Patrick Dempsey y Jillian Fink tardaron 3 años en tener su primera cita, pero a los 3 meses de ese día, ya estaban viviendo juntos

Historias
hace 11 meses

Durante 11 temporadas, él fue uno de los doctores más famosos del mundo, pero en 2015 dejó atrás a Derek Shepherd y rompió los corazones de miles de televidentes. Lo que no se supo en ese entonces fue que Patrick tomó esta decisión por amor. Su trabajo ocupaba gran parte de su vida, y la única manera de recuperar lo que tenía con su esposa era ordenando sus prioridades y dándole mayor lugar a su familia. Trabajaron en su pareja, superaron un divorcio y, 23 años después, continúan juntos.

En 1994, Patrick Dempsey agendó una cita en un salón de belleza de Los Ángeles llamado Delux. La estilista y dueña del local, Jillian Fink, pensó que no era cierto, ya que uno de los empleados era algo bromista. “Todos los nombres que había escrito eran de celebridades famosas de los años 80, como Molly Ringwald”, contó Fink.

Por esa época, el actor tenía 28 años y ya cargaba con cierta popularidad, debido a sus papeles en Novia se alquilaLoverboy, entre otros títulos.

Cuando el actor abrió la puerta, la estilista no podía creerlo. “Me sorprendí al verlo y, al mismo tiempo, estaba feliz, porque él era muy lindo”, reconoció Jillian años después. La situación era compleja, ya que ella estaba en pareja y él estaba finalizando su primer matrimonio con Rocky Parker, actriz 26 años mayor que él.

Dempsey podría haber ido aquella vez y no haber vuelto más, pero continuó yendo durante mucho tiempo. Dicho en sus palabras, fueron “tres años de cortes de pelo ocasionales y bromas inofensivas”, y él sentía cierta conexión, ya que muchos años después, contó que “ella siempre estaba coqueteando”, cosa que, según Jillian, era mentira.

En 1997, un amigo de Patrick (ya divorciado) le contó que Jillian se había separado, y él la llamó. La primera cita tuvo tintes de comedia romántica: el actor le cocinó pasta en su casa. El amor fue tan vertiginoso y avasallante que a los 3 meses ya estaban viviendo juntos, y 2 años después, en 1999, se casaron.

El evento tuvo lugar en una granja de Maine, la cual le pertenecía a la familia del actor, y fue algo íntimo. “Él lloró cuando la vio”, contó Kristen Mason, hermana y socia de la novia.

Luego del casamiento, las carreras profesionales de ambos despegaron. Jillian, que había vendido su salón Delux en 1998, comenzó a fabricar sus propios cosméticos. Dio un salto importante al crear un labial para el rodaje de Los Ángeles de Charlie, en el 2000, motivada por su exclienta y amiga Drew Barrymore.

Por el lado de Patrick, que estaba atravesando desde hacía unos años un bajón en cuanto a sus trabajos y su popularidad, repuntó en el año 2000 con el papel del detective Mark Kincaid en Scream 3, película de la popular franquicia de terror.

Ya con ambas carreras establecidas, ella en la industria de la cosmética y él en la cinematográfica, decidieron agrandar su familia. En 2002 llegó Talula, su hija mayor, y en 2007 los gemelos Sullivan y Darby. Sobre la paternidad, Patrick dijo hace unos años: “Me asombran constantemente con su conocimiento y sus observaciones. Es divertido encontrar respuestas a sus preguntas”.

A pesar de la fortaleza del vínculo y de lo importante que puede ser la familia en una pareja, con los años aparecieron ciertos problemas relacionados con la falta de tiempo y el exceso de trabajo, ya que, en 2004, el actor había comenzado a correr en autos profesionalmente y, en paralelo, continuaba con su carrera como actor, siendo una de las principales estrellas de Grey’s Anatomy.

En 2015, Dempsey se encontraba en Daytona Beach para una carrera de 24 horas cuando Jillian le solicitó el divorcio. En ese entonces, su hija mayor tenía 12 años, y sus gemelos estaban a punto de cumplir 8. “Es con cuidadosa consideración y respeto mutuo que hemos decidido terminar nuestro matrimonio”, decía el comunicado oficial de la pareja. Sin embargo, no se entregaron al desamor.

Los meses siguientes al anuncio, a pesar de los rumores y las conjeturas, la pareja realizó terapia para intentar reparar el vínculo. “Jill y yo decidimos que era hora de trabajar en nuestros problemas y mejorar. Queríamos ser modelos para nuestros hijos, mostrarles que está bien tener diferencias, y que estas también pueden resolverse”. En 2016, cancelaron el divorcio y regresaron.

El actor tuvo que tomar decisiones muy costosas para recuperar su matrimonio. En 2015, dejó su papel como Derek Shepherd en Grey’s Anatomy, lo que les rompió el corazón de miles de fanáticos. Además, hizo un paso al costado como corredor, quedando solo como dueño de su equipo de carreras.

Gracias a la terapia, Dempsey entendió que su familia debía ser una prioridad, y que el tiempo de calidad junto a su mujer y sus hijos era muy importante. “Me frustré con la falta de calidad de las experiencias en mi vida. Quería llegar a un nivel más profundo, no solo bordear la superficie”.

Pudieron reconciliarse, pero jamás dejaron de trabajar en su pareja. “Tienes que comunicarte, mantenerte abierto y no volverte perezoso”, dijo el actor, quien decidió abrir su corazón y exponer las claves que mantienen en pie su matrimonio hasta hoy. Incluso recalcó la importancia de continuar teniendo citas, a pesar de la dificultad que supone la crianza de 3 hijos.

Desde entonces, Jillian y Patrick se dedican publicaciones románticas cada tanto, ya sea para sus cumpleaños o para su aniversario. Una muy bella fue compartida en agosto de 2018, cuando se tomaron una foto dándose un beso en el mismo sitio donde se casaron, con el mensaje “hace 19 años, en este mismo lugar”.

Lo dice una frase popular, “insistir, resistir, y nunca desistir”, y estas celebridades lo confirman. Creer que las relaciones son todo el tiempo perfectas es un error. La fama y el dinero pueden hacernos pensar que las celebridades viven en mundos color de rosa, pero esto no es así, y la historia de la pareja Dempsey-Fink lo demuestra.

© jilliandempsey / Instagram, Jordan Strauss / Invision / East News

Nos apasiona conocer las historias de amor de las celebridades, y, si estás aquí, probablemente a ti también. Por esta razón, te recomendamos visitar el artículo sobre Ricardo Montaner y su esposa (con quien se casó 6 veces), y el de Hugh Jackman y su mujer, quien es 13 años mayor que él.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas