17 Profesores que aunque pasen muchos años, seguirán siendo recordados por sus alumnos por mucho tiempo

Historias
hace 1 año

Hoy en día es complicado sorprender a los alumnos modernos, pero una profesora española encontró una forma de hacerlo. Cuando llegó la hora de mostrarles la ubicación de los órganos del cuerpo humano en la clase de anatomía, ella dejó a un lado los aburridos esquemas y maniquíes de plástico. En lugar de eso, llegó a la clase con una bata blanca y cuando se la quitó, resultó tener un traje que mostraba con precisión en dónde se encontraba cada músculo del cuerpo humano.

La editorial de Genial.guru quedó impresionada por la valentía de esta profesora y decidió preparar un artículo sobre algunos docentes, cuya amabilidad y métodos de enseñanza se quedaron grabados en la mente de sus alumnos.

1. “Crio a mi hija sola y no puedo permitirme comprarle todos los materiales para que pueda dibujar. Pero hoy el profesor de de artes plásticas de mi hija le envió este paquete”

2. “En la clase de quinto grado bromeé diciendo que el viernes era el día en el que debían traer el café favorito a la profesora. Ellos lo compraron y me lo trajeron”

3. “Trabajo como profesora y el inicio del día fue algo complicado. Pero después, un niño se acercó a mi con unas flores que había recogido de su jardín”

4. “Durante dos semanas, mi grupo de segundo grado, de forma minuciosa, estuvo pintando mi vestido para una sesión fotográfica con mis alumnos. Creo que quedó increíble”

5. Cuando se les enseña a los alumnos a no llegar tarde con originalidad

  • Tuvimos un épico profesor de historia de la literatura. Tenía una voz baja y una divertida manera de saludar a las personas que llegaban tarde. Cuando alguien intentaba colarse por la puerta, él recitaba con sincera alegría:
    — ¡Buen día, colega! ¡Le esperé! ¡Le esperé lo que más pude! ¡Pero, por desgracia, tuve que empezar sin usted! Debido a que nadie quería verse involucrado en tal emocionante espectáculo, nadie llegaba tarde. © Ekaterina Polyakova / Genial.guru

6. “Este es el reloj de mi profesor. Al parecer, las clases no serán sencillas”

7. “Es bueno cuando la profesora ama los animales”

  • Recuerdo mucho a una profesora, ya que cuando su gato cumplía años, no le ponía malas calificaciones a nadie. © Oídoporahí / Ideer

8. “Les daba clases a los alumnos de cuarto grado. Una chica tejió con gancho una cosita y tímidamente me la entregó. Quedé completamente encantado por el regalo. Desde hace 3 años conservo esto”

9. “Después de 12 años de enseñanza recibí el mejor regalo de uno de mis estudiantes”

“Enseñanza para novatos”.

10. “Dibujé a mi profesor de dibujo”

11. “Soy profesor de música y uno de mis alumnos me hizo este dragón sosteniendo una guitarra. Es muy agradable cuando te valoran”

12. Cuando el profesor tiene un plan B para los alumnos que no se prepararon

13. “Profesor: ’El cielo es azul, lo que significa que lo pintamos de dorado’”

14. A un profesor con sentido del humor se le puede perdonar incluso un examen no programado

  • Nuestro profesor de física tenía la costumbre de entrar al salón de clases y decir: “Señores, saquen una hoja y un lápiz, tendremos examen”. Cuando nos quejábamos diciéndole que no sabíamos que tendríamos examen, él simplemente decía: “¡Eso no los afecta, queridos, yo tampoco lo sabía”. @Svetlana Andreeva / Facebook

15. “Mi esposa está en su última semana con sus alumnos. Les encantan los piratas, así que les preparó bolsas de regalo que parecen cofres de tesoro. El próximo año escolar será maestra de tiempo completo”

“En el interior del cofre hay un libro para colorear con un mapa del tesoro, tizas, monedas de chocolate, plastilina y una goma para borrar con la imagen de un lorito”.

16. “En la clase de latín, un chico de mi grupo no tenía una hoja de papel. Escribió su examen en esto. Y nuestro profesor aún así lo aceptó”

17. Un profesor del cual es difícil olvidarse incluso después de 20 años

  • Nuestro profesor de obstetricia y ginecología se parecía al Dr. Lecter tanto por fuera, como por dentro. Él se la pasó atormentándonos y asustándonos todo el semestre. El día del examen se acercó, me miró fríamente y me dijo:
    — ¿A qué has venido? ¡Vete de aquí!
    Comencé a asustarme y me puse blanca de miedo, él con satisfacción agregó:
    — ¡De todos modos sacarás un 10! © Krona Yo / Genial.guru

¿Qué recuerdos tienes de tus profesores de la escuela o la universidad?

Imagen de portada Krona Yo / Genial.guru

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas