16 Relatos de padres que quedaron aterrados al escuchar las historias de sus hijos

Historias
hace 2 años

Los niños son conocidos por su sinceridad. Y es que, a veces, lo que dicen es tan cierto que logran asustarnos. Pero además de una gran sinceridad, ocasionalmente cuentan historias que nos dejan perplejos. Después de todo, ¿cómo pueden seres tan pequeños estar tan seguros de cosas que aparentemente no han sucedido?

En Genial.guru, recopilamos para esta ocasión algunas historias de padres que quedaron aterrados al escuchar lo que contaron sus hijos.

  • Mi hijo de 5 años me dijo que se iba a casar con Juliana. No conocía a nadie con ese nombre. Investigué en la escuela, el vecindario, entre los primos, pero no encontré a nadie con ese nombre. Un día le pregunté: “Hijo, ¿dónde vive Juliana?”, y me respondió que aún no había nacido. Lu Macedo / Facebook
  • Compramos un sillón para la casa. Cuando mi hijo lo vio, inmediatamente afirmó que era su sillón, se sentó y dijo: “Mami, ¿puedes traerme una taza de té?”. Yo, riendo, respondí: “¿Desde cuándo te gusta el té?”. Me contestó que siempre le ha gustado tomar té sentado en esa poltrona. Le pregunté desde cuándo tenía esa costumbre y mi hijo, riendo, respondió: “Ay mami... claro, no te acuerdas, han pasado más de 100 años”. Solo tenía 3 años, no podía saber lo que significan 100 años. Renata Arantes / Facebook
  • Mi hijo de 4 años dice todo el tiempo que vivía en Francia. Un día, estábamos viendo la televisión, cuando apareció una imagen del Museo del Louvre, que él ni siquiera conoce. Y dijo: “¡Mira mamá, es el Louvre, en Francia, estuve allí!”. Daniela Gimenez/Facebook
  • Estaba en la cocina preparando el desayuno y mi hijo Nohlan, de 3 años, que estaba sentado a la mesa, me preguntó: “Mamá, ¿por qué hace frío?”. Dejé lo que estaba haciendo y le pedí que repitiera lo que había dicho, así que Nohlan repitió la pregunta y se frotó los bracitos, temblando de frío. Flabiele Rodeghiero / Facebook
  • Mis hijos no conocieron a mi abuelo, pero siempre dicen que lo extrañan. Lo realmente impresionante es que la primera vez que vieron una foto suya lo reconocieron de inmediato. Aline Lucas / Facebook
  • El hijo del vecino, que tenía unos 5 años, vino un día a jugar a mi casa. Estaba sentado en la cama de mi habitación mirando al techo y me dijo: “Tu casa no es bonita, pero me gusta porque ya viví aquí antes”. Maura Stella Albertin / Facebook
  • Un día vimos el anuncio de un coche. Mi hija pequeña estaba jugando en el suelo, y yo, tumbada en el sofá pensando: “¡Dios! ¡Me encantaría tener un coche!”. Luego, de la nada, mi hija se volvió hacia mí y me dijo: “Mamá, necesitas una billetera como la que tiene mi papá para conducir, y Dios te va a dar un lindo auto”. Marcele Siqueira / Facebook
  • Mi hija juega al escondite con su abuelo. Supernormal, incluso la ayudo a buscarlo en algunos lugares. El caso es que ella nunca conoció a sus abuelos. Fran Soares / Facebook
  • Mi mamá le preguntó a mi hermano de 3 años dónde quería hacer su fiesta de cumpleaños. Él respondió: “En ninguna parte, mi fiesta estará en el cielo”. Fue el mes más angustioso de la vida de mi madre. Gracias a Dios, ahora tiene 22 años. Quién sabe de dónde sacó eso. Leticia Imperador / Facebook
  • Una vez le mostré fotos de un parque natural a mi hijo, diciéndole que quería conocerlo. Se dio vuelta y me dijo: “Mamá... es hermoso allí, el río es muy azul y profundo. Hay un montón de rocas grandes como en el Gran Cañón, te van a encantar las flores de colores”. Dayane Reis / Facebook
  • Mi madre estaba embarazada, pero nadie lo sabía, ni siquiera ella. Así que me acerqué y le dije: “¡Mamá, es un niño!”. Me preguntó si me estaba volviendo loca, pero poco después se enteró de que, en efecto, estaba encinta. Juliane Dal Col/Facebook
  • Mi hija de 3 años jugaba como si hubiera alguien ahí, charlando, riendo, hasta que un día le pregunté: “Hija, ¿con quién hablas?”. Ella dijo: “Con mi amiga Bili”. Le pregunté cómo era esta amiga y me respondió que parecía ser un dragón. Tamires Camilo / Facebook
  • ¿Y mi hijo de 3 años que le dijo a su pediatra que él también era médico, pero que se ocupaba de los ancianos? Me pidió incluso que lo confirmara, ya que según él, yo estaba allí, junto a él. Janete Prestes / Facebook
  • Nicollas, mi hijo de 5 años, dijo que antes de estar conmigo, vivía en una casa dentro de mi barriga, jugaba mucho y se tumbaba en una hamaca. Joana Farias / Facebook
  • Mi hijo tenía unos 4 años cuando fuimos a visitar a su abuela, que vivía en otro estado. Tan pronto como llegamos, lo llevé a dar un paseo por el vecindario y le mostré un riachuelo con una pequeña cascada. Al acercarme, le conté historias de cómo mis amigos y yo nos divertíamos allí cuando éramos adolescentes. De pronto me interrumpió, y me dijo: “¡Yo sé de este lugar, ya lo conozco! Yo estaba con ustedes también”. Ze Bambu/Facebook

¿Qué te parecieron estos relatos? ¿Tienes o conoces a alguien que te haya contado una de esas historias que te ponen los pelos de punta? ¡Compártela en los comentarios!

Comentarios

Recibir notificaciones

Cdo mi hija tenia como 5 años, me encuentro una foto de mi visabuela y se la enseñé y me dijo "mamá esa es la abuela q se sienta todas las noches en mi cama y me pasa sus manos por el pelo hasta q me quedo dormida"...

-
-
Responder

Hola, a lo que vosotros llamáis amigos imaginarios... no lo son, ya que cuando somos niños estamos conectados al pasado y al presente que los adultos no ven, además hay personas que nacen con un sexto sentido muy desarrollado que incluso cuando llegan a adultos lo siguen teniendo y más fuerte cada año. Tengo 56 años y aún recuerdo cuando era muy pequeña, de unos 3 a 5 años, meterles los juguetes a mis tíos cuando venían a visitarnos y pedirles que me llevaran a un pueblo concreto porque yo tenía allí otra familia... el caso es que cuando tenía 26 años me fui de vacaciones con mi hermana a otro país y la sorpresa fue mayúscula cuando en el camino empecé a describir con antelación lo que iba a ver en la carretera y a que pueblos pasaríamos, el caso es que mi hermana vió y se le heló la sangre cuando más de 20 años después descubrió que no eran fantasías mías .. que el pueblo existía tal y como siempre lo describí siendo pequeña. Y me han seguido pasando cosas de adulta y... gracias a Dios mi marido ya no se asusta cuando digo algo de sopetón y pasa... ya son 21 años juntos y creo que ya está curado de sustos conmigo.

-
-
Responder

Mí dos hijos tienen amigos "imaginarios". Nunca les digo lo contrario, ya que yo mismo puedo verlos y estos al no ser peligrosos (como otras entidades que si lo son), no se los "ahuyento". El mayor sabía tenés de amiga una nena de unos 4 o 5 años, y el menor a su bisabuela fallecida un par de años antes que el naciera.

-
-
Responder

Hola, desde que mi hijo comenzó a hablar, al estar tranquilos luego del almuerzo, me empezaba a decir bastante angustiado que se tenía que ir. Al preguntarle a dónde, su respuesta no era muy clara, pero era a su casa, porque había dejado solos a sus hijos. Y tomaba las muñecas de su hermana bebé que dormía a esa hora, y las amontonaba, y decía que eran sus hijos. Eran como 9 niños que tenía y su casa era muy pero muy lejos, (yo me imaginaba en algún país como India). Una vez comenzó con su gran problema cuando estaba mi suegra, ella le hizo algunas preguntas diferentes, y le pidió que la invitara a su casa, y claro, el le dijo que era lejos, y ella no importa, vamos en el auto, y la quedó mirando raro, y le dijo que era en avión. Ella me miró, yo me encogí de hombros. Evité hablarle del tema, a no ser que él me contara, porque se ponía muy ansioso, hasta que al fin ya se olvidó del tema. Han pasado muchos años, y aún no le hablo de esa gran pena que tenía.

-
-
Responder

Lecturas relacionadas