Acusan a organizador de intoxicar a la novia, pero encontró al culpable

Historias
hace 7 meses

Planificar una boda es una tarea que puede parecer abrumadora. Desde elegir el lugar perfecto hasta seleccionar el vestido de ensueño, hay una multitud de decisiones que tomar para conseguir ese día perfecto. Sin embargo, en medio de tantas opciones y detalles a considerar, las dificultades pueden surgir y amenazar con quitarle la magia a este evento tan especial.

En el día más esperado de su vida, cuando todas las miradas estaban puestas en ella, una novia valiente enfrentó una desagradable sorpresa: una afección estomacal imprevista que amenazaba con arruinar su boda. Aquel día soleado de primavera, lleno de promesas y expectativas, se veía empañado por la incertidumbre que se alojaba en el estómago de la novia.

Sin embargo, la novia estaba completamente convencida de que el evento había sido deliberadamente provocado. En medio de tanta confusión y caos, ella no dudó ni por un instante en señalar con seguridad a la posible culpable. Sin embargo, para sorpresa de todos, al final se reveló la verdadera verdad oculta tras el incidente.

Un famoso organizador de bodas de nombre Peraki Soto narró la historia en su cuenta de TikTok en la que cuenta la anécdota en la que una suegra fue acusada por presuntamente de tratar de intoxicar a su nuera el mismo día de la boda con su hijo.

El organizador cuenta que en la boda que él organizó se puso un minucioso cuidado a revisar todos los alimentos que se iban a servir, algo inusual, pero que respondía al hecho de que la novia tenía múltiples alergias a todo tipo de alimentos.

Además del menú tradicional, se instaló una mesa de dulces que la misma novia supervisó personalmente, ya que no quería llenarse de ronchas en tan importante fecha. La mayoría de los miembros de la familia ya conocían esta característica de la novia porque el noviazgo duró muchos años.

La idea era que los comensales pasaran primero a la mesa de dulces y llevarán sus platos a la mesa con los postres. Permitiendo a los novios ser los últimos en pasar a degustar, ya que la mayoría de los invitados había pasado.

Pero la suegra, la mamá del novio, insistió en ser ella la que les llevara personalmente los postres a los novios en un acto que parecía muy normal, de amabilidad con la nueva pareja y en especial con la novia del hijo.

Como Peraki no conocía si había algún problema entre la suegra y la novia, él accedió a la petición de la señora sin esperar que tuviera mayores complicaciones.

La cena transcurrió normalmente y al final los novios degustaron los postres que llevó la suegra a su mesa. Pero minutos después la novia acudió con Peraki para decirle que se estaba sintiendo mal y que el vestido le empezaba a dar mucha comezón.

Cuando el planeador le ayudó a quitarse el vestido para ponerse algo más cómodo, pudo ver que los brazos, las piernas y la espalda estaban completamente irritados, lo que era una señal de una posible intoxicación.

Pero el malestar no terminó ahí, la novia refirió que sentía muchas ganas de vomitar. Peraki creía que era por los nervios del momento, pero la situación escaló, la sensación en la garganta aumentó y la novia comenzó a tener problemas para respirar.

En ese momento el planeador pidió que se hablara a emergencias porque la situación se estaba volviendo de vida o muerte.

Los paramédicos llegaron y le pudieron suministrar un potente antihistamínico para detener la reacción alérgica que podría costarle la vida a la protagonista de la boda.

Peraki se extrañó de que haya ocurrido una situación así, ya que se cuidó hasta el más mínimo detalle los alimentos. El novio estaba entre triste y enojado en un mar de sentimientos encontrados por la posible tragedia en un día tan importante.

La novia se la llevaron al hospital mientras Peraki intentaba averiguar que fue lo que había pasado. Pero ni en la comida ni en la bebida había algún producto que la novia había señalado como prohibido. En la mesa de dulces tampoco había ningún alimento extraño. ¿Qué fue lo que le provocó esa reacción a la novia? Hasta ese momento era un misterio.

La fiesta se canceló, el novio se enojó y se fue contra el planeador por el suceso y hasta lo amenazó con demandarlo formalmente.

Cuatro días después la novia, ya repuesta de la intoxicación, habló con Peraki y le pidió una disculpa a nombre del novio, ya que por fin encontraron que fue lo que realmente sucedió. Resulta que en el examen toxicológico que le aplicaron en el hospital, los resultados mostraban que fue una intoxicación por fruta, en este caso, fresas.

Una de las ayudantes de la familia le contó a la pareja que la suegra, la mamá del novio, la mandó a comprar mermelada de fresa natural un día antes del evento y que la vio inyectando esa sustancia a los pastelillos que se servirían un día después.

Al enfrentar a la suegra, ella dijo que había hecho eso porque le gustaba mucho la fresa y esos pastelillos eran para su consumo propio, y que no veía problema alguno en que se hubieran mezclado con los demás.

Además, agregó “que para qué hacían tanto drama al fin y al cabo la novia no se había muerto.” Lo que finalmente descubrieron es que la suegra intentó envenenar a la novia. ¡El misterio se había resuelto! Pero el desenlace parecía de telenovela.

La nueva pareja se disculpó con el planeador de boda y le comentaron que levantarían cargos por lo sucedido contra la mamá del novio. Y todo se quedó en una experiencia muy intensa, llena de amor, traición pero con un final feliz para los novios.

Como estas experiencias hay muchas en Genial.guru, como donde la novia echó a su madre y a sus suegros, otra en la que confiesan como arruinaron la boda de un compañero de trabajo y una más donde una gatita se volvió una dama de compañía sin igual.

Imagen de portada perakisotoo / TikTok

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas