El apestoso perfume que Jude Law decidió usar para interpretar a Enrique VIII

Famosos
hace 8 meses

Los actores no toman a la ligera sus papeles; de hecho, muchos de ellos son devotos “actores del método”. Estos artistas se sumergen por completo en la preparación de sus personajes, buscando experimentar la vida y los sentimientos de estos de manera profunda. Algunos incluso se someten a cambios físicos significativos, perdiendo peso o adoptando determinadas formas de vida. Otros llegan incluso a considerar el olor como un elemento relevante para su interpretación.

El actor británico Jude Law, quien ha sido nominado al Óscar en dos ocasiones, y galardonado con premios como el BAFTA y el César, tras empezar a actuar en 1987, en el teatro, ha mostrado que lleva sus papeles más allá de lo que podemos ver en pantalla.

Recientemente, en una entrevista, Law contó que para su interpretación como el rey Enrique VIII en la película Firebrand, un drama histórico que sigue el matrimonio del monarca y de su esposa, la reina Catherine Parr (interpretada por Alicia Vikander), él decidió usar un peculiar perfume.

La fragancia que el actor decidió usar tenía como ingredientes nada más y nada menos que sudor, sangre y materia fecal. Esta fue especialmente diseñada para su papel en el filme de 2023, pues, según relatos, el aroma del rey protagonista no era nada agradable.

“Leí varios relatos interesantes de que podías oler a Henry a tres habitaciones de distancia. Su pierna se estaba pudriendo tanto. Lo escondió con aceite de rosas”, platicó Jude Law en una conferencia de prensa en el festival de Cannes, donde el proyecto audiovisual recibió una ovación de pie por ocho minutos.

El intérprete de papeles como Albus Dumbledore en Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore, agregó: “Pensé que tendría un gran impacto si olía fatal”. Lo anterior debido a que Enrique VIII tenía una úlcera en la pierna resultado de una pelea, con la que batalló toda su vida y que, según relatan, le dio un desagradable olor.

Es así que Jude acudió con una especialista en perfumes para crear la mezcla adecuada para oler muy mal, tal como el rey, quien, además, sufrió de tobillos hinchados en sus últimos años de vida, que es en la época de la narración del filme.

“Ella hace aromas maravillosos, y también hace olores terribles. De alguna manera se le ocurrió esta extraordinaria variedad de sangre, materia fecal y sudor”, explicó sobre el proceso.

En un comienzo, relató Law, utilizó el perfume de manera sutil, pero a medida que avanzaba el rodaje, lo rociaba sin ninguna delicadeza. El director de Firebrand contó que este aroma no pasó desapercibido durante la producción, pues impregnó todo a su pasó. “Cuando Jude entró al set”, confesó, “fue simplemente horrible”.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas