Extraño edificio ha aparecido misteriosamente en una playa

Curiosidades
hace 4 meses

Acabas de llegar a un lugar perfecto en una playa desierta. Está tan tranquilo aquí que empiezas a quedarte dormido. Pero cuando abres los ojos, te sorprendes. “Espera un minuto... ¿¡Una casa acaba de ser arrojada a la orilla!?”. Puede sonar como el comienzo de una novela de ciencia ficción, pero no si vives cerca de esta playa en El Salvador. Allí hay una casa misteriosamente abandonada que se ve como si acabara de ser arrastrada por el agua a la orilla. ¿Cómo terminó allí? ¿Cuánto tiempo ha estado el el lugar sin que nadie se diera cuenta?

Esta misteriosa construcción se encuentra a 74 km al sur de la capital de El Salvador, San Salvador. Los lugareños dicen que el edificio solía ser un hotel llamado Puerto Ventura. En el momento de su construcción, su principal atractivo era su cercanía al mar. Desafortunadamente, la ingeniería del edificio no estuvo bien planeada. Todo porque los lugareños no necesitaban ningún permiso oficial para comenzar la construcción. El hotel estaba demasiado cerca del agua y peligrosamente expuesto a los elementos. El edificio de estilo romano ahora está a solo 15 m del borde del mar cuando la marea está baja. Solo se puede acceder a él por la mañana porque más tarde, las mareas llenan el primer piso de agua salada. Lo que ahora queda del hotel parecen las ruinas de una casa de dos pisos. La parte delantera es muy impresionante, con pilares de tipo romano. También cuenta con amplios ventanales en el segundo piso.

Todavía se pueden ver partes de las estructuras de hierro y restos de lo que fue la puerta de entrada del segundo piso. Hay algunas gradas en la parte superior del edificio, a veces las usan los turistas. Cada vez más personas llegan a la zona y toman fotos, a pesar de que el edificio obviamente no es seguro para escalar. Hay poca información sobre cuánto tiempo ha estado en su ubicación actual. Pero algunos lugareños dicen que lleva allí al menos 20 años. Se mantuvo como un secreto local durante años antes de que un usuario de TikTok lo descubriera en 2021.

Pero eso no responde a la pregunta: ¿cómo terminó el hotel en un lugar completamente diferente? Aquí es donde las cosas se vuelven un poco confusas: mientras que algunos lugareños dicen que el edificio fue abandonado hace décadas, otros afirman que quedó desierto después de que el huracán Mitch azotara esta área en 1998. El huracán Mitch fue uno de los fenómenos meteorológicos más peligrosos que jamás haya azotado Centroamérica. Durante la tormenta, los vientos llegaron a 290 km/h. ¡Y el huracán en sí duró unas 15 horas! También fue la causa de una gran cantidad de lluvia, lo que resultó en inundaciones y muchos deslizamientos de tierra peligrosos. Al estar construido tan cerca de la costa, el antiguo hotel tenía pocas posibilidades de sobrevivir a las condiciones climáticas extremas. Así que debe haber sido literalmente desplazado.

Después de sentarte bajo el sol, podrías comenzar a soñar con bolas de nieve llegando a la orilla. Ya sabes, ¡para nivelar la temperatura! No estoy bromeando: ¡este extraño fenómeno natural sucedió en 2016! El resultado fue que alrededor de 18 km de la costa del golfo del Ob, en Siberia Occidental, se cubrieron con enormes bolas de nieve. Debido a las bajas temperaturas, se empezaron a formar pequeños trozos de hielo en el agua. Posteriormente, el viento y las olas los convirtieron en gigantescas bolas de nieve. Algunas de ellas eran del tamaño de una pelota de tenis, ¡pero otras tenían hasta 1 m de ancho! Una motocicleta Harley-Davidson Night Train de 2004 apareció en una playa de Columbia Británica en 2012. Estaba cuidadosamente embalada dentro de un contenedor de envío. Tomó algún tiempo hacerlo, pero finalmente se localizó al propietario. Su nombre era Ikuo Yokoyama, y había perdido su motocicleta después de que un tsunami azotara Japón el 11 de marzo de 2011.

Para llegar a su destino final, ¡la Harley-Davidson viajó más de 6500 km! Para celebrar su largo viaje, Yokoyama donó la moto al Museo Harley-Davidson de Milwaukee. Ha estado en exhibición allí desde entonces, en caso de que quieras verla. ¡Este extraño fenómeno hizo que pareciera que alguien había derramado detergente para platos por toda la playa! Pero sucede con bastante frecuencia en Queensland: la espuma del mar cubre la costa un par de veces al año. Ocurre principalmente después de una tormenta, cuando las olas del océano mueven la materia orgánica disuelta. Es básicamente como una máquina de helados gigante. Después del ciclón Debbie en marzo de 2017, ¡algunas playas tuvieron que cerrar debido a la gran cantidad de espuma blanca! El viento incluso llevó algo de esa espuma a los pueblos cercanos, haciendo creer a los lugareños que estaba nevando.

¿Te sorprendería ver un dado de metal oxidado de 2 m por 2 m en una playa de tu localidad? ¡Porque en 2017, la gente de Coeur d’Alene en Idaho sí se sorprendió! Resultó ser un viejo tanque de almacenamiento. Alguien había decidido darle un toque original agregando algunas manchas blancas para que pareciera un dado. En 1992, miles de patitos de goma quedaron varados en el mar después de que una ola golpeara un gran barco que los transportaba. Como puedes imaginar, los patos comenzaron a aparecer en todo el mundo: en Hawái, Alaska, América del Sur, Australia, Europa e incluso en el Ártico. Se estima que un par de cientos de esos patos de goma desafortunados todavía están por ahí. Curiosamente, resultaron ser muy útiles para los científicos. En base a sus movimientos, los investigadores pueden monitorear las direcciones de las corrientes de agua.

El Megalodón fue el depredador más grande en la historia de nuestro planeta. Vivió en casi todo el globo, excepto cerca de los polos. ¿Cómo lo sabemos? Porque los dientes de Megalodón siguen apareciendo en las playas de vez en cuando. Un asombroso diente de Megalodón, que tenía más de 50 cm de largo, fue descubierto en un río en Croacia. Dado que estas criaturas se extinguieron hace unos 3 millones de años, sus dientes son muy apreciados por los cazadores de fósiles. Un hombre gigante de Lego llegando a una orilla es algo que nunca pensé que escucharía. ¡Pero resulta que no sucedió solo una vez! Hubo cuatro de estos hombres gigantes de Lego en total, cada uno con alrededor de 2,4 m de altura. Uno se encontró en Inglaterra y otro en los Países Bajos, mientras que los otros dos aparecieron en Florida y California.

Seguramente no fue una coincidencia, y después de algunas investigaciones, la gente descubrió que un artista holandés estaba detrás de esto. Ego Leonard comenzó este proyecto como una campaña de declaración personal. Incluso se hizo un cortometraje sobre eso llamado No Real Than You Are. Esta frase estaba escrita en cada uno de los cuatro hombres de Lego que se pusieron en el mar. Un paquete con más de 50 cartas fue arrastrado a tierra en Nueva Jersey, en una playa en Atlantic Highlands en 2012. Sucedió poco después de que el huracán Sandy azotara el área. Un niño de 14 años encontró las cartas y se las dio a su madre. Ella quedó tan conmovida por ellas que decidió secarlas cuidadosamente y devolvérselas a su dueño. Las cartas eran la correspondencia entre dos personas llamadas Dorothy y Lyn. Estaban fechadas entre 1942 y 1948. La última había sido escrita una semana antes de su boda. Con la ayuda de un sitio de genealogía en línea, la mujer se comunicó con Dorothy y le devolvió las cartas a la mujer de 88 años que vivía en una casa de retiro.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas