En la saga de Harry Potter hay detalles que muchos no conocen: estos son solo algunos de ellos

Curiosidades
hace 3 años

La historia del "niño que sobrevivió" cumplirá 21 años este año. ¿Puedes creerlo? Pero, a pesar de que la saga terminó hace mucho tiempo, tanto los fanáticos de Harry Potter, como la autora de los libros, J. K. Rowling, no dejan de contar detalles curiosos sobre el universo mágico. ¿Sabías, por ejemplo, que el nombre de Voldemort no debería pronunciarse como estamos acostumbrados a hacerlo?

Genial.guru ha encontrado algunos hechos interesantes sobre el mundo de Harry Potter y te propone enterarte de ellos en este mismo momento.

1. Los magos no recibían la carta de Hogwarts en su cumpleaños

Cuando un futuro mago o bruja cumple 11 años, recibe la preciada carta de invitación para estudiar en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Este hecho es conocido por todos los fanáticos de Harry Potter. Muchos pueden pensar que los chicos recibían sus cartas exactamente en el día de su cumpleaños: así le pasó a Harry Potter, que nació el 31 de julio y ese día recibió la preciada carta de las manos de Hagrid.

Pero ¿qué habría pasado si su cumpleaños caía a fines de agosto o a principios de septiembre? ¿Resultaba que ya era un mago, pero aún no podía estudiar? Las cartas de inscripción se envían a finales de julio a todos los futuros estudiantes, y el cumpleaños no tiene nada que ver con eso: es solo que, en el caso de Harry Potter, las fechas coincidieron. Por cierto, la primera carta le llegó el 25 de julio: si lo recuerdas, los Dursley trataron de ocultárselo por un tiempo. Se puede suponer que la distribución global sucede precisamente en ese momento, y la carta ciertamente encontrará a su dueño.

2. En los símbolos de Ravenclaw no hay color plateado

¿Recuerdas los colores de la casa Ravenclaw? Sí, sí, aquella donde estudiaba el primer amor de Harry, Cho Chang. Era azul y plateado, pero así solo responderían aquellos que no hayan leído el libro: en realidad, J. K. Rowling le había otorgado a esa casa los colores azul y bronce. Aparentemente, los creadores de las películas encontraron que el dorado (el color presente en los símbolos de la casa Gryffindor) y el bronce son muy similares, por lo que decidieron reemplazarlo por plateado.

Otro punto interesante sobre Ravenclaw: su nombre se traduce como "garra de cuervo", pero el símbolo de la casa no es un cuervo, sino un águila: en los libros se puede encontrar en el sobre de las cartas de Hogwarts, y en la escena cuando los personajes entran a la sala de estar de Ravenclaw. ¡Es un descuido muy pequeño!

3. Severus Snape tenía amigos

Lily Evans y Severus Snape de niños

En las películas, junto con Harry, entramos en los recuerdos del profesor de Pociones, Severus Snape. Nos muestran su cálida amistad con la madre de Harry, Lily Evans; al mismo tiempo, los creadores de la película hacen hincapié en que el joven Snape estaba absolutamente solo y no tenía ningún otro amigo.

Esto no es del todo cierto. Sus compañeros realmente se burlaban de él y hasta lo maltrataban, sin embargo, tenía un círculo de amigos. Eran Lucius Malfoy, Avery y Mulciber, y algunos otros compañeros de clase. Solo que, después, sus caminos se separaron: los Slytherin se convirtieron en Mortífagos, y Snape se volvió un doble agente. Aunque, si hablamos con sinceridad, estas personas difícilmente se pueden llamar amigos.

4. Los Mortífagos no pueden volar

¿Recuerdas la escena de la película Harry Potter y el misterio del príncipe en la que los Mortífagos atacaron el puente y lo destruyeron? Pero, aunque estos magos realmente sean muy poderosos, no pueden volar. La escena, sin embargo, resultó muy espectacular.

Pero en el mundo mágico, sí hay magos que pueden volar: Lord Voldemort y Severus Snape.

5. El padre de Harry Potter no era buscador

Harry Potter se convirtió en uno de los jugadores más talentosos de Quidditch, y este talento claramente fue heredado por él de su padre. En su momento, James Potter también jugaba al Quidditch, y, como se nos muestra en la primera película, tanto el padre como el hijo jugaban en la misma posición: eran buscadores. ¿Recuerdas cuando Hermione llevó a Harry al Salón de los Premios? Allí estaban grabados el nombre de James y su posición en el equipo: era buscador. Además, en los recuerdos de Snape, tanto en el libro como en la película, en una de las escenas, James juega con una snitch. Parece que no debería haber ninguna duda.

Sin embargo, según confirmó la propia Rowling en una de sus entrevistas, James Potter jugaba al Quidditch como cazador. ¡O sea que los creadores de la primera película fantasearon un poco convirtiendo a James en buscador y confundieron a millones de fans!

6. Harry vivía debajo de las escaleras por una razón

Para algunas características de sus héroes, Rowling se inspiró en sí misma o en sus amigos y conocidos. La escritora confesó que había hecho que Harry viviera debajo de las escaleras para mostrar lo desprotegido que estaba en la familia Dursley, literalmente encerrado, fuera de la vista de los demás. Rowling dijo que uno de sus mayores temores es estar desprotegida, quedar atrapada.

Fue precisamente por ese temor que la escritora fundó su propia organización caritativa que ayuda a los huérfanos y opera en más de 30 países.

7. Hogwarts está lejos de ser el único colegio de magia y hechicería

En el libro y en la película Harry Potter y el cáliz de fuego, nos enteramos de que, además de Hogwarts, hay por lo menos otros dos colegios de magia: la francesa Academia Mágica Beauxbatons y el Instituto Durmstrang, que se encuentra en algún lugar del norte de Europa.

En realidad, hay muchas más escuelas de este tipo: gracias a la información recibida de la propia Rowling y a algunas menciones en los libros, ¡los fanáticos contaron 11 escuelas!

  • Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería (Gran Bretaña)
  • Academia Mágica Beauxbatons (Francia)
  • Instituto Durmstrang (Europa del Norte)
  • Escuela Koldovstoretz (Rusia)
  • Escuela de Magia Mahoutokoro (Japón)
  • Escuela de Magia Uagadou (Uganda)
  • Castelobruxo (Brasil)
  • Colegio Ilvermorny de Magia y Hechicería (EE. UU.)

¿Por qué hay menos escuelas que países? Aparentemente, la razón radica en la condición reservada de los magos y las hechiceras: muchos prefieren enseñar a los niños en casa y no exponerlos a un peligro innecesario.

8. Harry no eligió Gryffindor

Seguro que todos recuerdan bien cómo en la Ceremonia de Selección, Harry se puso a conversar con el Sombrero Seleccionador. El Sombrero le aconsejaba persistentemente ir a Slytherin, pero Harry se negaba y susurraba: "¡Slytherin, no, Slytherin, no!". Y el Sombrero lo envió a Gryffindor, algo bastante predecible, ya que los padres de Harry estudiaron en la misma casa, y sus amigos acababan de ser enviados allí.

Pero, a la vez, no sabemos a qué casa realmente quería ir Harry. No eligió Gryffindor, y tal vez no le importaba dónde estudiar, con tal de que no fuera en Slytherin.

Por cierto, Hermione también podría haber terminado en otra casa: una vez admitió que el Sombrero le había ofrecido estudiar en Ravenclaw, pero cambió de opinión y la envió a Gryffindor.

Y una cosa más. El Sombrero Seleccionador se equivoca muy rara vez, pero cuando sucede, nunca admite su error. Así fue con Harry, cuando le dijo que estaría mejor en Slytherin. Y Snape resultó ser un altruista, lo que no es típico del Slytherin en absoluto, y Colagusano era un cobarde que no encajaba para nada en Gryffindor.

9. Todo este tiempo, hemos pronunciado mal el nombre de Voldemort

Traducido del francés, el nombre del Señor Oscuro significa algo así como el "vuelo de la muerte" - vol de mort. Y en francés, la letra "T" al final de las palabras no se pronuncia, o sea que lo correcto es decir "Voldemor" y no "Voldemort". Como, en realidad, lo han hecho los fanáticos franceses de la saga todo este tiempo. Y también la propia Rowling, que una vez confirmó esta información y la pronunciación correcta del nombre del villano principal de la saga en su Twitter.

10. Antes de ingresar a Hogwarts, los niños de las familias de magos también estudian

Todos los niños del Reino Unido que tienen habilidades mágicas comienzan a estudiar en Hogwarts a la edad de 11 años. Pero ¿quién les enseña a leer y a escribir antes de eso?

Rowling respondió esta pregunta en una de sus entrevistas. Por lo general, los niños de las familias de magos estudian en casa. Así fue, por ejemplo, con la familia Weasley: les enseñaba su madre. También pueden ir a la escuela primaria, como lo hacen los niños de muggles, y como lo hizo Harry Potter. Pero no es muy seguro, porque sus habilidades mágicas pueden manifestarse en cualquier momento, especialmente cuando experimentan emociones intensas.

Por cierto, algunos fans de la saga trataron de calcular el costo de estudiar en Hogwarts, pero la escritora terminó la disputa rápidamente: según asegura Rowling, estudiar en el Hogwarts es gratuito, todos los costos de la educación son asumidos por el Ministerio de Magia.

11. Rowling se arrepiente de que Ron y Hermione se hayan quedado juntos

J. K. Rowling revela detalles curiosos de sus obras bastante seguido. Por ejemplo, que planeaba desde el principio que Ron y Hermione estuvieran juntos, pero que luego había perdido la seguridad de que esos dos podrían llevarse bien. Rowling dijo que esa pareja probablemente necesitaba ir a terapia familiar para resolver todos sus conflictos.

Además, la escritora sugirió que, tal vez, Harry y Hermione habrían tenido una relación más armoniosa que Hermione y Ron. Pero ¿quién puede saberlo ahora?

12. Sirius Black, Lily y James Potter nunca trabajaron

Los padres de Harry, James y Lily, se casaron casi inmediatamente después de la graduación. Luego se unieron a la Orden del Fénix, nació Harry, y después, los Potters murieron trágicamente a manos del Señor Oscuro. James tenía algunos ahorros (esto fue confirmado por Rowling) que le había dejado su familia, y James y Lily vivían con ese dinero. Sirius tampoco tuvo tiempo para comenzar una profesión: después de la muerte de sus amigos, terminó en Azkaban, y luego pasó varios años escondiéndose.

Probablemente, todos ellos planeaban conseguir un trabajo en el futuro, pero simplemente no tuvieron tiempo para hacerlo, no estaba en su destino. Por lo cual ni James, ni Lily, ni Sirius trabajaron.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas