Cómo una mascarilla le quitó a una señora más que las imperfecciones

Historias
hace 8 meses

¡La belleza cuesta! En nuestro frenético mundo de productos de belleza y cuidado personal, es fácil pasar por alto los posibles peligros que se esconden detrás de productos aparentemente inofensivos enfocados en cumplir con los cambiantes estándares de belleza. La protagonista de nuestra historia descubrió un poco tarde los peligros ocultos y los accidentes devastadores que pueden resultar de un mal uso o una elección descuidada de uno de esos productos. Afortunadamente, al final pudo recuperar su mirada natural.

La cuenta de TikTok de Abby Vanessa (@vanesaabigail23) se hizo viral porque subió un video donde muestra a su mamá batallando al quitarse una mascarilla líquida negra, que se había puesto para quitar impurezas.

Sin embargo, lo que desconocía era que esta mascarilla también se llevaría consigo otros elementos esenciales para el rostro. Con más de 23 millones de vistas y siendo guardado en más de cien mil ocasiones, la desventura de esta señora se ha convertido en el favorito de los internautas.

El video muestra a su mamá tratando de quitarse con gran dolor y desesperación la mascarilla que se ha adherido a su piel. Comenzando de abajo hacia arriba la señora se va arrancando pedazos de la mascarilla quejándose en cada movimiento. La angustia de la mamá es evidente.

Pero, al llegar a la parte de las cejas Abby le advierte a su mamá en varias ocasiones “Cuidado con la ceja” pero la desesperación de la señora es tan grande que se arranca todo de una vez.

Al verse al espejo ella nota lo que acaba de ocurrir “¡Me estoy quedando sin cejas!” exclama pero aun no se la ha quitado completamente.

“Te lo dije” le dice Abby. “¡Ah me quedé sin cejas!” con lágrimas en los ojos que no sabemos si son del dolor de quitarse la máscara o de verse en el espejo. “¡Definitivamente, me quedé sin cejas!” Gritó, ante la mirada incrédula de Abby.

En un video posterior, Abby entrevista a su mamá, quien ya se ve de mejor ánimo y arreglada aunque con cejas pintadas. Y le pregunta ¿Por qué te pusiste la mascarilla? Y ella responde:

“Una alumna mía me la regaló. Yo he visto que las usan para limpiar el rostro, así que me la puse y este es el resultado”. Contó que aun así tuvo que acudir a trabajar y que la única solución a su problema es el microblanding.

“Ya me hice cita para el microblanding, pero me da tanto miedo tatuarme”, mientras tanto se desmaquillaba y mostraba como quedó su rostro, entre risas de ella y su hija. “No medí las consecuencias, ya no utilizaré esas mascarillas” Concluyó.

En un tercer video, Abby nos muestra cómo su mamá se encuentra lista para hacerse un microshading y poder recuperar su rostro como era antes del evento.

El microshading es una especie de tatuaje que imita los pelos de las cejas, que se dibujan de forma muy natural y realista mediante una pluma que deposita el pigmento de color en la dermis.

En un último video Abby está lista para mostrarnos cómo quedó su mamá después de vivir esa odisea que generó risas de los usuarios y también de ella y su familia. Después de aplicarle la técnica su mamá se notaba más contenta, mientas exclamaba “’¡Qué bonitas! Ya tengo cejas.”

Al final de todo, ella experimentó una sensación de autenticidad y confianza. Aprendió que la belleza puede requerir sacrificios, pero al final, vale la pena cuando te sientes bien contigo misma.

Internet está lleno de historias de mujeres y hombres que se sacrificaron por verse mejor, aunque no está mal utilizar ayudas para resaltar nuestra belleza natural, siempre es bueno saber las consecuencias y efectos de cualquier técnica. Tenemos artículos que nos muestran algunos sacrificios de usuarios y de mujeres que nos cuentan algunas graciosas historias.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas