Mi mamá me dijo que soy un hijo horrible por lo que le hice el día de mi boda

Historias
Hace 3 semanas

En el tejido complejo de las relaciones familiares, a menudo nos encontramos en medio de conflictos que desafían nuestras percepciones y valores. En esta historia, exploraremos las tensiones entre una esposa y su suegra, examinando cómo las diferencias pueden influir en la dinámica familiar e incluso poner una boda patas arriba.

«Recientemente, me casé con mi hermosa esposa ’Amanda’. Ella no es la mayor fan de mi mamá y probablemente eso sea mutuo, no sé. Amanda sabe que estoy de su lado y estoy aquí para apoyar cualquier límite. Estaba preocupada por cómo se comportaría mi mamá en la boda y admitió que no quería pasar más tiempo con ella del absolutamente necesario.»

«Terminé yendo al esposo de mi mamá, ’Chris’, y preguntándole si tenía alguna idea para que todos tuviéramos un día pacífico y ninguna dama de honor necesitara ’accidentalmente’ derramar algo. Al principio no quería ayudar, pero no quería que mi mamá se sintiera avergonzada y cedió. Dijo que ya iba a ser un día largo para ella, así que recomendó no tener ninguna festividad previa a la boda y dijo que la sacaría temprano de la cena de ensayo, para que tuviera suficiente tiempo entre medio. La sacó justo después de la cena y la llevó a otro lugar.

El día de la boda, no fue invitada a prepararse con el grupo de novias ni a tener un desayuno con champán. En su lugar, Chris la llevó a correr largo rato a la playa (para despejarse). Luego la llevó a un buen desayuno, a casa para un poco de atención uno a uno, y le informó que tenía planeado un día especial al día siguiente. Ella se maquilló en su casa y llegó justo a tiempo para la boda.»

«Sin embargo, a mi madrastra ’Lexi’ sí se le invitó a prepararse con el grupo de novias. Supongo que ella le dijo a mi papá que mi mamá no estaba allí y él me preguntó a mí. Le dije la verdad, que Chris estaba cuidando de ella, ya que sería un día demasiado largo para ella. Supongo que él le dijo a alguien más porque mi mamá se enteró y estaba furiosa.

Ella me preguntó cómo podía humillarla y dijo que soy un hijo de mierda. Dijo que podría haberme quedado callado y me acusó de no amarla. Dijo que ella sabe la verdad, que simplemente no nos gustamos ni la queremos cerca. Chris también se enojó y dijo que lamentaba haberme ayudado. Me sentí un poco mal después de ese encuentro y me preguntaba si soy el idiota en esta situación.»

En un día especial, como lo es una boda, lo menos que necesitan los protagonistas son problemas, estrés y más dolores de cabeza. Por eso, en Genial.guru, hemos querido darle algunos consejos a este novio:

  • Apoyar a tu esposa: Muestra a tu esposa que estás de su lado y que valoras su comodidad y felicidad. Apóyala en sus decisiones y demuéstrale tu apoyo en todo momento.
  • Manejar las emociones: Reconoce tus propios sentimientos de culpa o conflicto, pero no te permitas ser manipulado por las emociones de tu madre. Mantén la calma y trata de tomar decisiones objetivas y justas.
  • Priorizar tu matrimonio: Recuerda que tu esposa y tu relación con ella son una prioridad. Haz lo que sea necesario para proteger y fortalecer tu matrimonio, incluso si eso significa establecer límites con tu familia de origen.
  • Buscar ayuda profesional: Si la situación se vuelve demasiado difícil de manejar por tu cuenta, considera buscar la ayuda de un terapeuta o consejero familiar para obtener orientación y apoyo adicional.
Imagen de portada Unknow / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas