10 Consejos que pueden hacer que tus paredes con papel tapiz luzcan de catálogo

Consejos
hace 1 año

Las opciones para decorar los diferentes espacios de nuestras casas son casi tan variados y diversos como los gustos y personalidades de cada uno, y lo mejor es que si no encontramos una que encaje, siempre podemos adaptar las que ya existen. Esto es lo que sucede con el papel tapiz, una alternativa cada vez más en tendencia que con algunos tips puede hacer de una habitación una imagen de revista.

En Genial.guru, hemos querido compartir contigo los beneficios y las desventajas de las distintas clases de papeles pintados y cómo podemos aprovecharlos en nuestras casas.

1. Papel tapiz no vinílico

Esta clase de papel tapiz no tiene ningún tipo de relieve o textura. Son lisos y con una terminación mate. A pesar de ser los papeles pintados más baratos, también son los que menos se producen.

Son empapelados delicados para limpiar, por lo que no se recomienda para espacios de mucho uso, como las habitaciones de los niños o los pasillos. Tampoco se recomienda para baños o cocinas, ya que no reaccionan bien ante la humedad. Son opciones muy buenas para dormitorios de adultos.

2. Papel pintado vinílico

Los papeles pintados vinílicos son conocidos por su lámina de vinilo en la cara expuesta del papel. Esta capa de vinilo previene las humedades del ambiente, resiste mejor a la luz solar directa y hace que el papel sea lavable. Esta clase de papel es ideal para cocinas y baños, además de lugares de mucho movimiento, como escaleras o pasillos.

3. Papel de colgadura vinílico espumante

Es una clase de papel pintado vinílico que tiene un relieve en la cara que se pega a la pared. Tienen una base más gruesa, por lo que son ideales para paredes con imperfecciones o que están muy deterioradas. Gracias a la base más gruesa, este papel logra disimular los defectos de la pared.

4. Papel texturado o con relieve

Son empapelados con diseños geométricos o de dibujos simples. Tienen una base de papel con relieve y se recubre con barniz o vinílico. Son buenos para paredes con humedad o defectos, por lo que se pueden usar en toda la casa.

5. Papel pintado pintable

También conocido como papel pintado anaglypta, viene con algún diseño en relieve, pero la superficie que queda a la vista es blanca. De esta forma, cada uno puede pintar por encima el color que desee.

A veces, se puede encontrar este papel en liso, lo que lo hace perfecto para las habitaciones de los más pequeños. Sirve como una gran pizarra para que expresen sus dotes artísticas sin dañar la pared o la pintura.

6. Papel pintado textil

Se considera un textil. La base es el papel pintado y a este se le agrega el material tejido, que puede ser tanto sintético como natural. El tejido natural puede ser de un filamento de viscosa, algodón, lino, seda o terciopelo; mientras que si es sintético, es de polivinilo.

Esta clase de papel pintado genera un ambiente de confort y naturalidad, además de que disminuye los sonidos ambientes. Por esta razón, suele funcionar mejor en espacios comunes, como la sala de estar. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, como todo tejido, absorbe los olores del ambiente y no le hace bien la humedad.

7. Papeles con patrones únicos y complejos

Debemos tener en cuenta que donde coloquemos el papel pintado será un lugar al que todas las miradas se dirigirán. Por esta razón, a veces es mejor enfocarnos en resaltar una zona o espacio en particular.

Los papeles pintados con patrones únicos y complejos son una muy buena solución para delimitar espacios o resaltar zonas en una habitación, como la cabecera de la cama o la pared frontal de la sala de estar.

8. Papel pintado con capa vinílica

La capa vinílica puede estar presente en varios tipos distintos de papeles pintados. Si bien los empapelados con capas vinílicas suelen ser más costosos, tienen mayor aislamiento contra la humedad, mejor protección para el uso cotidiano y son lavables.

9. Papeles con franjas horizontales vs. papeles con franjas verticales

Al igual que en la ropa, la orientación de las franjas en los papeles pintados puede impactar la percepción del espacio. Si se desea alargar la imagen visual de la habitación, es mejor incorporar papeles pintados con franjas horizontales; mientras que si se desea que los techos parezcan más altos, las franjas deberían ser verticales.

10. Tamaño del patrón y del espacio

A veces, lo importante del papel pintado no está en sus materiales, sino en cómo su diseño funciona en un espacio determinado. Es fundamental recordar el tamaño de nuestra habitación antes de elegir el papel pintado.

Si es una habitación pequeña, es mejor elegir un papel pintado con un patrón reducido para que se pueda apreciar el detalle del diseño. Sin embargo, si es una habitación grande, es mejor optar por un patrón de mayor tamaño, si no, podría abrumar visualmente la repetición constante del diseño y perderse en el resto del espacio.

¿Qué habitaciones de tu casa quieres decorar o has decorado con papel tapiz? ¿Qué diseño es tu favorito y por qué?

Comentarios

Recibir notificaciones