Propósitos ocultos de 15 cosas que tienes

Curiosidades
hace 6 meses

Hay todo tipo de cosas sorprendentes que puedes hacer con productos que ya están en casa y que estaban destinados a otras cosas. Exploraremos algunos de ellos, además de artículos cotidianos que tienen otros propósitos que quizá no conozcas. Además, estoy de buen humor, así que vamos a divertirnos. Hoy en día, muchos pares de tijeras de cocina tienen una abertura dentada donde se unen los mangos y las hojas. Puedes utilizarla como un extractor de hierbas para retirar el tallo de hierbas difíciles como el tomillo, el romero y el cebollino. Te ahorrará mucho tiempo al intentar arrancar las hojas a mano. Y si te falta un jarrón, puedes regalar rosas a tu pareja de esta manera. Solo ten cuidado de hacia a dónde apuntas el extremo afilado.

La lengüeta metálica de las latas de refresco puede darse la vuelta. Puedes colocar un popote en su lugar, para no tener que sostenerlo hacia la boca. Esta lengüeta de retención sustituyó a la de anillo de arrastre creada a principios de los años sesenta. Te acuerdas de ellas, ¿verdad? Podían ser bastante afiladas y se desechaban fácilmente donde podían ser una amenaza para los demás. ¡Ahora puedes meter tu popote directamente en una! También significa que puedes producir algunas burbujas y hacer un desastre. A veces, cuando compras una prenda de vestir, recibes una bolsita de plástico con un botón extra y un trozo de tela. Aunque la tela se utiliza claramente para remendar agujeros, también puede servir para probar los efectos de varios limpiadores en determinadas superficies. También es útil para probar los ciclos de lavado antes de lavar toda la prenda. Y si quieres limpiarte la nariz con ella, esa sugerencia no salió de mí.

Puedes utilizar un destornillador para hacer palanca si tienes problemas para levantar o mover algo. Algunos también tienen un mango de forma hexagonal que encaja dentro de una llave inglesa. Puedes utilizarla para mejorar el par de torsión y, de nuevo, para hacer palanca. Un poco más fácil para tus manos. Algunos de nosotros no somos tan fuertes. O tal vez sea solo yo. Las bandas elásticas son estupendas para muchas cosas, pero si tienes una botella difícil de abrir, puedes envolverla con esta para mejorar el agarre.

Las escaleras mecánicas tienen esos peludos cepillos negros por una razón similar a la que algunos tienen líneas amarillas en sus escalones: para intentar disuadir a la gente de acercarse demasiado a los lugares peligrosos. La gente no siempre se da cuenta, y a veces la ropa puede acercarse al punto en el que el escalón se encuentra con el borde o “falda”. El cepillo es una pequeña barrera para evitar que esto ocurra. También pueden atrapar trozos de pelusa y evitar que otras cosas pequeñas caigan en los huecos. Un par de vaqueros normal tiene varias características que son a la vez funcionales y en cierto modo sentimentales. Los remaches metálicos alrededor de los bolsillos ayudan a asegurar los puntos de tensión. Esto asegura que duren un poco más que el promedio, aunque no todos los vaqueros los tienen.

Muchos siguen teniendo un pequeño bolsillo justo encima de la bolsa principal. Originalmente estaba pensado para guardar un reloj de bolsillo. Aunque ya están en desuso, mucha gente sigue utilizando este espacio para guardar monedas, anillos, ¡o incluso un USB portátil! Esto puede parecer un poco obvio, pero si te has preguntado para qué sirven todas las muescas en una llanta de carro, es para la tracción en la carretera. Sin embargo, también son un buen indicador de si tu neumático se está desgastando demasiado. Si esas muescas ya no son tan profundas y están casi a ras de la carretera, es hora de sustituirlas. Si no lo haces, la próxima vez que intentes frenar bruscamente en una señal de alto, podrías sorprenderte al ver que tu auto se ha convertido en un patín gigante.

Los contenedores de comida para llevar que más se asocian a los restaurantes chinos están diseñados no solo para llevar la comida a casa, sino para guardarla en el refrigerador. Además, hacen también de plato, ya que puedes comer directamente en ellos y no preocuparte por ensuciar los platos. ¡Sí! En realidad, se patentaron en 1894 para transportar ostras recién descascarilladas, y se conocían como balde de ostras. Más tarde se adaptaron para utilizarlos como contenedores a prueba de fugas para la comida. Cuando estás sentado en un avión y miras por la ventana, es posible que notes pequeños agujeros o, en algunos casos, una pequeña abertura singular cerca del fondo. Esto se llama orificio de respiración, y no, no es para ti. Está diseñado para igualar la diferencia de presión de aire que se acumula entre la cabina presurizada y la atmósfera exterior, especialmente durante las grandes altitudes.

También libera la humedad de entre los cristales para evitar que se forme escarcha en las ventanas y obstruya esa vista tan importante. Lo siento, pero parece que no vas a dibujar una cara sonriente pronto. Este objeto fue introducido en 1956 por una empresa japonesa. Bastante genial, ¿eh? Se inspiraron en las barras de chocolate desprendibles. Pero no hay que confundirlos. Uno no sabe bien. Cuando se trata de una cinta métrica, casi todos los carretes tienen una ranura vacía en el extremo metálico. Esto se llama un agarrador de clavos, por lo que se puede sujetar a un clavo o a un tornillo. Un truco muy práctico para hacer mediciones sin necesidad de que otra persona la sujete. Muy ingenioso.

Los pasadores tienen ranuras en un lado para sujetar mejor el pelo. Una locura, ¿no? El lado recto va hacia arriba, mientras que las ranuras van hacia abajo, contra la cabeza. Su nombre en inglés, bobby pin, se debe al estilo de peinado bob, que era popular en los años 20, aunque los pasadores se inventaron en el siglo XIX. El peinado ha desaparecido, pero estos permanecen. Quítalos antes de lavarte el pelo, ya que no se ven bien pegados a los dedos. Si has estado en un carro o en un autobús, seguro habrás notado los puntos negros texturizados en los bordes de los vidrios. Probablemente te hayas dado cuenta de que no están ahí por su aspecto bonito. Se llama frita, una pintura cerámica. Su función principal es proteger la ventanilla de la radiación ultravioleta. También crea una superficie rugosa para que el adhesivo se pegue.

Si ves un bulto de adhesivo rosa en la esquina, no lo toques. En realidad, es el chicle viejo de alguien. Si echas un vistazo a la parte inferior de la cerradura, es probable que veas uno o dos pequeños agujeros. Esto es para dejar salir el agua del interior, que puede quedar atrapada debido a la lluvia. Este minidrenaje evita que el funcionamiento interno se oxide o se congele si el tiempo es muy frío. Si en otra situación, la cerradura se atasca, puedes facilitar un producto a base de aceite en el interior para lubricar la cerradura y hacerla funcionar de nuevo. Si perdiste la llave y quieres aliviar tus frustraciones, puedes gritar en los orificios. No hará nada para abrirlo, pero puede ayudarte a sentirte un poco mejor. Si te devuelve el grito, pues oye, yo saldría corriendo.

Algunas camisas de vestir tienen un lazo de tela en la espalda. Lo adivinaste: sirve para colgar la prenda. Se dice que los lazos se utilizaron por primera vez en la marina, ya que era fácil colgarlos en la pared. En los años 60, en las universidades, la moda del momento era llevar la camisa abotonada hasta arriba, haciéndola difícil de colgar. Así que los diseñadores empezaron a poner el lazo en la espalda. Si el estudiante se lo quitaba, significaba que tenía una relación estable. A no ser que tu amigo arrancara uno para gastar una broma. Ahora todo el mundo te preguntaría con quién estabas. Hay un poco más en esta historia, pero no tenemos tiempo de engancharnos. Y sí, es un mal juego de palabras. A propósito. Es lo que hago.

¿Alguna vez te has preguntado por qué las monedas tienen esas pequeñas crestas a lo largo del borde? Es un vestigio de tiempos pasados, cuando valían más. Los falsificadores podían fácilmente limar los bordes para venderlas como monedas de oro o plata y obtener algún beneficio. Las crestas se crearon para que fuera mucho más fácil saber cuál de las monedas había sido alterada. Hoy no es necesario, pero las monedas siguen teniendo ese estilo modificado. Si alguna vez te aburres de verdad, puedes intentar contar cuántas crestas hay. En realidad, es una idea muy aburrida. Olvida eso y mira otro video de Genial en su lugar. Mira, ahí está el final del video. Viene directamente hacia mí. Iba a contarte algo más, pero me quedé sin tiempo. Y sin bromas.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas