11 Hechos del modelaje que muestran que en la pasarela no todo es glamur y brillo

Curiosidades
hace 11 meses

Ser modelo es mucho más que lucir prendas estupendas y comer ensalada. Solemos imaginar la vida de estas chicas como un sinónimo de glamur, y aunque en ocasiones es cierto, no siempre pensamos que tras las bambalinas de las pasarelas se ocultan algunas cosas que nos muestran que en el trabajo de una top model hay mucho más que posar y caminar con tacones altos.

Ya hemos explorado el detrás de escenas de la vida de las supermodelos, pero el mundo del modelaje es tan cambiante que aún guarda muchas sorpresas que no conocíamos.

1. Usan cacao en polvo en vez de champú

El cabello de las modelos es sometido a todo tipo de manipulaciones, desde peinados jalados hacia atrás o cambios de estilo aplicando calor hasta encargarse de sostener accesorios escultóricos aferrados al pelo. Siendo este el caso, no es sorpresa que intenten prevenir más daños y resequedad, y para ello prefieren no lavarse el pelo todos los días.

Aunque el champú en seco podría parecer un buen aliado en esta situación, hay modelos como Emily Didonato que prefieren darle un descanso de los químicos a su cabellera, por lo que sustituyen este producto con cacao en polvo. Según la modelo, el cacao es excelente para absorber los aceites de una cabellera oscura.

2. Tienen una técnica diferente para sonarse la nariz

A la gripe no le importa que sea la Semana de la Moda y, a veces, es inevitable que las chicas se contagien unas a otras. Pero una nariz roja y con el maquillaje desgastado no es precisamente un sinónimo de elegancia. Esta es la razón por la que, para limpiarse la nariz, las modelos cubren sus dedos con un pañuelo y los introducen directamente en las fosas nasales, soplando suavemente y sin frotar al final. Puede parecer incómodo, pero así ninguna cámara retratará el resfriado.

3. Usan curitas para tapar los pezones

Allstar / Graham Whitby Boot / Mary Evans Picture Library / East News

Las chicas a veces tienen que lucir prendas tan delgadas que hasta los cubrepezones más finos logran distinguirse; o bien, en ocasiones, las luces tan fuertes del desfile hacen que se transparente la ropa. Para evitar esta mala jugada de vestuario, optan por pegarse curitas en forma de “x” a lo largo del pezón.

4. Su cara está en riesgo todo el tiempo

El negocio del modelaje incluye usar maquillaje espeso, ser maquillada con las mismas brochas que ya fueron usadas con otras chicas y compartir la varita de la máscara para pestañas. Incluso, hay ocasiones en las que tienen que regresar las pestañas postizas para que puedan ser reutilizadas. Como seguro ya lo estarás pensando, este no es el ambiente más higiénico de trabajo, por lo que parece ser que, luego de la adrenalina de la pasarela, solo les queda cruzar los dedos para no tener una infección cutánea.

5. Eliminan el acné con cosas que encontramos en la cocina

Si para nosotros puede ser un poco molesto despertar con un grano, lo es más para una modelo, pues los agentes de casting, los maquilladores y fotógrafos generalmente están esperando a una chica con un rostro libre de imperfecciones. Por ello, suelen tener sus propios consejos de belleza para mantener un cutis saludable.

Para deshacerse rápido del problema, a veces recurren a métodos que seguro hacen que un dermatólogo se retuerza en algún lugar del mundo. Por ejemplo, la bella Tina Johnson asegura que aplicar vinagre como un tónico para el rostro, aunque es doloroso, es efectivo para eliminar el acné de un día al otro. Por otro lado, Thais Borges seca sus granos al instante aplicando un poco de canela en polvo.

6. Posar para las fotografías puede ser doloroso

El dolor muscular es algo con lo que lidian algunas modelos, y no es por el ejercicio. Hacer poses extrañas con contorsiones poco naturales, o bien, ser fotografiada en un lugar muy frío, donde las jornadas usualmente duran nueve horas, suele pasarles factura. “Ninguna cantidad de bebidas calientes y mantas aflojarán los hombros, cuello y espalda al día siguiente”, reveló una chica dentro de la industria.

7. Aplican bálsamo labial en el rostro

Aunque las modelos se ingenian formas diferentes de cuidar su rostro, el aspecto brillante y saludable de su piel no es el resultado de aplicar productos caros ni de usar kilos de crema humectante. Aunque pareciera que este famoso look con el que relacionamos a las modelos es natural porque no vemos ni una sola partícula de escarcha, en realidad el truco está al alcance de cualquiera.

Según una maquilladora de pasarela, ese aspecto se logra aplicando bálsamo para los labios en varias partes del rostro, como lo son los párpados, los pómulos, el puente de la nariz y la parte superior de la boca.

8. No suelen usar la talla correcta de zapatos

El calzado es una fuente de estrés en el modelaje. Y aunque parezca que las caídas en la pasarela son ocasionadas por los diseños extraños, la mayor parte del tiempo ocurren por no usar la talla correcta. A veces, las modelas caminan luciendo unos zapatos que les quedan grandes con el fin de que sus pies parezcan más pequeños y para crear la ilusión de unas piernas más delgadas.

En otras ocasiones, las vemos modelar con un calzado de una talla más chica que entumece los pies, simplemente porque no hay la talla que necesitan. Aunque a veces tienen tiempo de practicar su caminata con el par que usarán, no siempre les dan el tiempo suficiente para evitar las famosas caídas a media pasarela.

9. Cambiar de vestuario no es nada glamuroso

Starface / STARFACE PHOTO / East News

No todas las modelos tienen un camerino para cambiarse a gusto, como se esperaría. Depende de la situación, pueden cambiarse en la parte trasera de una camioneta, en un baño público o esperar mucho tiempo de pie hasta que el staff acomode el equipo necesario. Eso sí, en las fotografías solemos verlas despilfarrando estilo.

10. Viajan con más comida que ropa

La dieta de las modelos es muy importante, y no, no tiene nada que ver con pasar hambre. De hecho, durante la preparación para la pasarela, evitan los bocadillos y, en su lugar, optan por tener comidas grandes y balanceadas que mantengan su energía a tope. Pero, cuando viajan, es difícil encontrar opciones saludables en el aeropuerto, así que a menudo cargan con su propia comida.

Kelly Gale, quien ha modelado para Victoria’s Secret y Sports Illustrated, confesó: “Literalmente, mi maleta siempre contiene al menos un 50 % de comida y, del otro 50 %, al menos dos tercios son ropa y equipo para hacer ejercicio”.

11. El hielo es su gran aliado de belleza

Ya sea que se trate de sumergir la cara en agua con hielo o de simplemente frotar un cubito por el rostro, las modelos confían en el frío para deshinchar la piel. Sin embargo, hay modelos como Kylie Vonnahme, para quienes lo mejor es sumergir todo el cuerpo en agua helada, pues afirma que le da la energía para afrontar eventos tan ocupados como la Semana de la Moda. Y hay quienes aseguran que estos baños fríos también ayudan a reducir la inflamación causada por el estrés y la mala alimentación.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas