15+ Fotos e historias sobre Corea del Sur que revelan la verdadera cara de la vida en este país

Lugares
hace 1 mes

Cuando se menciona Corea del Sur, lo primero que suele venir a la mente son asociaciones con cosméticos de moda, cirugías plásticas y grupos musicales populares entre los jóvenes. Sin embargo, en realidad, este país está lleno de peculiaridades y misteriosas características cotidianas que sorprenden a los turistas. Por ejemplo, existen peculiares pegatinas para la playa o pastas dentales con sabor a fideos.

1. Almuerzo Escolar en Corea del Sur

2. “Cambio en una tienda. En 1972, yo aún no existía, pero estas monedas todavía están en circulación”

3. Aquí realmente se preocupan por las personas que necesitan urgentemente ir al baño. Actualizaciones sobre cuán cerca estás

Señalamientos hacia el baño: “26 metros”, “23 metros”.

4. “Bancas con paneles solares en Seúl. También tienen USB y cargadores inalámbricos”

5. “Cada día, de camino a casa desde el trabajo, paso por esto”

6. “En la playa de Corea del Sur, te pegan una etiqueta especial en la mano que muestra la temperatura corporal”

“Si el color se vuelve amarillo brillante, es necesario volver a medir la temperatura al salir de la playa.”

7. “El color del semáforo también se muestra en el suelo. Así, las personas que miran sus teléfonos pueden ver el señalamiento”


8. “En el ascensor de este edificio, en lugar del número 4, pusieron la letra F. Ya que el 4 se considera un mal presagio”

9. “Desayuno típico en Sokcho


10. “Caminando por los barrios antiguos de Seúl. Hay algo tranquilizador en esta luz dorada”

11. ¿325 km de Seúl a Busan en tren, prácticamente acostado, por 40 dólares? Con mesa, cargador y reposapiés? Claro, ¿por qué no?


12. “Genial. Siempre quise cepillarme los dientes con pasta de dientes con sabor a fideos picantes”

13. Totoro al costado del camino. Bueno, cada país tiene su propio muñeco de nieve

14. “Universidad en Seúl durante el mes de celebración del cumpleaños de Buda”

15. “Cargadores para vehículos eléctricos en el distrito de Kurogu en Seúl. De los últimos instalados en Corea del Sur”


16. “Pequeño restaurante nevado en Seúl”

17. “Muy contento de ver que mi árbol favorito está sano después de todos los tifones y deslizamientos de tierra”

18. “Recientemente, me mudé a Corea. Cuando estaba paseando este fin de semana, vi un letrero: ’Bienvenido a la tumba de la reina Seondeok’”

Bono: Algunas historias sobre Corea y sus habitantes

  • Aquí se considera normal alterar tu apariencia para encajar en un cierto ideal, someterse a cirugías plásticas y vestirse según la moda del momento. Esto significa que puedes encontrarte con cientos de personas que se ven prácticamente iguales. Por lo tanto, es fácil encontrarse en una situación incómoda. Estaba caminando en Corea con mi amigo y su novia. Nos sentamos en un café, y luego salí a tomar aire. La novia también estaba afuera, empezó a charlar conmigo y luego abrazó a alguien más. Pensé: “¿Qué está pasando? Esto no puede ser.” Regresé al café, y todo estaba como antes. La novia de mi amigo estaba sentada tranquilamente en la mesa en el mismo lugar donde estaba hace media hora cuando me fui. Acabo de pasar 30 minutos hablando con una chica al azar con la misma ropa, maquillaje, peinado y características faciales similares después de una cirugía plástica.
  • Llegamos a Corea en busca de trabajo con un presupuesto ajustado. Decidimos pasar la noche en una sauna, un lugar económico donde permiten dormir. Nos vestimos con los trajes proporcionados y nos dirigimos a la ducha. Sin embargo, una empleada se nos acercó insistentemente intentando comunicarnos algo. Fue entonces cuando, al ver a un grupo de chicas, nos dimos cuenta de que nos estaba pidiendo que nos quitáramos toda la ropa. A pesar de sentirnos avergonzados, decidimos entrar a las duchas con los trajes puestos. Más tarde, encontramos un par de colchones y nos acostamos a descansar.
  • En Corea hay supersticiones divertidas. Antes de los exámenes, debes masticar caramelos, que “pegarán” el conocimiento en tu cabeza. Y, lo más importante, nunca debes dejar que tu novio o esposo coma alitas de pollo. De lo contrario, rápidamente “volará” con otra chica.

Cada país tiene sus peculiaridades que pueden ser difíciles de entender para los extranjeros. Sin embargo, a veces incluso los compatriotas de diferentes generaciones pueden no llegar a entenderse. A menudo, esto sucede incluso entre miembros de una misma familia.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas