18 Historias fantasmales que podrían obligarte a dormir con la luz encendida

Historias
hace 10 meses

¿Alguna vez has tenido una experiencia paranormal? Muchas personas valientes cuentan que han tenido contacto con seres del más allá o han vivido situaciones sobrenaturales que les dejaron la piel de gallina y una buena anécdota. En otros casos, los fantasmas demostraron que, en lugar de asustar, prefieren jugarle bromas a la gente. De todas maneras, cuando leas las siguientes historias, mantén las luces encendidas, porque nunca se sabe quién o qué podría estar cerca...

¿Quieres sentir más escalofríos? Descubre las historias de niños que han sorprendido a sus padres con un relato asustador. Desde encuentros con fantasmas hasta situaciones difíciles de creer que te dejarán sin aliento, tenemos de todo un poco para ti, incluso imágenes tomadas por los usuarios que podrían probar que lo sobrenatural está muy cerca de nosotros.

  • Solía ser guardia de seguridad en un hospital. Una noche, mientras hacía mis rondas, entré en el ala de cirugía. Caminaba por el pasillo cuando vi a un doctor mirando la pizarra donde escriben todas las cirugías programadas. Lo saludé con un “hola, doctor” y seguí mi camino. El tipo no me contestó, solo siguió estudiando la pizarra. Cuando volví a la oficina de seguridad, le conté a uno de mis colegas, que ha trabajado allí por años, que saludé a tal médico y no me había respondido. Le pregunté si era ese el profesional del que todo el mundo decía que debía cuidarme. Mi colega me preguntó dónde lo había visto, y se lo dije. Entonces, me sonrió. Luego me explicó que la sala de cirugías cierra a las 9 p. m. y que todos los pacientes son trasladados a las salas de monitoreo; no debía haber nadie allí. Me preguntó si ese doctor estaba mirando la pizarra. Cuando asentí, me dijo que había conocido al Dr. Luisitti. Aparentemente, hace muchos años, este cirujano se cayó al vacío desde el helipuerto del hospital. Sin embargo, parece que nunca dejó de trabajar. © addictedpunk / Reddit
  • Mi abuelo estuvo muy enfermo en los días previos a su muerte. Había trabajado con asbesto durante toda su vida laboral y ya no podía hablar; de hecho, no habló durante un mes antes de su muerte. Ni siquiera podía comunicarse. El día de su partida, miró a mi madre y dijo: “El ángel ha vuelto”. Mi madre estaba atónita. Ella le preguntó a qué se refería, y él dijo: “El ángel ha vuelto y esta vez quiere que vaya con él”. Mi mamá miró hacia la esquina de la habitación donde mi abuelo estaba mirando, se volvió hacia él y le dijo: “Papá, no hay nadie ahí”. Él no respondió. Murió esa noche. Esto fue hace veinte años, y mi madre nunca volvió a hablar de eso. Ella me contó la historia cuando tenía la edad suficiente para asimilarlo. © justhappy2bhereig / Reddit
  • Trabajaba como técnico de transporte mortuorio, transportando a los difuntos desde donde estaban hasta donde tenían que ir. Una vez, tuve una experiencia que nunca olvidaré. Estaba dejando a alguien en el lugar de Donación a la Ciencia. Así que llevé al difunto, abrí el congelador, lo puse en el tablero, saqué el elevador y lo puse en un estante. Cerré el congelador y comencé a llevar la camilla de regreso a la puerta del garaje. El área de entrega y procesamiento de ciencias tenía una gran forma de L, con el congelador en la parte larga más grande, y cuando doblas la esquina hay escritorios, archivadores y todo eso. Estuve a punto de tener un ataque al corazón cuando al doblar la esquina vi a un hombre parado examinando archivos en el archivador. Era un tipo común y corriente, vestido de forma moderna, pero fuera de sitio para lo que la gente solía llevar allí. Me detuve y le dije que me había dado un susto de muerte. No parecía escucharme ni haberme visto en absoluto. Debo mencionar que esto sucedió alrededor de la 1 a. m., y nunca había visto a nadie en el lugar tan tarde. Así que le dije: “Bueno, lo siento si te asusté”, y continué con mis cosas mientras este tipo estaba parado ahí, mirando un archivo abierto frente a él, sin prestarme atención. Le dije que iría un momento al baño y volvería enseguida. De nuevo, sin respuesta. Pensé que tal vez era sordo y no podía oírme. Así que fui al baño, regresé al garaje y el tipo se había ido, pero el archivador todavía estaba abierto. No sabía adónde había ido, y no había oído a nadie caminar por el pasillo más allá del baño. Revisé y me aseguré de que todo aún estuviera cerrado, y así fue. No estoy seguro de quién era, o es, o qué pasó. Pero, fue una experiencia extraña y todavía la recuerdo. © OlliverClozzoff / Reddit
  • Una vez, estaba trabajando en una morgue y tuve que ir a recoger a un hombre de la oficina del médico forense. Cuando haces eso (al menos en el lugar de donde soy) te dan un recibo cuando te entregan el cuerpo. El recibo tiene todas las pertenencias personales que llevaba el difunto. Cuando traje al hombre de regreso a la oficina, abrí la bolsa para asegurarme de que todas las pertenencias estaban dentro y verifiqué dos veces el recibo. Cuando miré, me sorprendió descubrir que este tipo se veía casi exactamente igual a mí. Tenía mi edad, tatuajes similares en lugares similares, tenía el mismo cabello largo que yo, incluso tenía el mismo estilo de joyería que yo usaba. Me tomó tan desprevenido que me quedé allí en una crisis existencial hasta que entró el embalsamador y me dijo: “Hola, ¿cómo te va? ¡Ahhh, mira, ese señor se parece a ti!”. Es el único caso que me ha producido pesadillas. © SpartanM00 / Reddit
  • Trabajé en una de las últimas casas para jóvenes embarazadas a principios de la década del 2000. Una cantidad de cosas espeluznantes sucedieron, hasta el punto de que lo mencioné en una reunión de personal y los trabajadores sociales simplemente me dijeron: “Oh, debe ser hora de bendecir el edificio nuevamente”. Pero lo que me quedó grabado fue el columpio para bebés. Entré en la sala de estar y vi al columpio columpiándose solo horas después de que todas las adolescentes se hubieran ido a la cama. Era un antiguo columpio mecánico de “cuerda”. Había que girar una manivela para ponerlo en marcha. No había electricidad involucrada. No había forma de que “funcionara” por sí solo. Y allí estaba, balanceándose con toda su fuerza. Yo estaba aterrorizado, pero dije: “Si quieres columpiarte, estaré feliz de dar cuerda al columpio para ti, pero si lo haces solo, asusta a la gente”. Todas las noches, durante el resto del año que trabajé allí, enrollé ese columpio y lo dejé funcionando. Les dije a otros miembros del personal y creo que hicieron lo mismo. Me gusta pensar que era un dulce bebé fantasma que solo quería atención, y le dimos atención. Más tarde convirtieron todo el lugar en un refugio para personas sin hogar. Ahora estoy sentado aquí preocupándome por “mi” bebé fantasma. ¿Estará aburrido? Espero que no. © pm-me-egg-noods / Reddit
  • Gran parte de mi extensa familia vive en sus propias casas en la misma propiedad y se visitan mucho. Se dice que la casa de mi tía abuela es el sitio donde vive un fantasma. Es un tipo de principios de 1900 con uno de esos sombreros antiguos, le gusta hacer sonidos de pasos, aparecer al final del pasillo y abrir las puertas. Mi tía abuela es muy estricta en contra de fumar en su casa, así que cuando huele tabaco, está segura de que es el fantasma, le grita que deje de fumar y el olor desaparece. Ella es la única a la que escucha. De vez en cuando, sigue a otro miembro de la familia a una casa diferente en la propiedad y se queda allí por un par de días. Sigue abriendo puertas y esas cosas. Mi tía lo odia porque puede darse cuenta cuando está cerca y la mira mientras ella está en la ducha. No creo al 100 % en los fantasmas, pero me gusta creer en este porque hay muchos relatos de este tipo y eso explicaría algunos incidentes que he visto en la casa principal. Además, casi todos los nietos que se criaron en esa propiedad y han estado en esa casa lo han visto. © Lillilsssss / Reddit
  • Solía ​​trabajar en un asilo de ancianos. Los residentes en ciertas habitaciones se quejaban de que por la noche había un hombre en sus dormitorios, pero como las alucinaciones son comunes en los ancianos, no les daban importancia. Una noche, estaba en el comedor que tenía enormes ventanales que daban al jardín, era alrededor de la 1 a. m. Afuera estaba completamente oscuro y había poca luz adentro. Tuve la horrible sensación de ser observada, así que miré hacia arriba y en la ventana detrás de mí se reflejó un hombre. Tenía puesto un traje marrón, sombrero y los ojos más crueles, sonreía y su boca era demasiado grande. Esto sucedió en segundos y cuando me di la vuelta, obviamente no había nadie allí, pero nunca olvidaré esa mirada de maldad en su rostro. Después de eso, presté más atención a los residentes, quienes decían haber visto al mismo hombre, que simplemente disfrutaba aterrorizar a la gente. © mycatiscalledFrodo / Reddit
  • Fui chofer de una corporación de funerarias. Nunca ocurrió nada espeluznante, sin embargo, una noche, me sentí increíblemente incómodo al recoger a un hombre que había fallecido en su casa, Tenía los ojos cerrados, lo cual era inusual porque los ojos siempre estaban abiertos. Parecía que estaba dormido o inconsciente. Tuve esa sensación mientras conducía, de que de un momento a otro el hombre iba a jadear y despertarse. Pensé que eso sería lo más genial del mundo, que lo llevaría de vuelta a casa con su familia. Así que conduje despacio y subí algo la música, canté y hablé con él. Cuando lo dejé en la funeraria, me desanimé de que nada sucediera. Lo puse en el refrigerador y fui a mi próxima llamada. © Chemistry-Least / Reddit
  • Solía ​​trabajar en una sala de oncología como enfermera. Las habitaciones laterales se reservaban para pacientes al final de su vida en cuidados paliativos, y un paciente al que habíamos estado cuidando durante unas buenas semanas falleció temprano una mañana. Los últimos despachos ya habían sido realizados por el personal de noche y el paciente se trasladó a la morgue del hospital, por lo que solo quedaba despejar la habitación de efectos personales y ordenarla. Envié a una estudiante de enfermería a la que yo estaba asesorando en ese momento para que hiciera esto, mientras yo continuaba con la ronda de medicamentos. La estudiante conocía bastante bien al paciente y se sentía cómoda con este trabajo. Unos diez minutos después, un colega se me acercó y me dijo que mi estudiante había salido volando de la habitación lateral, blanca como una sábana, y que estaba llorando en la sala de profesores. Fui a averiguar cuál era el problema y la chica me dijo que estaba limpiando el área del lavabo en el baño, levantó la vista y vio a la paciente fallecida reflejada en el espejo mirándola por encima del hombro. Mi alumna era una joven sensata, no dada a la histeria, pero durante el resto de su tiempo en esa sala no volvió a acercarse a esa habitación. © witchgytha / Reddit
  • Mi abuelo se fue cuando yo tenía poco más de veinte años. Éramos muy cercanos. Apenas lloré en su funeral porque sabía que, si lo hacía, no me detendría. Durante unas pocas semanas, evité mencionarlo y rechacé a amigos y familiares bien intencionados cuando me preguntaban por él. Entonces, tuve el sueño más coherente que jamás haya tenido. Estaba en su casa, afuera, mi lugar favorito. Dentro estaban mi madre, mi abuela y todo el resto de la familia. Y luego, desde su taller, mi abuelo viene caminando hacia mí y me dice: “Hola, princesa”. Yo estaba tan feliz en mi sueño porque ahí estaba él, vivo, bien y ¡claramente todo había sido un error! Así que le contesté: “¡Abuelo! ¡Entremos rápido! Todos estarán emocionados de verte”. Sonrió muy triste, sacudió la cabeza y dijo: “Cariño, no puedo quedarme. Solo estoy aquí para verte. Tengo que volver”. Le pregunté: “¿Por qué solo yo?”. Y me respondió: “Porque nos tenemos que despedir”. Me desperté sollozando. Nunca volví a soñar con él, pero me iré a mi propia tumba convencida de que él volvió para despedirse porque sabía que no podía dejarlo ir. © dannicalliope / Reddit
  • Mi compañero de cuarto es un empresario de pompas fúnebres; yo también estoy bastante cerca de la funeraria y conozco bastante bien al personal. He pasado la noche allí antes y tuve algunas experiencias que no puedo explicar, así que me sorprendió un poco saber que ninguno de los miembros del personal ha tenido una experiencia extraña, especialmente porque algunos de ellos creen en fantasmas y demás. Pero me dijeron: “Si los fantasmas fueran reales, ¿por qué demonios se quedarían en una funeraria?”. Y es cierto, solo se trata de un espacio de transición, como un aeropuerto. Nadie quiere quedarse en el aeropuerto. Persigue el lugar donde moriste, o la gente que amas, o la casa que nunca quisiste dejar, pues, ¿quién querría quedarse en una funeraria a la que no tienen apego, que su cuerpo solo visitó después de que ya se habían ido? © Sleepwalks / Reddit
  • Trabajaba como asistente de enfermería en comunidades de vida asistida. Por lo general, cuando un residente comenzaba a necesitar cuidados paliativos, lo transferían a un nivel superior de atención, por lo que no vi la muerte durante mucho tiempo. Cuando empecé, mi residente favorita (llamémosla Marilyn) jugaba al Scrabble conmigo. Estaba completamente alerta y orientada. A veces, le gustaba sentarse en silencio con un iPod enganchado en su chaleco y esos enormes audífonos. Le encantaba la música. Lentamente, ella comenzó a empeorar. Yo la ayudaba a prepararse para ir a la cama y se molestaba cuando olvidaba cómo hacer algo. Lo único que la calmaba era escuchar música de mi teléfono. Le gustaban Frank Sinatra y los Beatles. Pronto estuvo postrada en cama. Cuando Marilyn falleció, le hice el cuidado post mortem, le peiné el cabello como le gustaba, incluso sujeté su pequeño iPod a su camisa. Unos días después de su muerte, una mujer del dormitorio vecino que siempre deambulaba por el vestíbulo a las 3 a. m. se quejó de la música alta que venía del cuarto de Marilyn. Ese apartamento estaba vacío, solo lleno de las pertenencias que Marilyn había dejado. La otra anciana dijo que la música estaba tan alta que era ensordecedora. Cada vez que el trabajador del turno de noche iba a revisar, no escuchaba nada. No fue algo realmente espeluznante, sino triste. Extraño a Marilyn. © MoroccanSuede / Reddit
  • Mi abuelo murió hace un tiempo. Un día, mis primos y yo estábamos jugando en el patio delantero (era en el campo), ya que los fines de semana a toda la familia le gustaba pasar el rato juntos. Así que salimos a divertirnos y, de pronto, vimos al abuelo caminando hacia la casa. Todos lo saludamos y él nos sonrió, caminó por el porche hacia la casa y colgó su sombrero junto a la puerta. Seguimos jugando hasta que escuchamos llantos desde el interior de la casa y vimos a mi tío llegar en su automóvil, conduciendo rápido por el camino. Todos entramos corriendo para saber qué estaba pasando y vimos a todos amontonados en la cocina llorando, diciendo que el abuelo había fallecido temprano esa mañana (él vivía a unos cuantos pueblos de distancia). Nos miramos y les dijimos a los adultos que no, que recién lo habíamos visto entrar a la casa. Por supuesto, no nos creyeron. Les contamos que, en realidad, había pasado hacía un momento y que hasta había colgado el sombrero en la puerta. Así que todos corrieron a la puerta y vieron su sombrero colgado justo donde dijimos que estaba. Mis primos y yo corrimos por toda la casa llamándolo mientras nuestros padres se quedaban callados y enloquecidos. De hecho, esa mañana en que falleció, mi abuela no pudo encontrar su sombrero en ninguna parte de su casa. Dejamos el sombrero donde estaba y nadie nunca más lo quitó de allí. © Confident_Guard6798 / Reddit
  • Soy médico subalterno en un turno de noche; soy al que llaman para verificar los decesos, una tarea un poco sombría. Una vez, revisé a un paciente anciano que parecía tranquilo. Comencé mis controles, no había signos de respiración activa. No había latidos del corazón. Ninguna respuesta. Levanté sus párpados, tomé mi linterna y me acerqué más al paciente. Entonces, sucedió. El paciente se tambaleó hacia adelante, su cara a centímetros de la mía. Grité. Las enfermeras se precipitaron a la habitación y preguntaron qué había pasado, qué había sido ese ruido, por qué yo estaba tan pálido. “Parece que ha visto un fantasma”, dijeron. Ahí fue cuando me di cuenta. Me incliné demasiado cerca y mi pierna rozó los controles que levantaban la cama. Las enfermeras no podían parar de reír. © MC_NME / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas