Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Personas que estaban teniendo un buen día hasta que decidieron cambiar su imagen

Un corte de cabello y un maquillaje perfecto garantizan 100 puntos de atracción. Pero si confías tu apariencia a alguien cuyas manos difícilmente pueden llamarse hábiles, puedes obtener un resultado completamente opuesto. Además, a veces los peluqueros profesionales y los maquilladores pueden “regalarte” un corte de cabello desigual o aplicar sombras que al final parece que te pintaron con carbón.

Genial.guru sinceramente lo siente mucho por los protagonistas de nuestra recopilación de hoy, que tuvieron la experiencia de acudir a estos “profesionales”. Afortunadamente, el maquillaje se puede lavar y el cabello volverá a crecer, y posteriormente recordarás esa transformación fallida con risas, incluso si en aquel entonces te dieron ganas de llorar.

“Pedí que me cortaran 3 pulgadas y me cortaron 5. Además, en casa me di cuenta de que me habían cortado chueco”

“No noté que mi guante se rompió mientras estaba tiñendo mi cabello”

“Soy peluquera y hoy mi colega me cortó el cabello. Confié en ella y no vi mi corte de inmediato. Mi novio dijo que al parecer la hice enojar mucho por algo”

“Tenía que ser un look gótico”

“Mi vecino trató de cortarle el cabello a su amigo”

“’Sí, siempre le corto el cabello a mi papá’, decía ella”

“Una artista de maquillaje me maquilló para una sesión de fotos”

  • Parece que te acaban de manchar los párpados con carbón. Incluso si te hubieras pintado tú misma, viéndote en una cuchara en lugar de en un espejo, habría quedado mejor. © dillGherkin / Reddit

Esto puede suceder cuando tratas de cortar tu cabello tú misma

“Les pedí que me hicieran ojos ahumados”

“Es sorprendente cómo un mal corte puede arruinar la imagen de una chica tan guapa”

“¡Les pedí hacerme un flequillo, pero no me refería a esto!”

“Me rehúso a llamar ’corte de pelo’ a lo que hizo mi esposa”

“Enjuagué mi cabello después de teñirlo, pero al final toda mi piel se tiñó también. Por ejemplo, esta es mi mano”

“Decidí teñirme el pelo de negro. Todo iba bien hasta que me fui a la ducha a quitarme el tinte. Como resultado, se expandió por todo mi cuerpo y, a diferencia de los tintes que he usado antes, coloreó mi piel. Pasé 30 minutos en la ducha tratando de limpiarme, pero no pude, así que ahora soy morada. Y mañana tengo que ir a trabajar”.

“Este fue el color por el que vine y esto fue lo que obtuve”

“Les pedí que me hicieran un gradiente de pelo”

“Mi amiga pagó por esto”

¿Te han pasado cosas similares? ¿Quizás también tu noche se ha arruinado debido a las manos inexpertas de un maquillador o una conocida que terminó solo un par de cursos de peluquería? Cuéntanos.

Compartir este artículo