Genial
Genial

10 Hechos sobre la vida en Italia que nos hicieron preguntarnos “¿Acaso es una broma?”

Pregúntale a cualquier persona con qué asocia a Italia y te expondrá con gusto toda una lista de cosas. Con un alto grado de probabilidad, hablará de lugares pintorescos, cocina deliciosa, casas de moda e incluso la forma de bota que recuerdan los contornos de las fronteras de ese país en un mapa geográfico. Sin embargo, este territorio le depara a todo visitante muchas sorpresas de las que ni siquiera sospecha.

Genial.guru averiguó muchos datos nuevos sobre este país, gracias a los cuales vio a Italia desde una perspectiva completamente diferente.

Existe una “sociedad de platos limpios” a la italiana

Después de una deliciosa comida, los habitantes de Italia realizan una acción llamada fare la scarpetta, que literalmente se traduce como “hacer el zapato”. Toman un trozo de pan, juntan con él la salsa que quedó en el plato y se lo llevan a la boca. Para cualquier chef, un plato limpio devuelto por un consumidor es más elocuente que cualquier cumplido.

Durante décadas, ha habido un debate entre los amantes de este acogedor ritual y los conocedores de los buenos modales sobre lo apropiado que es hacerlo fuera de casa. Como resultado, ganaron los comensales. La etiqueta italiana ahora establece que es apropiado juntar la salsa sobrante con un poco de pan, pero hay que hacerlo con un tenedor. Sin embargo, los lugareños igual lo hacen obstinadamente con sus manos, a menos que estén en un evento formal.

Hay dolencias únicas en Italia

Los italianos pueden explicar una serie de dolencias a su manera. El malestar que no requiere una visita al médico se describe con frases como “Todo es por las corrientes de aire” o “Las estaciones están cambiando”. Tales diagnósticos son universales para dolencias en cualquier parte del cuerpo. Si un lugareño dice “Me golpeó una bruja”, no debes pensar que es alguien supersticioso. Simplemente significa que le dio un tirón en la espalda, por ejemplo, cuando levantó bruscamente una caja pesada.

Descargar el inodoro es todo un desafío para los turistas

Al terminar de hacer sus cosas en un baño público en Italia, los visitantes pueden pasar mucho tiempo allí tratando de encontrar el botón de descarga. En este sitio no es costumbre colocar la cisterna en un lugar que les resulta familiar a muchas personas: en un costado o encima del excusado. Lo común es colgarla justo debajo del techo, a la antigua usanza. Y para descargar, debes jalar de la cadena que cuelga del tanque.

Puedes terminar en la cárcel por juntar conchas marinas en la playa

Los habitantes de Italia se esfuerzan por preservar la naturaleza de sus tierras nativas tanto como sea posible. Por lo tanto, en algunos lugares, por ejemplo en Cerdeña, la costa está bajo una protección especial. Los turistas pueden ser multados o incluso detenidos por llevarse de recuerdo la arena blanca o las conchas marinas del sitio.

El chisme es una parte importante de la vida social

Los lugareños chismean fácilmente sobre sus conocidos. Lo hacen, por regla general, sin intenciones maliciosas. A los italianos simplemente les encanta la comunicación informal, y este tipo de charlas crea una conexión entre los hablantes y ayuda a distraer la atención de los problemas cotidianos. Tanto hombres como mujeres hablarán de buena gana con interlocutores casuales sobre la vida personal de vecinos y conocidos, y también contarán chismes sobre sus colegas.

Los residentes de Italia pueden difundir noticias incluso en medio de la carretera. Si un automovilista ve a un ciclista conocido en el camino, se detendrá y se pondrá a charlar con él, sin prestar atención a los autos que le tocarán la bocina.

Los residentes de Italia no le temen a la edad

En este país, la cifra que figura en el pasaporte no se considera un criterio para evaluar la vitalidad de una persona. Los residentes de Italia se sienten cómodos a cualquier edad. Tanto las mujeres como los hombres no utilizan frases como “Soy muy viejo para eso”, por ejemplo, al negarse a ir a una cita o a un club nocturno a la edad de 60 o 70 años.

Una usuaria de la red contó cómo su esposo italiano ofendió sin querer a su pariente de 80 años, diciendo que “todavía era hermosa”. La mujer estaba genuinamente indignada: “¿Por qué demonios perdería mi atractivo?”. No la convenció ningún argumento sobre los cambios naturales relacionados con la edad.

A los italianos no les importa mostrar sus sentimientos en público

La sociedad italiana no condena ninguna expresión de sentimientos y emociones, independientemente del género. Los hombres no dudan en romper a llorar si su equipo de fútbol favorito pierde o por el final especialmente conmovedor de una película. Además, los italianos se reirán alegremente si están de buen humor y estallarán en una diatriba enojada si no les gusta algo.

  • Mi familia estaba de vacaciones en Italia. Nuestro punto final fue la ciudad de Bari. Decidimos ir al aeropuerto en autobús, cargados de maletas. Había una multitud de otras personas como nosotros. Como resultado, se formó una montaña de maletas en medio de la cabina, y algunos italianos apenas lograban pasar. ¡Y entonces un anciano explotó! Hablaba con tanta emoción, gesticulando de tal manera que era imposible apartarse de su performance. Otros italianos lo apoyaron. Yo no entendía el idioma, pero estaba muy claro dónde le gustaría ver a todos los turistas. Esta diatriba fue más colorida que todas las que vimos en 20 días en Italia. Me gustó mucho. © SurferBob / Pikabu

Un período largo al estilo victoriano desde el compromiso hasta la boda es algo común

Los hombres italianos, por regla general, hacen una propuesta de matrimonio a su elegida fácilmente y sin mucha vacilación. Pero entre la fecha de la entrega del codiciado anillo y la boda pueden pasar muchos años. Y cuando los enamorados estén listos para la boda, intentarán programarla para un domingo: este día de la semana se considera el más favorable, a diferencia del viernes.

En caso de divorcio, pueden ordenar el pago de la pensión alimenticia al excónyuge

Si el amor se termina y los cónyuges deciden divorciarse, entonces la parte económicamente más débil puede reclamar una pensión alimenticia. Su monto lo determina el tribunal en cada caso individual. El plazo para el pago de la pensión se termina únicamente si el beneficiario se vuelve a casar.

  • Solo les daré un ejemplo. Mi marido dejó un testamento. Pero accidentalmente puso la fecha incorrecta, y debido a eso, no logré cobrar la herencia. Después de 3 meses recibí una “sorpresa”. Resultó que, según las regulaciones locales, ahora tengo que mantener a la primera esposa de mi marido. Además, la pensión que se me asignó se distribuirá de la siguiente manera: el 70 % se destinará a la pensión alimenticia a su favor y el 30 % me quedará a mí. Y entonces todos mis conocidos me dijeron: “No te preocupes, todo estará bien”. Sinceramente no entiendo: ¿qué estará bien? © Svetlana Tavarini / Facebook

Pueden pagarte cerca de 33 000 USD por mudarte a Italia

Los italianos están preocupados por la desaparición de sus pueblos antiguos. Por lo tanto, están dispuestos a apoyar económicamente a quienes deseen establecerse en este país. Pero solo si los recién llegados quieren instalarse en pueblos pequeños y en un futuro próximo abrir un pequeño negocio, ya sea ofreciendo servicios turísticos, dedicándose a la agricultura o a algún oficio.

¿Qué cosas crees que deberíamos aprender de la gente de este soleado país? ¿Y qué, por el contrario, no debería ser un ejemplo para nosotros?

Genial/Lugares/10 Hechos sobre la vida en Italia que nos hicieron preguntarnos “¿Acaso es una broma?”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos