¿Qué son esos misteriosos anillos negros en todo el mundo?

Curiosidades
hace 9 meses

Miras al cielo y ves un enorme anillo de humo flotando allí. Parece espeluznante, ¿es alguna forma de brujería? ¿O simplemente fue producido por una máquina? Bueno, este fenómeno es mucho menos misterioso de lo que podrías imaginar. Este anillo de humo fue visto sobre el pueblo de Shortandy, en Kazajistán. La estructura en forma de “O” flotó en el aire durante unos 15 minutos y luego desapareció. Un anillo similar fue visto tiempo después en Gran Bretaña. Fue nombrado “El anillo negro de Leamington Spa”, y resultó que se produjo durante una prueba de fuegos artificiales sobre el Castillo de Warwick.

Otra prueba pirotécnica provocó que el mismo anillo de humo apareciera en el cielo sobre Florida en 2013. Y un año antes, en 2012, una formación de humo muy similar apareció sobre Chicago como resultado de la explosión de un transformador eléctrico. Para que se produzca tal vórtice, una explosión debe pasar a través de una estructura circular, por ejemplo, la chimenea de una fábrica. Ahora, ¡mira este extraño fenómeno meteorológico! No parece... ¿nubes cayendo? Fueron capturadas en video en Marruecos: una gran región estaba cubierta con una sustancia espesa, similar a una espuma. Grandes trozos de esta caían al suelo o eran levantados en el aire por ráfagas de viento. Todavía no está claro qué eran estas “nubes”. Algunos meteorólogos creen que el material era, de hecho, espuma artificial, ya que las “nubes” parecían no poder asentarse.

Este cielo rojo luce absolutamente aterrador. ¿Así es como se ve el fin del mundo? Los habitantes de la ciudad china donde se observó el fenómeno se llevaron un buen susto al ver un misterioso cielo de color rojo sangre. Pero la explicación de este fenómeno natural es simple y prosaica. Los expertos afirman que tales colores fueron causados por la refracción y dispersión de la luz. Y la luz en sí podría provenir de barcos en el puerto local. En los videos, podemos ver que el cielo es más carmesí exactamente sobre el puerto. Esta magia fuera de Hogwarts se llama “duendes rojos”. Estos son relámpagos coloridos que ocurren muy por encima de las nubes de tormenta. Este fenómeno había sido descartado como algo ficcional durante décadas, hasta que los científicos lo captaron en una película. Y desde entonces, ha sido grabado miles de veces. ¡Ups!

Los duendes rojos son descargas eléctricas masivas que toman diferentes formas. Se ven como destellos luminosos de color naranja rojizo. Duran una mera fracción de segundo y ocurren después de fuertes relámpagos, elevándose hasta 96 kilómetros en el aire. Por lo general, son causados ​​por las descargas de rayos positivos entre el suelo y una nube de tormenta. En marzo de 2018, las personas que miraron hacia el cielo en el norte de Nevada pudieron ver la nube más rara y extraña jamás vista: una nube herradura. A menos que la persona conozca la explicación científica de este fenómeno, puede asustar y desconcertar incluso a los observadores del cielo más experimentados. Pero los meteorólogos saben que tal vórtice ocurre cuando una nube plana viaja sobre una columna de aire caliente ascendente. Esto no solo le da a la nube su forma impresionante, sino que también le da un giro a su movimiento. Desafortunadamente, tales nubes son muy fugaces y duran solo unos minutos.

Impresionantes nubes arcoíris aparecen encima de nubes hinchadas, parecidas al algodón, después de las tormentas eléctricas. Las nubes esponjosas son las de baja altitud. Por lo general, flotan a una altura de alrededor de 1800 metros. Cuando el vapor de agua que contienen se condensa, las gotas resultantes actúan como prismas. Esto forma gorras multicolores sobre las nubes. Las nubes de gloria de la mañana son extremadamente raras. Parecen enormes tubos que se extienden por el cielo. Pueden serpentear por más de 965 kilómetros, asentándose relativamente bajo. La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que estas aparecen cuando una corriente ascendente atraviesa la nube. Esto crea la característica apariencia de rodadura. El aire fresco en la parte posterior de la nube hace que se hunda hacia abajo. El mejor (pero no el único) lugar para verlas es el golfo de Carpentaria en Australia. Si decides viajar allí para observarlas, hazlo desde finales de septiembre hasta principios de noviembre.

La lluvia de sangre parece aterradora, a menos que sepas lo que es. En realidad, no hay nada extraño o antinatural en este fenómeno meteorológico. La gente ha sabido sobre él desde los tiempos de la Antigua Roma. A veces, los vientos poderosos elevan el polvo rojo a la atmósfera y lo llevan lejos, muy lejos. Al final, este se mezcla con las nubes, que colorean la lluvia. Por cierto, el polvo de las minas de carbón puede ennegrecer la lluvia. El polen es responsable de las lluvias amarillas, y algunos otros tipos de polvo pueden volverlas blancas . En Dinamarca, las personas experimentan efectos de apagones con bastante frecuencia. ¡Mira lo raros que son! Pero todo se vuelve aún más extraño cuando descubres que las aves son las responsables de este fenómeno inusual. Cada primavera y otoño, millones de estorninos comienzan su migración anual desde Suecia, Finlandia y Noruega hacia Gran Bretaña, Bélgica y Francia. Y Dinamarca es el lugar afortunado donde puedes observar el “Sort sol” (que es el nombre danés para “sol negro”).

Las aves viajan en grandes bandadas; de esta manera, es más fácil intercambiar información y mantenerse calientes. Antes de que aterricen, la bandada realiza movimientos que parecen un baile. Pero son solo estorninos moviéndose juntos y creando diferentes formaciones para ahuyentar a los depredadores. Y aunque los pájaros vuelan en patrones muy sincronizados, la gente piensa que la enorme bandada cambia de forma caóticamente. El sol negro solo dura 20 minutos al atardecer, y tienes que ser rápido o tener suerte para verlo. Si una tormenta retrasa tu tan esperado pícnic, mantén la calma y piensa en la suerte que tienes de que no sea el Catatumbo, ¡la tormenta eléctrica más larga del mundo! El corazón de esta, que se repite todos los años, se encuentra sobre el lago de Maracaibo en Venezuela, y se eleva mucho más que una tormenta normal. ¡Este fenómeno dura entre 140 y 160 días, y crea más de 280 rayos al día!

Probablemente hayas escuchado que un rayo no cae dos veces en el mismo lugar. Bueno, la tormenta Catatumbo parece no saber de esta regla. O, al menos, no evita que las nubes de tormenta se acumulen en el mismo lugar, año tras año. ¿Has visto alguna vez enormes discos redondos en el cielo? Lo más probable es que fueran nubes lenticulares. Por lo general, se forman sobre lugares grandes y altos, como montañas o colinas. Cuando un viento fuerte choca con alguna barrera, se crea una ola de aire. Este envuelve un poco el obstáculo. Y cuanto más alta es la barrera, más frío se vuelve el aire que se eleva sobre ella. En algún momento, la humedad que contiene se convierte en gotas de agua, y estas forman estas nubes inusuales. Las nubes lenticulares pueden parecer olas, una pizza o incluso una pila de panqueques.

En Australia, a veces llueven arañas. ¡Eso es porque estas criaturas pueden “hincharse”! Es una forma muy inusual de viajar. Una araña sube a lo más alto de un árbol o arbusto, y luego, hila varias hebras de seda, que después ayudan a que se deje llevar por el viento. No es fácil detectar arañas “globosas”. Pero a veces, cuando el clima es especialmente húmedo y desagradable, se produce un “hinchamiento masivo”. Millones de arañas emprenden un viaje para encontrar otro sitio con mejores condiciones. Puede parecer que está nevando afuera, pero no, son arañas que caen al suelo. Los enormes bultos blancos sobre tu cabeza se llaman nubes mastodónticas. Pueden hacerte creer que el cielo se está cayendo. La mayoría de las nubes se forman cuando el aire sube a la atmósfera, pero no estas. Aparecen cuando el aire húmedo y frío desciende y se mezcla con el aire seco. ¿El resultado? Nubes únicas que parecen arroz inflado. Por cierto, si detectas este fenómeno, el mal tiempo está a la vuelta de la esquina. Los arcoíris lunares son mucho más raros que los arcoíris en sí. Son causados por la luz de la luna en lugar de la luz solar directa, y solo ocurren cuando la luna está casi llena. Son tenues y, a menudo, parecen ser blancos, pero es solo una ilusión. El ojo humano no es lo suficientemente sensible para captar todos sus colores.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas