Fue mamá primeriza a los 72 años, pero las consecuencias fueron brutales

Mujer
hace 8 meses

Ser madre es el sueño de muchas, pero el gran enemigo para alcanzarlo suele ser la edad. En general, se considera que después de los 45 años es cuando comienzan los problemas de fertilidad. Eso sí, todos los casos son diferentes y, de vez en cuando, existen personas que van en contra de cualquier pronóstico y logran embarazarse a una edad avanzada, como esta mamá que a los 72 años pudo tener en sus brazos a su primer bebé.

Dicen que nunca es tarde para cumplir tus sueños y esta mujer de la India se lo tomó muy seriamente. Daljinder Kaur tenía 72 años cuando por fin pudo decir: “Estoy embarazada”. La mamá primeriza, junto con su marido, Mohinder Singh Gill, de 80 años, llevaban años intentando formar una familia, pero sus intentos de concebir no habían tenido los resultados que tanto esperaban.

Fue por esto que después de un largo tiempo y de intentos fallidos, la pareja decidió someterse a tratamientos de fecundación in vitro. Así fue que ambos tuvieron la fortuna de lograr un embarazo a pesar de la edad de Daljinder.

Durante el embarazo, todo apuntaba a que no habría grandes complicaciones, al contrario, parecía que las cosas no podían ir mejor. Aunque la llegada del primer hijo de esta pareja fue todo un logro que pocos creían posible, el pequeño Armaan y su madre no han tenido mucha suerte después del parto.

Desde el día en que Daljinder dio a luz a su bebé, ambos han sufrido de problemas de salud. Al parecer, debido a la edad avanzada de su mamá, Armaan no alcanzó un peso y tamaño promedio, por lo que al nacer era más pequeño que el resto de los recién nacidos. Por su parte, Daljinder también ha visto deterioros en su salud.

Esta madre primeriza ha sufrido de presión alta que le es bastante difícil controlar y fuertes dolores articulares. Ambos síntomas fueron desarrollados después del parto. Además, el estado de salud de Daljinder le impidió poder amamantar a su bebé por más de 3 meses, lo que también tuvo un impacto en el desarrollo de su hijo.

Para tener un mejor control y ayudar tanto a la mamá como al pequeño a tener una mejor calidad de vida, los doctores se encargaron de implementar dietas estrictas para que ambos pudieran mejorar su estado de salud.

Y aunque el camino ha estado lleno de obstáculos, estos papás primerizos no se arrepienten ni un poquito de haber elegido tener a su bebé, pues a pesar de los problemas de salud, el pequeño hace inmensamente feliz a sus padres.

Imagen de portada UnivisionSalud / Facebook

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas