La dura razón de por qué Jorge Salinas y su esposa no le compran juguetes a sus hijos

Crianza
hace 7 meses

La crianza que cada padre escoge para sus hijos es una decisión muy personal, hay quienes aplican métodos conservadores, otros prefieren ir “actualizándose” a las nuevas generaciones, pero también están los padres que se inspiran en los valores que le quieren inculcar a sus hijos, sin importarles lo que opinen los demás. Jorge Salinas y su esposa, desafiaron las normas y crearon un modelo de enseñanza único para sus niños que va más allá de lo que se acostumbra la sociedad.

En un mundo dominado por el consumismo y la gratificación instantánea, resulta cada vez más común ver a padres y madres desbordados de juguetes y regalos para sus hijos. Sin embargo, expertos en crianza y psicología infantil destacan la importancia de adoptar una postura diferente y considerar la opción de no comprarles juguetes a nuestros hijos.


En lugar de llenar sus habitaciones con una montaña de objetos materiales, esta decisión puede brindarles a los niños una valiosa lección sobre el valor del esfuerzo, el ahorro y la gratificación retrasada. Al fomentar la responsabilidad y la autonomía, alienta el desarrollo de habilidades como la resiliencia, la creatividad y la resolución de problemas. Además, promueve la capacidad de apreciar y valorar lo que se tiene, en lugar de caer en una mentalidad consumista y superficial. En este artículo, exploraremos en detalle los beneficios de no comprar juguetes y cómo esta elección puede tener un impacto positivo en el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos.

Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas, reconocidos actores de telenovelas, han compartido detalles sobre su estilo de crianza y la relación con sus hijos en una reciente entrevista. A diferencia de su propia experiencia de infancia, donde considera que su madre fue más permisiva, Elizabeth se describe a sí misma como una madre estricta. La actriz tiene dos hijos mellizos de 5 años, León y Máxima, fruto de su matrimonio con Jorge Salinas.

Elizabeth reveló que educa a sus hijos de manera que aprendan a valerse por sí mismos. Les asigna tareas domésticas, como lavar los platos, limpiar el cuarto y el automóvil, y les paga por su trabajo. De esta forma, los niños se ganan el dinero para comprar las cosas que desean. La actriz y su esposo tienen la política de no comprar juguetes para sus hijos, a excepción de los regalos que puedan recibir en su cumpleaños o de Santa Claus.

En cuanto a su relación con sus hijos, Elizabeth reconoció que a veces ellos la retan con las órdenes que les da, y mencionó que recientemente tuvo un altercado con uno de ellos. A pesar de eso, se considera una madre dedicada y está presente en la crianza de sus hijos las 24 horas del día.

Respecto a las similitudes entre ella y sus mellizos, la actriz afirmó que Máxima se parece mucho a ella en cuanto a carácter, temperamento y actitudes, además de tener una personalidad marcadamente femenina. Por otro lado, León se asemeja más a su padre, Jorge, tanto en su apariencia física como en su encanto y sensibilidad. Sin embargo, Elizabeth destacó que su hijo también ha heredado su habilidad con los números y se mostró contenta con su desempeño en matemáticas en la escuela.

La elección de no comprar juguetes para sus hijos ha generado cierta controversia, pero Elizabeth y Jorge cuentan con el respaldo de psicólogos, quienes sostienen que esta forma de educación puede fomentar en los niños una mayor responsabilidad, autonomía y capacidad para valorar el esfuerzo que requiere obtener algo. Los actores consideran importante enseñar a sus hijos el valor del trabajo y el mérito, ayudándoles a comprender que las recompensas deben ser ganadas con esfuerzo.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas