie más en su lugar.

En Genial.guru estamos seguros de que estos actores alcanzaron el éxito no por cumplir con los estándares del mundo del cine o la moda, sino porque no temían ser ellos mismos.

Vincent Schiavelli

La apariencia inusual de este actor estadounidense de origen siciliano es causada por el síndrome de Marfan, una patología hereditaria del tejido conectivo.

A pesar de la enfermedad, “el hombre con ojos tristes”, como fue llamado en Hollywood, durante su vida logró participar en 159 películas. Las películas con su participación “Una mujer descasada”, “Ghost, la sombra del amor”, “Amadeus” y “Atrapados sin salida” fueron nominadas al “Oscar” y las dos últimas lo recibieron.

Vincent también fue un talentoso especialista culinario. Lanzó 3 libros de recetas y publicó muchos artículos sobre comida.

Kristen Stewart

Con una apariencia completamente distinta a Hollywood, Kristen se convirtió en la protagonista de la saga de fantasía “Crepúsculo” y protagonizó más de 50 películas más. También es la imagen de las marcas de moda Chanel y Balenciaga.

Kristen dice sobre sí misma: “Solo si te respetas y te amas a ti mismo, alguien más lo hará también”.

Steve Buscemi

Tiene los ojos saltones, con estrabismo característico y sonrisa carnívora: es tan llamativo que a veces eclipsa a los personajes principales, desempeñando un papel memorable.

Steve es un actor muy popular, su filmografía cuenta con casi 160 películas. A menudo interpreta papeles de psicópatas y bandidos. En 2011 recibió el “Golden Globe” por el papel de jefe del mundo criminal.

Whoopi Goldberg

Una de las pocas celebridades galardonada con cuatro grandes premios estadounidenses: Oscar, Grammy, Emmy y Tony. En su repisa también hay 2 “Globos de Oro”, BAFTA y una estrella en el Paseo de la Fama: estamos hablando de Caryn Elaine Johnson.

El alias “Whoopi” proviene de su apodo infantil “whoopee cushion” (cojín de pedorretas).

Michael Berryman

El actor nació con displasia ectodérmica anhidrótica. Esta anormalidad genética rara conduce a una falta completa de cabello, dientes y uñas, así como a un aumento en el hueso frontal.

La apariencia característica de Michael a menudo atrae a cineastas de películas de fantasía y terror. Durante sus 69 años, el actor participó en más de 90 películas y actualmente continúa trabajando.

Devon Aoki

La estatura baja, las pecas en la cara y el atípico aspecto asiático no impidieron que Devon, que tiene mezcla de sangre japonesa, alemana y británica, lograra el éxito, primero en el negocio del modelaje y luego en el cine.

“La definición de belleza es solo una cuestión de juicio. Para mí, la belleza real tiene poco que ver con el aspecto de la cara o el cuerpo de una persona ”, cree Devon, y estamos totalmente de acuerdo con ella.

Woody Harrelson

“No soy George Clooney, pero la vida sigue siendo increíble”, dice Woody Harrelson, que no puede calificarse como un hombre guapo de Hollywood, pero su carisma y talento para actuar le permitieron progresar seriamente en las películas. Tiene más de 90 películas en su cuenta.

Vanessa Paradis

A la edad de 15 años su álbum debut se hizo platino, a los 16 años actuó en una película, y a los 18 años se convirtió en la cara de Chanel. La apariencia de esta cantante, actriz y modelo francesa está lejos de los cánones habituales, lo que no impide que Vanessa experimente exitosamente con su imagen.

Marty Feldman

Los ojos abultados debido a la hiperactividad de la glándula tiroides, la nariz torcida, lesionada durante las prácticas de boxeo, y la operación fallida en la cara después de un accidente de tráfico hicieron la apariencia del actor tan inusual y reconocible.

Sus personajes en su mayoría son cómicos, pero Marty además de actuar en las películas, también fue un director exitoso, guionista y poeta.

Reese Witherspoon

Para algunos es “legalmente rubia”, otros recordaron su papel en “Amores en colores”. Tiene más de 50 roles, es ganadora de los premios Oscar, Golden Globe y el premio BAFTA a la mejor actriz.

“Tengo celulitis y estrías, y siento cierto temor a los estándares de Victoria’s Secret. Hollywood es una carrera sin fin, pero es una carrera a ninguna parte. No existe victoria. Nunca ganarás una competencia por atractivo. Solo quiero ser más perfecta de lo que soy ahora”, dice Reese.

En 2006, la revista FHM le otorgó su 34º lugar en el ranking de las 100 mujeres más sexys del mundo.

Forest Whitaker

El actor, que actuó en más de 120 películas, tiene una apariencia llamativa y un compromiso absoluto con cada rol. Fue galardonado con el “Oscar”, “Golden Globe”, BAFTA, “Emmy” y muchos otros premios.

Un día le preguntaron a Whitaker sobre su párpado izquierdo. ¿Sabes lo que dijo? “¿Mi ojo? Es algo genético. Mi padre lo tenía de esa manera, ahora lo tengo yo. No pienso en ello y no creo que me vea peor o algo así. Así es la cosa”.

Sigourney Weaver

A los 14 años, la actriz cambió el nombre de Susan y se convirtió en Sigourney. “Cambié mi nombre porque no me gustaba ser Sue o Susie. Me pareció que, dado que soy tan alta, necesito un nombre más auténtico. ¿Y qué tengo en resultado? Ahora todos me llaman Shig o Siggy”.

A pesar de las preocupaciones por su propia altura (1.82 m), Sigourney desarrolla con éxito su carrera de actríz desde hace más de 40 años, tiene 2 Globos de Oro y participó en 80 películas.

Ron Perlman

Ron interpretó su primer papel importante en la serie “La Bella y la Bestia”. Por el papel del monstruo Vincent, recibió el Golden Globe como el mejor actor de televisión. Pero la verdadera gloria vino a él después de interpretar a Hellboy.

“Parte de mí es un monstruo que siempre he sentido. Puedes esconderte o luchar con él, o aceptarlo y comprender que estas son todas las partes que te hacen único, te definen y te motivan”.

Como puedes ver, el mundo sonríe a aquellos que están en armonía consigo mismos, y la apariencia no tiene nada que ver con ello.

No olvides quién eres en realidad, y ámate a ti mismo.

Compartir este artículo