Actriz de famosa serie de Netflix, indignada: “estamos ganando solo 20 USD”

Historias
hace 7 meses

A veces creemos que los actores de Hollywood tienen la vida solucionada. Sin embargo, la realidad de algunos actores y actrices puede ser muy distinta, y cada vez son más los que se animan a contar cómo es la vida de la “fama” una vez que las cámaras se apagan. Y no, no es para nada glamurosa.

En medio de la brillante y espectacular fachada de Hollywood se libra una batalla silenciosa, pero crucial: la lucha por salarios justos y condiciones laborales dignas. La industria del entretenimiento en Estados Unidos se encuentra sacudida por una huelga de actores que ha paralizado la meca del cine y la televisión, poniendo en evidencia las profundas disparidades que existen en el mundo del espectáculo.

La huelga, impulsada por el movimiento que busca equidad salarial en el entretenimiento, ha cobrado fuerza en respuesta a las crecientes quejas de los actores sobre las prácticas de compensación y el trato injusto que enfrentan en la industria. Uno de los principales puntos de descontento es el sistema de “ingresos residuales”, que tradicionalmente ha sido una fuente de ingresos para los actores proveniente de las repeticiones y reutilizaciones de sus trabajos en películas y series.

Lea DeLaria, es una actriz reconocida principalmente por su actuación interpretando a “Big Boo” en la serie de Netflix Orange Is The New Black. Lea dio a conocer el escaso salario que recibe actualmente como parte de los llamados “ingresos residuales” después de su participación en la exitosa serie.

Los ingresos residuales son pagos que provienen de la continuación de la explotación del trabajo original después de su lanzamiento inicial. Cuando una película o serie de televisión se proyecta nuevamente en televisión, se lanza en plataformas de streaming, se emite en otro país o se distribuye en formatos físicos como DVD o Blu-ray, los creadores y actores tienen derecho a recibir una compensación adicional por ese uso posterior o reutilización de su trabajo.

DeLaria compartió que su último cheque por Orange Is The New Black llegó en junio y apenas ascendió a 20,27 USD. Contó una anécdota en la que los trabajadores de mantenimiento de su edificio la reconocieron en el pasillo y le pidieron tomarse una foto. “Esto ocurre unas 20 veces al día”, afirmó.

La actriz destacó que el público la conoce bien, pero esto no se refleja en sus ganancias económicas: “Puede parecer un problema trivial, pero así de famosos somos y estamos ganando solo 20,27 USD”, concluyó. DeLaria sigue viviendo en su apartamento en Bushwick (un barrio modesto en el noreste de Brooklyn, Nueva York). “¿Dónde está el dinero?”, expresó.

Los pagos residuales son una forma importante de ingresos para los creadores y actores, ya que pueden seguir generando ganancias mucho después del estreno original de una película o serie. Sin embargo, con la llegada del streaming y el cambio en los patrones de consumo de contenido, ha habido debates y desafíos sobre cómo se calculan y distribuyen los ingresos residuales en la era digital.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas