15 Niños cuyas respuestas y acciones demuestras que les sobra calle

Historias
hace 8 meses

No solemos esperar que un niño sea muy conocedor, porque solo está empezando a descubrir el mundo. Pero, a veces, los más pequeños están dispuestos a asombrar a todos los que les rodean con sus originales e ingeniosos razonamientos.

  • Después del trabajo, decidí llevar a casa a una compañera cuyo coche se había averiado ese día. De camino, recogí a mi hija del kínder, la puse en la silla de seguridad infantil en el asiento trasero y, por alguna razón, durante todo el trayecto estuvo callada, algo muy poco habitual en ella. Mi colega y yo charlábamos, preguntándole, de vez en cuando, algo a mi hija, y lo único que nos contestaba era un seco “sí” o “no”. Supuse que había tenido un mal día en el kínder o que había estado muy activa, por lo que acabó agotada.
    Al llegar a la casa de mi compañera, ella bajó del coche y nosotros continuamos el trayecto. Entonces mi hija dijo con una voz muy seria: “A mamá no le va a gustar nada que una mujer se haya sentado en nuestro coche, en su asiento delantero, ¡en el mejor asiento del coche! Creo que tú mismo lo sabes. Así que no le diremos nada, pero me debes una”. Oh, tengo el presentimiento de que mi futuro yerno vaya a necesitar mucha suerte.
  • Llegué a visitar a mis padres, estábamos charlando en la cocina y entonces pregunté por mi hermano pequeño, ya que pensaba que no estaba en casa. Mi padre dijo que estaba en su habitación, así que me levanté y fui a saludarlo. Entré y acabé en un ambiente festivo. Las paredes estaban adornadas, había regalos envueltos, sonaba Jingle bells, ¡y mi hermano estaba decorando un árbol de Navidad! Le pregunté qué pasaba y me dijo: “¡He decidido hacer una fiesta! ¿Por qué tengo que esperar hasta diciembre? Quiero celebrar la Navidad en agosto, así que voy a celebrar la Navidad en agosto”. Este niño solo tiene ocho años, pero ya creo que va a hacer grandes cosas en su vida.
  • Mi hijo de seis años mira por la ventanilla del coche:
    —Mamá, ¿por qué el cielo es azul?
    —¡Oh, es todo un clásico!
    —¿Qué significa “un clásico”?
    —Tu pregunta. Es una pregunta clásica de los niños.
    —No es una respuesta. Necesito saber por qué el cielo es azul.
    —Mmm... Creo que tiene algo que ver con el reflejo del océano en la atmósfera. O la forma en que el azul se separa del espectro de la luz. O...
    —Podrías decir que lo buscamos por Internet. Esa sería una de las clásicas respuestas de los padres. © Julie Zwillich / Quora
  • Mi hija mayor y la mediana estaban hablando entre ellas y las pude oír: “Normal es, en realidad, simplemente cómo la gente aburrida se llama a sí misma”. Desde luego, no es algo que pueda discutir. © Todd Allen / Quora
  • Cuando nuestro hijo tenía tres años, se inventó el siguiente chiste y nos lo contó una tarde en el kínder. “Un cinturón de seguridad puede salvarte de un accidente, y un cinturón de seguridad está alrededor de tus pantalones. Pero un cinturón de seguridad no puede salvarte de un accidente en tus pantalones”. © Lee Ballentine / Quora
  • Elegí un par de aretes que, según mi esposo y mis amigos, no me quedaron bien, así que fui y los devolví. Mi hija de 6 años me dijo “Mami, lo que importa es si te gusta o no. Y realmente no importa lo que piensen los demás”. © Ami Gariba / Quora
  • En una fiesta infantil titulada Selva, una animadora sugirió a los niños pasar arrastrándose por debajo de una “enredadera” baja. Mario (4 años) caminó por encima. La animadora:
    —Mario, no tienes que pasar por encima, sino por debajo.
    —¿Por qué?
    —Porque pasar por encima es fácil y arrastrarse por debajo es difícil.
    —Razón de más para no ver la lógica.
  • Tengo una hija de tres años. Empezamos una limpieza general en casa, nos observó un poco, se metió en su cama, tomó una manta, se acurrucó y anunció: “Soy un bebé”. Y se puso a ver dibujos animados. Le dije: “¿Cómo puede ser? Ya eres una niña mayor”. Mi hija sacó su mano de debajo de la manta, me tapó la boca y me dijo en voz bajita: “No digas nada”. Qué rápido se dio cuenta de toda lo bonito de la infancia. Ojalá yo lo hubiera hecho en mi época.
  • Cuando mis hijas tenían 4 y 5 años, su madre y yo teníamos la norma de que una vez que decíamos que no, era definitivo. Un día, la más pequeña había pedido algo y se le había dicho que no, pero seguía insistiendo. Incluso su hermana mayor se cansó de sus quejas y le dijo: “Deja de pedir. Cuando dice que no, nunca cambia su decisión”. Rápida como un rayo, la niña de 4 años replicó: “¡Cuando dice que no, nunca cambia MI decisión!”. © Rob Aden Smithers / Quora
  • Un día, estaba visitando un zoológico con mis dos hijos de 5 y 8 años. Vimos un hermoso pavo real con la cola desplegada. El mayor dijo:
    —Los pavos reales machos deben ser hembras y las hembras deben ser machos.
    —¿Por qué?
    —¡Porque las hembras deben ser hermosas! © Amit Mahipal / Quora
  • Ayer, uno de mis estudiantes estaba en un examen. Una niña de primer grado entró en la clase. Le pregunté qué quería y me dijo: “Nada, solo quiero mirar”. Observó detenidamente la pizarra, dirigió su mirada a mi alumno y le dijo: “Chico, si algo no te sale bien, no llores, ¿vale?”. El chico sonrió. Fui yo quien se puso a llorar. De risa.
  • Íbamos al campo toda mi familia y por el camino jugábamos a un juego llamado “Adivina la palabra”. Se trataba de pensar en una palabra cualquiera e intentar que la gente la adivinara respondiendo a las preguntas con  o no. Entonces mi esposa eligió la palabra y todo el mundo empezó a hacerle preguntas. Mi hija mayor y yo preguntamos si teníamos esa cosa, a lo que mi mujer respondió que solo la tenía nuestro hijo, que entonces iba al kínder. Inmediatamente mi hijo gritó: “¡Vergüenza!”. Nos reímos el resto del camino. Bueno, la palabra que mi esposa había elegido era maestra.
  • Cuando mi hijo tenía unos cinco años, estaba sentado en su silla con un aspecto muy pensativo, al principio, y luego satisfecho de sí mismo:
    —Papá, sé qué es algo que tengo más que tú.
    —¿Y qué es eso?
    —¡Los antepasados! Tú eres mi antepasado y todos tus antepasados son mis antepasados, así que tengo más antepasados que tú. © John Knight / Quora
  • Cuando mi hijo menor tenía cinco años, lo llevé a ver El rey león, que acababa de estrenarse en los cines. Después de verlo, le pregunté si le había gustado la caricatura. Me dijo: “Oh, estuvo bien. Pero solo era Hamlet con un nuevo giro. Una vez vimos en familia la versión de Hamlet de 1948 y a mi hijo le encantó. ¡Pero nunca me di cuenta de la conexión entre HamletEl rey león! © Paul Lacy / Quora
  • Mi hija tiene dos años y medio y no pronuncia muy bien la palabra tomate. Mis parientes se ríen a menudo de ello y, una vez más, estando afuera con los vecinos, su abuela le pidió que pronunciara esa misma palabra. A lo que mi hija respondió seriamente: “¡Pepino! ¿Qué, no lo esperaban? ¿Creen que soy tonta o qué?”. Sinceramente, todo el mundo se quedó en shock, incluso yo. Pero por alguna razón me sentí muy orgulloso de mi hija.

Los niños de hoy en día parecen llegar a la vida con conocimientos de sabio. Para muestra solo hay que ver las cosas que son capaces de decir, hacer o imaginar.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas