Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Fotografías de plantas albinas y cómo ocurre esta condición en ellas

5--2
381

Cuando se escucha sobre albinismo, automáticamente nos imaginamos a una persona o animal con pelo y piel blancos. Esto se debe a que existe una falta de pigmentación en ciertos seres vivos, ocasionando la “ausencia de color”. Pero también puede generarse en las plantas, en donde existe una pérdida parcial o completa de la clorofila e interfiere con la fotosíntesis. Y, en este caso, se presenta con un aspecto blanco, destacando así del verdor que lo rodea.

Genial.guru investigó sobre el efecto del albinismo en las plantas para explicar cómo se da dicho fenómeno, añadiendo un bono relacionado a la pigmentación. También recolectó fotos para mostrarte cómo reflejan una belleza inigualable y brindan una mayor variabilidad en entornos naturales.

Si una planta pierde de forma parcial o completa los pigmentos de clorofila, sufre el efecto del albinismo

El albinismo en una planta se caracteriza por la pérdida parcial o completa de sus pigmentos de clorofila, generándose así un problema de fotosíntesis y reduciendo su supervivencia. También existen algunas variaciones conocidas como “hipocromía” o “albiflora”, en donde una especie puede tener flores blancas u alguna otra parte blanca, pero sin perder por completo la clorofila.

Las secuoyas albinas son un claro ejemplo de cómo logran sobrevivir sin la clorofila

La forma que tienen de sobrevivir las plantas albinas es apoyándose en otras plantas, como es el caso de la secuoya albina. Esta especie cuenta con unas espinas blancas de color verde, pero su variante albina presenta unas agujas blancas que no pueden producir clorofila. Gracias a sus raíces, pueden consumir el azúcar obtenido del árbol padre donde han brotado originalmente.

Normalmente, las plantas albinas no logran llegar al tamaño original debido a su incapacidad de producir fotosíntesis. Pero las secuoyas albinas son la excepción, logrando alcanzar una gran altura gracias a la forma que tienen de injertar sus raíces.

Las plantas albinas dependen mucho de factores externos para sobrevivir

Como mencionamos en el apartado anterior, las secuoyas albinas son una excepción por cómo logran sobrevivir en la naturaleza. Pero el resto de las especies que no pueden injertar sus raíces, dependen mucho de la luz, temperatura, condiciones de cultivo y otros factores ambientales.

En ocasiones, se logra superar el albinismo mediante la hibridación somática y el desarrollo de especies híbridas, aunque el factor genético es el determinante para establecer la calidad de vida de una planta.

Por el momento, un estudio teoriza que esta mutación genética es generada por las condiciones del cultivo que afectan al ADN de las plantas. También, que el fenómeno del albinismo se da cuando las plantas son cultivadas artificialmente, en donde la luz influye mucho en un buen desarrollo.

Bono: la pigmentación en las plantas es lo que contribuye a su crecimiento y salud

Todo ser vivo está compuesto por pigmentos que les dan colores característicos tanto en el pelo, pluma o escama como en la piel y los ojos. En el caso de las plantas, la función de los pigmentos es la fotosíntesis, donde usa el color verde con el rojo y amarillo para absorber la luz y generar oxígeno.

Es gracias a la clorofila que las plantas pueden generar energía captada por los rayos del sol, generando ese tono verdoso muy característico de las hojas capaces de transformar la energía lumínica en química.

¿Conocías este dato sobre las plantas albinas? ¿Qué es lo que más te impresiona sobre esta mutación genética?

5--2
381