David Beckham cuenta por qué culpa a Victoria de un vergonzoso momento

Historias
hace 7 meses

La vida nos brinda una amplia gama de momentos: alegrías, diversión, días difíciles y, sin duda, una buena cantidad de situaciones vergonzosas. A menudo, solo reconocemos mucho después la mala decisión que tomamos y sentimos una profunda pena al recordar esos sucesos. Esta situación también afecta a los famosos, quienes, además, pueden encontrarse con videosfotos en Internet que les hacen revivir esos momentos.

David Beckham, el reconocido futbolista convertido en un ícono de la moda y el estilo, ha cautivado a millones de fanáticos a lo largo de su carrera. Sin embargo, incluso las figuras más elegantes pueden tener sus deslices.

En una ocasión, Beckham experimentó un inesperado y vergonzoso traspié en cuanto a su apariencia. Un incidente que podría ser tema de conversación tanto para sus seguidores como para los críticos de la moda. En este artículo, exploraremos ese momento embarazoso en el look del futbolista.

El exfutbolista inglés ha pasado por una serie de cortes, colores y peinados a lo largo de los años, algunos de ellos incluyen el clásico teñido rubio, el rapado, el cabello largo, las colas de caballo, una pequeña cresta con el resto de la cabeza rapada, y así podríamos seguir en sus años frente a los reflectores.

Sin embargo, Beckham no se arrepiente más que de uno solo de sus looks para el cabello, y este es el de las trenzas que se hizo en toda la cabeza justo antes de conocer al activista sudafricano Nelson Mandela.

En una entrevista, David contó la historia que lo llevó a usar ese peinado en un momento tan relevante, y que incluso pudo tomarse como desatinado, pues, señaló, pudo considerarse apropiación cultural, que es lo que se refiere a la adopción no reconocida de elementos de una cultura o identidad por miembros de otra cultura o identidad.

El atleta relató que su esposa, Victoria Beckham, está relacionada con lo que ocurrió, pues resulta que se encontraban de vacaciones en el sur de Francia, con una amiga de ella, que es peluquera, y a quien decidió preguntarle qué podía hacer con su cabello.

Según relató David, la amiga de su esposa le preguntó a él si quería unas trenzas, a lo que él respondió que sí, aunque no sabía qué eran exactamente. Pese a que el proceso fue doloroso, de acuerdo con lo que contó, en realidad le gustó cómo le quedaron.

Dos días después de hacérselas, el exfutbolista voló a Sudáfrica con la selección de Inglaterra para un partido, y fue en ese viaje en el que conoció a Nelson Mandela.

“Conocí al gran Nelson Mandela. Y la imagen que tengo de Nelson Mandela es yo sosteniendo su mano con trenzas en mi cabello. Ese es mi único arrepentimiento”, confesó.

Si quieres ver cómo fue ese momento para el futbolista, puedes ver el video aquí.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas