Piedras gigantes se mueven por un valle, pero ¿cómo?

Curiosidades
hace 8 meses

Es el lugar más caluroso de la Tierra. Bueno, al menos en lo que respecta a la temperatura del aire. El 10 de julio de 1913, la temperatura aquí alcanzó un nivel aterrador y récord de ¡56,7 °C! No es de extrañar que la gente lo llame el Valle de la Muerte... También es el punto más bajo de toda América del Norte, ubicado a 86 m bajo el nivel del mar. Si vienes aquí, es posible que el lugar te confunda y pienses que de repente estás rodeado de hielo. ¿Pero realmente es agua congelada lo que ves? No te dejes engañar, en realidad es sal. Con el paso del tiempo, el agua de lluvia va llevándose los minerales de las capas exteriores de las rocas. Cuando el agua se evapora, lo único que queda es sal.

Si eres fanático del agua, este no es el mejor lugar para ti, ya que las lluvias son raras en el Valle de la Muerte. Tan escasas que, en promedio, recibe menos de 5 cm de precipitaciones cada año. Esto convierte al Valle de la Muerte en el lugar más seco no solo de los EE. UU., sino también de toda América del Norte. ¡En 1929 y 1953, este sitio no recibió ni una sola gota de lluvia en todo el año! Este paisaje surrealista se vuelve aún más sorprendente cuando ves las dunas de arena. Claro, solo representan una pequeña porción del Valle de la Muerte. Pero, de hecho, es una de las vistas más increíbles, y algunas se elevan a más de 200 m.

Si alguna vez llegas a la cima de las dunas de arena, puedes tener la suerte de experimentar una de las cosas más extrañas del desierto: la arena que canta. Pero ¿qué es lo que sucede aquí?¿Realmente la arena hace ese ruido, o se debe a otra cosa? La respuesta corta es que todavía no logramos entender completamente este fenómeno. Una explicación posible es que la arena que se desliza por las dunas produce este sonido debido al roce entre sus granos. Cuando lo escuchas, parece un avión volando en la distancia. Este es uno de los pocos lugares de la Tierra donde la arena hace un ruido tan fuerte que realmente puedes escucharlo. Otras regiones son el desierto de Namib, en África, o Barking Sands, de Hawái.

Si crees que las cosas no pueden volverse más extrañas en este lugar surrealista, escúchame: ¡algunas de las rocas parecen moverse por sí solas! ¿Será porque los animales chocan contra ellas? Quiero decir, el Valle es el hogar del famoso correcaminos. Esta pequeña ave, que mide menos de 60 cm de alto y pesa medio kg, es una de las pocas criaturas que viven aquí. Ha adaptado su temperatura corporal para sobrevivir al intenso calor del día. Pero el correcaminos puede no ser el culpable, después de todo, ya que no es lo suficientemente grande como para causar ese efecto. Además, nada parece estar empujando a las rocas: el rastro que dejan atrás es demasiado profundo.

Bueno, en ese caso, ¿deberíamos culpar a los vientos? Esta explicación tampoco parece encajar, ya que algunas de esas rocas son tan grandes que es imposible que puedan ser llevadas por el viento. Pueden pesar hasta 320 kg, ¡y aun así recorrer una distancia de más de 450 m! ¿Tal vez haya algo en la composición de estas rocas que las ayude a moverse cuando quieren? ¿Estarán hechas de algo especial? Los científicos estaban tan decepcionados como tú ahora cuando investigaron esta teoría: no hay nada único en la composición de las rocas. Son piedras ordinarias, en su mayoría de dolomita y granito. Antes formaban parte de los acantilados y afloramientos locales y luego simplemente se cayeron.

Aún así, los movimientos de estas rocas han intrigado a los investigadores desde su descubrimiento, a principios del siglo XX. Más curioso aún es que, dependiendo de su forma, la trayectoria parece diferir. Mientras que las rocas con una superficie áspera crean caminos rectos, las de fondo liso parecen dar vueltas. Los investigadores han tratado de descifrar las causas de los movimientos y el origen de estos senderos diferentes. Por ejemplo, observando la ubicación con la ayuda de cámaras de video. También crearon una estación meteorológica en el sitio e incluso colocaron dispositivos de rastreo GPS en algunas de estas rocas.

Hay otra pregunta: ¿por qué algunas de las rocas se mueven juntas? Independientemente de su forma y su tamaño, algunas de ellas dejan huellas paralelas. Parece que están siguiendo la misma dirección, tomando los mismos giros y curvas mientras se mueven. Es posible que estén yendo a la misma fiesta, ¿verdad? Recién en 2014 los científicos lograron capturar el movimiento de las rocas en video. Hasta entonces, nadie había visto a las rocas moverse. La gente estaba intrigada por el misterio de las marcas que dejaban detrás. Con la ayuda de la técnica de cámara rápida, que implica tomar fotos del mismo marco durante un tiempo y luego reproducirlas como una película, los científicos finalmente descubrieron qué había detrás del movimiento de esas rocas.

Entonces, ¿realmente tenían algo que ver los animales o el viento? ¿O era alguna otra fuerza misteriosa la que empujaba las rocas por el paisaje vacío? Bueno, ¡la respuesta no es tan simple como te imaginas! Todo se reduce a una combinación de lluvia, cambios rápidos de temperatura y un poco de viento. En pocas palabras, cuando llueve en el valle, el lugar a veces puede congelarse. Y todo el Valle empieza a parecerse a una pista de patinaje sobre hielo gigante. Algunas de las rocas también quedan atrapadas en el hielo. Una vez que la temperatura aumenta y el hielo comienza a derretirse, partes de esa capa de hielo empiezan a moverse lentamente, arrastrando las rocas. De ahí su movimiento y las huellas que dejan.

Dado que la tierra debajo de las rocas se vuelve más fangosa debido a la lluvia, es más fácil que se muevan junto con la capa de hielo. Una vez que el hielo se derrite, el agua se evapora, sin dejar indicios de lo que realmente sucedió. Las huellas se solidifican con el calor del sol, dando la apariencia de que las rocas se han estado moviendo por sí solas. Lo que hizo que a los científicos les costara descifrar este misterio fue que la capa de hielo en la que se mueven las rocas es muy, muy delgada. Sin dudas, tiene que ser una capa extensa, pero lo suficientemente delgada como para evaporarse muy rápido, sin dejar señales de que realmente estuvo allí. De todos modos, a pesar del nombre del desierto, hay muchas criaturas deambulando por este lugar. ¡Incluso peces! Lo sé, peces en el desierto, ¿verdad? Bueno, sorprendentemente, hay seis especies de peces que pueden sobrevivir allí, a pesar de las aguas saladas y las difíciles condiciones.

Una de estas especies resistentes es el Cyprinodon diabolis. ¡Solo vive allí, en el agua cuya temperatura puede subir hasta unos asombrosos 34 °C! Debido a la temperatura y la concentración de oxígeno, ninguna otra especie de pez puede hacerlo. Pero no se trata solo de peces. En realidad, hay una gran variedad de vida silvestre en el desierto. Es el hogar de más de 50 especies de mamíferos e incluso varios tipos de reptiles. Aquí encontrarás coyotes, zorros, gatos monteses y leones de montaña. Entre las especies más pequeñas, podrás ver conejos, ardillas, murciélagos, tortugas, ratas y ratones. Algunos de los animales que viven aquí debieron adaptarse a las duras condiciones y propusieron soluciones realmente creativas. Como la liebre, por ejemplo. Utiliza sus orejas de gran tamaño para mantenerse fresca durante el intenso calor del verano.

Las ratas canguro también tienen un truco único bajo la manga. ¡Pueden sobrevivir casi sin agua! ¿Cómo? Son capaces de obtener toda el agua necesaria de los alimentos que comen. Otras criaturas, como las tortugas, utilizan la hibernación. Ellas descansan hasta nueve meses al año para protegerse de las condiciones extremas del desierto.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas