Por qué hay dos teclas Alt, Ctrl y Shift

Curiosidades
hace 7 meses

¿Te has preguntado por qué los teclados no están organizados en orden alfabético? Bueno, los teclados modernos que todos conocemos se remontan a las máquinas de escribir. Al principio, estas tenían teclas como de piano, y estaban ordenadas alfabéticamente. Pero no era conveniente: las letras más utilizadas estaban demasiado juntas, lo que provocaba frecuentes atascos mecánicos. Así que escribir era bastante molesto. Entonces, el Sr. Christopher Latham Sholes, uno de los inventores de la primera máquina de escribir, ideó en su lugar el diseño del teclado qwerty. La idea detrás de ese diseño era separar las combinaciones de letras más utilizadas, como “st” o “ma”. Eso prevenía problemas mecánicos. Esta realineación ayudaba a la alternancia entre ambas manos, lo que aumentaba la velocidad de escritura.

¿Por qué necesitamos dos teclas Shift si ambas hacen exactamente lo mismo? Bueno, es solo para que sea más cómodo usarlas. Cuando la tecla que necesitas está en el lado derecho del teclado, usas el Shift derecho, y cuando está en el izquierdo, usas el Shift izquierdo. Lo mismo se aplica a las dos teclas Alt y Ctrl. A pesar de que sirven para el mismo propósito, tienen diferentes códigos de escaneo, y puedes asignarles funciones diferentes manualmente si lo deseas. Por ejemplo, en una configuración de teclado internacional, el Alt derecho permite escribir la letra alemana “ß”, mientras que el Alt izquierdo no. Esos pequeños soportes de teclado son en realidad una norma exigida. La altura de los teclados debe ser regulable, permitiendo un ángulo entre 0° y 15°. El ángulo recomendado es de 5° a 12°, por cierto.

Esos soportes sirven para ver mejor las teclas, en caso de que no escribas sin mirar. Un pequeño problema que viene con esto es que, en este caso, tus muñecas están dobladas, por lo que puede ser agotador mantenerlas en esta posición y tipear. Así que el soporte está ahí para darte una opción. Este símbolo no es uno nuevo que se inventó para Internet. Nadie sabe exactamente cuándo se originó, pero investigadores lo remontan al menos a la Edad Media. La primera documentación encontrada con ese símbolo es del año 1536. Dicen que “at” es la abreviatura de la palabra latina “ad”, que significa “en”, “a” o “hacia”. Al principio, lo escribían como “ad”, pero el trazo ascendente de la “d” se curvó hacia la izquierda, hacia la a. Con el tiempo, para hacerlo más corto, la “d” simplemente se reemplazó con un círculo alrededor de la “a”. También se usaba comúnmente en los viejos tiempos para marcar precios. Luego el símbolo desapareció por un tiempo. Ni siquiera estaba en los teclados de las primeras máquinas de escribir.

Pero con el desarrollo de las computadoras, la gente necesitaba un símbolo para conectar varias máquinas. Por ejemplo, tenían que enviar algo a un usuario en particular en una computadora concreta, y el nombre del usuario y el de la computadora tenían que dividirse con algo. Así que regresaron al símbolo @. Cambiando de tema, los dos lados de un disco de algodón son diferentes porque cada uno tiene un propósito particular. Un disco de algodón tiene varias capas para garantizar que sea suave, fuerte y pueda absorber líquidos. El borde está cosido para mantenerlo todo unido. El lado liso es para aplicar productos, y el que tiene un patrón es mejor para limpiar y desmaquillar. Además, cualquier paquete de discos de algodón tiene esas cuerdas a los lados. Están ahí para que puedas colgarlo en alguna parte. Luego, puedes abrirlo en la parte inferior, donde está la línea perforada, y sacar los discos uno por uno.

Los huevos tienen números estampados y dicen algo. El primer dígito puede ser 0, 1, 2 o 3, y te dice cómo se produjo el huevo. 0 significa que es orgánico, 1, que es un huevo de gallina criada en libertad, 2 dice que es de una gallina de interior y 3 significa que proviene de jaulas apiladas. Luego, hay letras, que son códigos que te dicen en qué país se produjo el huevo. Los otros cuatro de cinco dígitos son el código exacto del productor. Además, hay un número de tres dígitos en el costado de un cartón de huevos. Este indica el día del año en que se produjeron los huevos. Así, 001 representa el 1 de enero, 120 representa el 30 de abril y 365 es diciembre, ¿qué día? ¡31! (¡Estabas prestando atención!).

Todos los huevos son típicamente blancos o marrones. El color depende de la raza de la gallina: normalmente, las blancas ponen huevos con cáscara blanca, mientras que las oscuras ponen huevos con cáscara marrón. Pero incluso los ejemplares de la misma raza pueden poner huevos de diferentes colores, según su genética. Además, algunas razas ponen huevos azulados. Y no, no hay diferencia nutricional entre los huevos blancos y marrones. Hablando de cosas para usar en la mañana, las varillas para remover café tienen agujeros. El plástico generalmente se dobla cuando se coloca en bebidas calientes. Con los agujeros se vuelve más resistente y puede soportar el calor. Otra ventaja es que se requiere menos plástico para producirlos de esta manera. ¿Has notado que un par de palillos de madera siempre están unidos? Bien por ti, es un par nuevo. De esta manera, siempre puedes saber si alguien los ha usado antes que tú (guácala...).

Los microondas cocinan y calientan tu comida usando radiación de microondas y haciéndola pasar a través de los alimentos. Esta radiación puede calentar tu cuerpo al igual que calienta la comida. Es por eso por lo que es peligrosa para las personas: porque causará quemaduras si uno se expone a ella. Por esta razón, estos aparatos están diseñados para evitar que las microondas se escapen. La puerta, que está hecha de plástico y vidrio, no es suficiente para mantener la radiación adentro. Así que agradece a este patrón de rejilla que los microondas tienen en sus puertas. Está hecho de metal y actúa como una jaula, impidiendo el paso de las ondas. Ese patrón siempre está ahí para protegerte. La mayoría de los teléfonos celulares con una cámara de buena calidad tienen varias lentes. Cada una tiene un propósito particular. Por lo general, una lente es buena para tomas cercanas, para obtener detalles más nítidos, pero no para capturar cosas en movimiento. Por lo tanto, a menudo se agrega una segunda lente para hacer fotos en movimiento. Otras lentes pueden tener otros propósitos que se suman para obtener el mejor resultado posible.

Hay una historia genial sobre por qué los libros y los cuadernos tienen márgenes. Originalmente, estaban destinados a proteger las notas porque los roedores se comían los bordes del papel. La gente no quería que se dañara ninguna nota o texto, así que hubo que adaptarse. Comenzaron a dejar algo de espacio en los bordes. En estos días ya no tenemos este problema, pero los márgenes se mantuvieron por muchas razones, incluida la estética, la encuadernación y el deseo de dejar espacio para tus propias notas y comentarios (los roedores se han trasladado a las redes sociales). La mayoría de las casas tienen techos en forma de triángulo. Lo que pasa es que si el techo fuera plano, el agua (y sobre todo la nieve) se acumularía allí en grandes cantidades. Todo puede volverse bastante pesado y el techo puede colapsar bajo este peso. La forma triangular permite que el agua y la nieve se deslicen hacia abajo.

Los colchones siempre tienen esos diseños elegantes, pero resulta que, a diferencia de los techos triangulares o la mayoría de las cosas en este video, no tienen un gran propósito. Los fabricantes de colchones producen una cantidad limitada de modelos diferentes, y la única forma de hacerlos lucir distintos es crear un patrón de costura elegante. Dos colchones de dos compañías pueden ser exactamente de la misma calidad, pero costar diferente. La mayoría de la gente no lo sabe y piensa que su calidad es diferente. Así que, cuando compres uno, simplemente ignora el patrón (o solo duerme en él). Si te has hospedado en hoteles varias veces, es posible que hayas notado que generalmente tienen sábanas y toallas blancas. En primer lugar, el color blanco se ve elegante y lujoso. Pero la otra razón es que es una forma de demostrar la limpieza de las sábanas. Cualquier mancha sería visible sobre el color blanco, así que las de ese tono demuestran excelentes condiciones sanitarias.

Otra cosa sobre las habitaciones de hotel es que algunas de ellas no tienen reloj. Esto, nuevamente, se debe a la estética y al intento de verse lujosos. Los relojes emiten vibraciones hogareñas extremas, y eso no es lo que buscan los hoteles. Pero probablemente ni siquiera te des cuenta de eso porque tienes tu teléfono celular para verificar la hora. Además, muchos hoteles no tienen habitaciones número 13, o siquiera un piso 13. Puede parecer extraño decirle piso 14 al 13, pero si puedes calmar así a los huéspedes supersticiosos, ¿por qué no? (Solo no camines debajo de una escalera para llegar a tu habitación).

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas