Respira éxito, un joven empresario vende botellas de aire y gana miles de dólares

Historias
hace 8 meses

Hay quienes compran un llavero para recordar sus viajes, pero otros prefieren llevarse, literalmente, el aire de la ciudad que visitaron. Ya no es necesario subir a los Alpes suizos para disfrutar la brisa de la montaña, pues es posible hacerlo comprando una botella de 97 dólares llena de aire. Sin embargo, el emprendedor Juan Carlos Alvarado tiene una opción más económica para los interesados en este tipo de producto y que le ha dado miles de dólares: Botellas del aire primaveral de Colombia.

Juan Carlos Alvarado vive en Medellín, conocida como la “Ciudad de la Eterna Primavera”, gracias a su agradable clima que ronda los 19º C durante todo el año y ofrece vistas a un paisaje verde y montañoso. Mientras que los habitantes de la ciudad colombiana pueden gozar de este clima los 365 días del año, hay quienes están interesados en tener un pedacito de la eterna primavera en casa, aunque sea en una botella de aire.

“Aquí almacenamos el aire de Medellín, que es especial, una joya”, explicó Juan Carlos sobre su emprendimiento llamado Medellín Air, “No envasamos aire puro, sino el de la ciudad, tal y como es”.

Puede que sea difícil creer que alguien esté dispuesto a pagar por aire, pero esto ya se ha visto antes en países como China, donde hay personas que pagan hasta 30 dólares por una botella de aire fresco y libre de contaminación. Incluso, un artista de Beijing vendió un tarro lleno de aire de Francia por 860 dólares.

Pero, ¿es realmente el aire de Medellín distinto? Intentamos responder a la pregunta y, considerando que el aire es diferente de una ciudad a otra, por factores como la concentración geográfica de personas y las actividades económicas, podemos decir que el aire de esta región sí es diferente, pero no necesariamente mejor. De hecho, aunque en general Medellín está catalogada como una ciudad con buena calidad del aire, otras ciudades de Colombia la superan.

Sin embargo, Medellín es la única ciudad colombiana que tiene el atractivo de la eterna primavera. Por ello, al ver que el aire es un artículo deseado por los turistas y las personas que viven en zonas con alta contaminación, Juan Carlos decidió emprender su propio negocio de venta de aire con una técnica especial que lo diferencia del resto.

“He creado un dispositivo eficaz, un colector de aire, que tarda entre 15 y 30 minutos en atrapar las partículas para generar esa sensación de primavera. Es 100% natural”, explicó sin revelar el método. El emprendedor asegura que su producto es genuino y que no vende botellas vacías, sino que realmente logra encapsular el aire de Medellín en sus botellas que son vendidas por varios dólares.

Juan Carlos Alvarado afirma que el primer día después del lanzamiento del negocio vendió 77 botellas de aire por 5 dólares cada una. Gracias a su inesperado éxito, redobló el producto y al tercer día ya estaba vendiendo alrededor de 300 botellas a los turistas, lo cual quiere decir que ha ganado hasta 1,500 dólares en tres días.

“Yo no lo hago por temas de vender aire puro [...] Yo me enfoco más en vender un recuerdo exclusivo, original, una reliquia coleccionable; porque eso va más allá de solo aire. Esto abarca más que la contaminación y todo eso: es atrapar la esencia de la ciudad de la eterna primavera”, declaró el vendedor de aire.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas