Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

8 Famosas a las que quisieron obligar a adelgazar, pero ellas no le hicieron caso a las críticas y alcanzaron el éxito

Al mirar a J. Lo, a Misty Copeland o a Jennifer Lawrence es difícil imaginar que hubo un momento en el que sus cuerpos no cumplían con los estándares de belleza generalmente aceptados. Pero estas mujeres lograron convertir en fuerza lo que se consideraba su debilidad, demostrando públicamente que no hace falta seguir los estereotipos para amarse y ser exitosa.

Genial.guru cree que no hay nada de malo en la belleza natural. Hemos recopilado historias de varias personalidades famosas que en su momento lograron defender su derecho a ser ellas mismas y, como resultado, llegaron al éxito.

Jennifer Lopez

Jennifer López es una de las cantantes más exitosas de su generación, una famosa bailarina, actriz y productora. Más de 75 millones de copias de sus discos han sido vendidos en todo el mundo. Y hace poco, el Consejo de Diseñadores de Moda de América (Council of Fashion Designers of America) nombró a J. Lo. la mujer más elegante de 2019. En muchos sentidos, a Jennifer le ayudó a llegar al éxito su famosa figura, que se ha convertido en uno de los íconos de moda más exitosos de nuestro tiempo.

Sin embargo, las cosas no siempre fueron tan bien. En una entrevista con InStyle, Jennifer Lopez dijo que al comienzo de su carrera varias personas de la industria del entretenimiento le dieron a entender que no le haría daño “perder unos cuantos kilos”. Pero a la joven no le importaba su opinión. Y como ha demostrado el tiempo, tenía toda la razón.

Amber Tamblyn

Amber Tamblyn es una poetisa y actriz estadounidense. Protagonizó muchas películas, incluyendo “La llamada”, “Django sin cadenas”, así como la serie de televisión “Doctor House” y “Two and a Half Men”. Es una mujer autosuficiente y segura de sí misma. Sin embargo, no siempre fue así.

En 2008, Amber Tamblyn sufrió la presión de su agente de Warner Bros. La joven había interpretado un papel importante en la película “Un verano en pantalones 2” (The Sisterhood of the Traveling Pants) y recibió el estatus de una joven estrella en ascenso. Su agente (que también era mujer) la lamó para felicitarla por el éxito de la película, al tiempo que no paraba de insinuar durante la conversación que Amber necesitaba perder peso. Esta situación afectó mucho la autoestima de la chica.

Hoy, Amber Tamblyn apoya el movimiento #TimesUp y defiende los derechos de las mujeres en diversos campos.

Misty Copeland

Misty Copeland es una bailarina de ballet que se convirtió en la primera afroamericana del American Ballet Theatre. Esta chica es la encarnación de la gracia. Sin embargo, ni siquiera las bailarinas de ballet están a salvo de los críticos, que afirman que su cuerpo es un instrumento que simplemente debe ajustarse a la estética tradicional del ballet. Al comienzo de su carrera, a Misty se le recomendaba enfáticamente que perdiera peso.

Debido a la presión de la comunidad profesional, ella comenzó a tener problemas de salud. Sin embargo, la joven logró soportar la situación, probando finalmente que la figura no es un obstáculo para un talento. En 2015, Misty Copeland llegó a la lista de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Time.

Ashley Benson

Ashley Benson es una actriz estadounidense, mejor conocida por las series de televisión “Days of Our Lives” y “Pretty Little Liars”. A pesar de su constitución bastante pequeña, la joven también tuvo que enfrentarse al hecho de que se la considerara demasiado rellena para ciertos roles. Ashley se toma este tipo de situaciones con humor y no se preocupa por los números en la balanza, considerando que una persona no debería perder ni un gramo si no siente que lo necesita ella misma.

Ashley Graham

Esta modelo plus size estadounidense inspira a las chicas que piensan que tienen sobrepeso a creer en sí mismas. Al día de hoy, Ashley Graham ha colaborado con varias marcas conocidas, como Ford Models, Glamour, Levi’s, Lane Bryant, Marina Rinaldi y Addition Elle. Es difícil imaginar que esta mujer segura de sí misma alguna vez haya tenido problemas con su autoestima.

En la infancia, la figura poco estándar de Ashley provocaba burlas de sus compañeros e incertidumbre en sus padres, quienes constantemente le señalaban a la niña su sobrepeso. Sin embargo, fue esta “retroalimentación”, así como las insinuaciones explícitas de algunos agentes, lo que obligó a Ashley Graham a volverse inflexible y demostrarles a todos que el mundo de la moda no solo está abierto para las personas delgadas.

Kelly Clarkson

La cantante y actriz estadounidense Kelly Clarkson siempre tuvo tendencia al sobrepeso. Pero después del nacimiento de su hija y de haber subido varios kilogramos más, la mujer se enfrentó a una crítica particularmente terrible en las redes sociales. Los tuits que más se distinguieron por su brutalidad fueron los de la periodista británica Katie Hopkins. Sin embargo, Clarkson no permitió que la crítica viral se le metiera en la cabeza, respondiendo abiertamente a los haters que ella vive en un mundo libre y no le importa lo que la gente piensa sobre su peso.

En 2018, Kelly logró bajar unos 20 kg. La mujer fue diagnosticada con enfermedad tiroidea. Clarkson comenzó a dedicarle mucho tiempo a una alimentación saludable, pero comentó que los ejercicios no son para ella y que nunca la verían en un gimnasio.

Jennifer Lawrence

Si alguien odia la palabra “gorda”, es Jennifer Lawrence. A pesar de la impresionante filmografía, la mujer no es una fanática de las dietas y no persigue las efímeras formas ideales. En una entrevista con la revista inglesa “Harper’s Bazaar”, Jennifer dijo que todos están tan acostumbrados a la delgadez, que cuando una mujer tiene un peso normal inmediatamente se la considera excedida.

La joven declara abiertamente que llamar a alguien gordo por televisión debería ser ilegal. Y que si alguien intenta insinuarle sobre la necesidad de hacer una dieta, ella simplemente lo mandará al diablo.

Tyra Banks

Tyra Banks es una famosa supermodelo, actriz, cantante, productora y presentadora de televisión estadounidense. A pesar del hecho de que hoy en día la mujer demuestra una total confianza en sí misma, en los albores de su carrera tuvo que enfrentar una severa crítica no solo de los medios, sino también de su entorno profesional.

A Banks todavía le duele recordar el momento en que un periódico sensacionalista imprimió su foto en un traje de baño bajo el título “Tyra, la chuleta de cerdo”. Especialmente doloroso para la joven fue también el incidente durante la preparación para el show de Milan 2, cuando dos costureras la llamaron gorda en una conversación. Y algunos diseñadores declaraban abiertamente que no trabajarían con Tyra “debido a sus muslos”.

Hoy, Banks está tratando de inspirar a las mujeres a amarse a sí mismas a cualquier edad y en cualquier condición. Con este fin, posó en traje de baño para la portada de la revista Sports Illustrated Swimsuit. Según Tyra, dedicó esas fotos a todas las mujeres que alguna vez escucharon que no son lo suficientemente buenas debido a su silueta, edad, peinado o cualquier otra cosa.

En una de las entrevistas, la actriz Carrie Fisher dijo que a la industria del cine solo le importa el peso y la apariencia, y que en ese sentido nada ha cambiado en los últimos 38 años de su carrera. La actriz criticó abiertamente la obsesión de Hollywood con las apariencias y señaló que pedirle a una persona que pierda peso, en su opinión, es lo mismo que pedirle que rejuvenezca. Pero, contrariamente a las leyes de la industria de la moda, nuestras heroínas lograron convertirse en verdaderas estrellas y alcanzar picos significativos en su profesión.

¿Y qué manera elegirías tú: pelear contigo misma en un intento de cumplir con las leyes del género u oponerte al sistema y escribir las tuyas propias? ¿Sigues la moda o la dictas?

Imagen de portada eastnews
Compartir este artículo