Genial
Genial

13 Actores cuyos motivos para rechazar papeles en películas resultan no solo ingenuos, sino necios

Famosos vemos, personajes rechazados no sabemos. Es normal que haya cambios de opinión cuando una película está en proceso; sin embargo, las razones por las que algunos actores terminan renunciado a un proyecto, en ocasiones, no son tan comunes. De hecho, hay veces en las que los motivos de las renuncias son tan surrealistas e improbables que merecen ser conocidos y que se hable de ellos.

Las causas son tan diversas como las opciones; por eso, en Genial.guru nos encargamos de recopilar los argumentos más extraños e inverosímiles que pudimos encontrar.

1. Tom Cruise y las dudas sobre las necesidades fisiológicas

La producción de El joven manos de tijera contemplaba a Tom Cruise como uno de los mejores para el papel y por supuesto que al actor le encantó la idea. De hecho, se entusiasmó tanto que comenzó a hacer todas las preguntas que pudo sobre el personaje y, cuando se negaron a decirle cómo hacía Edward para ir al baño, Cruise decidió abandonar la producción.

2. Liam Neeson y su matrimonio

Para protagonizar GoldenEye: el regreso del agente 007, Liam Neeson estaba entre los candidatos preferidos, pero también estaba comprometido con Natasha Richardson. El actor cuenta que su prometida le dijo: “Cariño, si te ofrecen ser James Bond y aceptas, no te vas a casar conmigo”.

Después de eso, el papel se lo llevó Pierce Brosnan y Neeson gozó de un matrimonio excepcional por 25 años.

3. Pierce Brosnan y la ropa interior

Si anteriormente mencionábamos que Pierce Brosnan tomó el papel de James Bond que Liam Neeson no quiso, en este caso fue él quien rechazó ser Batman en la versión de Tim Burton de 1989. Según afirmó, no podía tomarse en serio una versión del personaje que llevaba la ropa interior por fuera.

Aunque el actor aseguró que el superhéroe era uno de sus favoritos en la infancia, el vestuario elegido fue más que suficiente para hacerlo rechazar el papel y no arrepentirse de su decisión.

4. Ewan McGregor y las llamadas telefónicas disuasorias

Ewan McGregor estuvo cerca de protagonizar Psicópata americano hasta que una llamada telefónica lo cambió todo. Christian Bale se dio a la tarea de llamar a varios de los candidatos para decirles que el protagónico sería suyo y que debían renunciar a la película. Eso sí que son ganas de interpretar a un personaje.

5. Al Pacino y el entendimiento

El papel de Han Solo habría pertenecido a Al Pacino si tan solo hubiera entendido el guion. De acuerdo con el actor, ha rechazado varios papeles importantes en el pasado “por no saber qué es bueno” y su participación en La guerra de las galaxias acabó en esa lista por no llegar a comprender la trama.

6. Anne Hathaway y las cosas del embarazo

Anne Hathaway estaba lista para el protagónico de Ligeramente embarazada hasta que leyó cómo sería la escena en la que daba a luz. Por ese tiempo, la actriz no había sido madre todavía, se sintió algo intimidada por la interpretación y prefirió dejar de lado el papel. Katherine Heigl lo tomó sin ningún miramiento.

7. Mark Whalberg y su gusto por los detalles

Mark Whalberg ha rechazado varios papeles por razones extrañas, pero puede ser que el protagónico en Donnie Darko sea de los más controversiales. ¿La razón? No le permitieron hacer que Donnie hablara con ceceo, y eso fue motivo suficiente para que Whalberg renunciara a la oferta. Finalmente, llegó Jake Gyllenhaal para interpretar al protagonista de una historia diferente y muy atrapante.

8. Russell Crowe y su deseo de alejarse de los lobos

Antes de que Hugh Jackman se convirtiera en Wolverine, el papel había sido ofrecido a Russell Crowe. El actor estaba un poco cansado de ser asociado con lobos después de aparecer en Gladiador. Ese fue el motivo por el que prefirió rechazar la oportunidad, ya que pensó que interpretar a este superhéroe en ese momento acabaría causándole problemas.

9. Jason Momoa y las playeras

Jason Momoa hubiera formado parte de Guardianes de la Galaxia de no ser porque el personaje de Drax le traía recuerdos de actuaciones anteriores. Momoa no quiso interpretar de nuevo un papel en el que “hablara poco, le pintaran el cuerpo y le quitaran la playera”, como lo hizo por cuatro años en Stargate Atlantis. Además, el actor afirma que Dave Bautista fue la mejor opción para el papel.

10. Tim Roth y sus ganas de mantener su rostro alejado de las loncheras

A pesar de que ahora es difícil imaginar a un Severus Snape distinto a Alan Rickman en las películas de Harry Potter, fue Tim Roth quien estuvo cerca de conseguir el papel. Todo iba bien hasta que se lo pensó mejor.

De acuerdo con el actor, no estaba listo para que su cara apareciera en loncheras y otros objetos promocionales y para ser recordado únicamente por eso. Al final rechazó el papel por hacer El planeta de los simios y no parece arrepentirse de su decisión.

11. Ralph Macchio y la poca fe en las píldoras de plutonio

La estrella de Karate Kid se habría convertido también en el inolvidable Marty McFly si hubiera creído un poquito más en la historia. Cuando le ofrecieron el papel, Macchio pensó que la trama se reduciría a “un chico, un auto y píldoras de plutonio”, y eso no le pareció para nada atractivo. Esa incredulidad fue la que le hizo dar un paso atrás para que Michael J. Fox diera vida al protagonista de Volver al futuro.

12. Charlize Theron y la edad

Cuando Charlize Theron recibió la oferta para aparecer en Mujer Maravilla, estuvo feliz de poder acercarse y conocer más sobre esta heroína hasta que cayó en la cuenta de un detalle importante: no sería la protagonista, sino su mamá.

En ese momento, Charlize quiso hacer ver que aún no era tan mayor como para interpretar papeles de madre y dio un paso atrás para que Connie Nielsen, diez años mayor que ella, se quedase con el papel de la reina Hipólita.

13. Gale Sondergaard y la vanidad por delante

Rechazar personajes no es algo reciente o de las nuevas estrellas del cine. En 1939, Gale Sondergaard se negó a ser la Bruja del Oeste en El Mago de Oz cuando el personaje pasó de ser una mujer poderosa y con glamur a tener un aspecto desagradable, ya que “no quería parecer fea”. Fue sustituida por Margaret Hamilton, a quien no le importó ser transformada para dar vida a la villana.

¿Por qué crees que los actores que tomaron el relevo fueron la mejor opción? ¿Qué otros actores que conoces rechazaron un papel?

Genial/Famosos/13 Actores cuyos motivos para rechazar papeles en películas resultan no solo ingenuos, sino necios
Compartir este artículo