Si ves una botella de plástico en tu llanta, ponte alerta

Curiosidades
hace 5 meses

¡Un ladrón bien entrenado puede entrar en tu automóvil en cuestión de segundos! Escucha, porque voy a mostrarte algunos secretos de los ladrones de autos. La tecnología en los automóviles es cada vez más avanzada. Puedes pensar que los ladrones de autos también tienen dispositivos superavanzados para mantenerse al día. No necesariamente. Los viejos trucos todavía sirven para la mayoría de los robos.

Los expertos dicen que muchos conductores no toman las precauciones más sencillas. El 43 % de las personas no revisan la manija de la puerta para asegurarse de que su automóvil esté cerrado antes de irse. Entonces, consejo número 1: cierra tu auto y luego verifica nuevamente si está cerrado. Aquí va un truco de nueva generación. A veces todo lo que necesitas para robar un auto es una botella de plástico. Así es la cuestión: los ladrones caminan por un estacionamiento. Ponen sus ojos en un auto y dejan una botella de plástico vacía sobre la llanta del lado del pasajero. El conductor enciende el motor y el automóvil comienza a moverse.

Ah, ¿qué fue ese sonido? Se baja del auto para revisar y se agacha para ver qué pasa allí. Y luego, el ladrón viene y roba el auto o agarra los objetos de valor que hay dentro. El mayor error del conductor, en este caso, es dejar el auto encendido. La regla número 3 está un poco relacionada con estos incidentes. No dejes tu auto encendido, ¡nunca! La policía siempre nos advierte que dejar las llaves puestas en el auto en una estación de servicio, incluso mientras estás cargando gasolina, es una invitación para los ladrones. Pueden subirse a tu auto e irse con toda facilidad. Es decir, tal vez te parezca una gran idea calentar el auto mientras esperas dentro de casa en lugar de quedarte afuera en el frío. Pero esto convierte a tu auto en un objetivo. Tampoco lo dejes encendido mientras entras a una tienda. Además, en muchos lugares, no es legal dejar un auto encendido y desatendido en el estacionamiento de una tienda.

Esto puede sonar obvio, pero nunca dejes algo valioso en el auto, ni siquiera monedas en el portavasos. Te sorprendería lo poco que se necesita para atraer a un ladrón. Piensan: “¿Eso es un...., sí. Voy a robarlo”. También existen soluciones más avanzadas. Algunos dispositivos bloquean el volante para que no se pueda conducir el auto. Probablemente no detendrán a los ladrones. Pero los demorarán o al menos harán que se pongan en evidencia. Bien, ahora hay algo llamado “Número de identificación del vehículo”. Este número es único para cada automóvil y su propietario. Además, es información pública. Puedes grabar tu VIN en cada ventana. De esta manera, tu auto se volverá menos valioso en el mercado negro de partes. Ningún ladrón quiere conducir un automóvil que pueda identificarse fácilmente como robado. Además, cambiar las ventanas del auto cuesta mucho, por lo que no querrán lidiar con eso.

Este es mi favorito: usar un interruptor de apagado. Los ladrones los detestan. Este interruptor corta el flujo de electricidad del encendido o de la batería y desactiva la bomba de combustible. Un interruptor oculto puede evitar que los ladrones roben tu auto aunque ya lo han abierto. ¡Caíste, ladrón!. Ahora cierra esa puerta. Muchos modelos nuevos vienen con un interruptor de apagado instalado, y a los autos viejos se les puede adaptar uno fácilmente. Ahora, conoce a Steve Fuller. Es un ex ladrón de autos. Fue condenado seis veces por robar vehículos. Pero cientos, sí, me has oído bien, cientos de otras veces, se salió con la suya. Sin embargo, dejó el lado oscuro. Ahora, trata de compensar las cosas que hizo. Así que accedió a contarle al mundo los secretos que solo conocen los ladrones de autos.

Confirmó que NO les gustan los interruptores de emergencia. Si están bien escondidos, estos interruptores pueden tardar algún tiempo en encontrarse. Los ladrones no pueden arriesgarse a perder demasiado tiempo con un auto, por lo que pasarán al siguiente vehículo. ¿Sabías que podrías tener una llave extra? Algunos autos tienen llaves escondidas dentro del manual o en el juego de herramientas de la cajuela. Si tienes una en tu auto, sácala. Si sabes dónde está, los ladrones también lo sabrán. Crees que tienes un escondite perfecto para tu llave de repuesto, ¿eh? Los ladrones saben dónde buscar. Algunas personas esconden sus llaves adicionales debajo del parachoques o del tapete. Los ladrones también revisan rutinariamente esos lugares.

Fuller dice: “Guantes, consolas centrales, puertas, cambiadores de ropa, donde sea. Encontré llaves en todos esos lugares”. Más sorprendente aún, admitió que cuando buscaba una llave, ¡la encontraba en el 90 % de los casos! Más información interesante proviene de la Oficina Nacional de Delitos de Seguros. Descubrieron que entre 2016 y 2018, cerca de 230.000 vehículos habían sido robados porque la llave del vehículo se había quedado adentro.

Hablando de llaves, los ladrones pueden abrir los autos al interceptar la señal de su sistema de alarma sin llave. Sin embargo, solo el 5 % de los conductores esconden el llavero en una billetera RFID, que no permite que la señal sea interceptada. Ahora, imagina que llegas a casa y estacionas tu auto enfrente. Pones las llaves del auto en el perchero cerca de la puerta de entrada. ¡Bam! Por la mañana, es posible que no encuentres tu auto donde lo estacionaste la noche anterior. "Muchas personas creen que dejar las llaves en cualquier lugar de la casa es seguro. Desafortunadamente, esto no es suficiente. Los ladrones pueden usar dispositivos que obtienen la señal de las llaves y los desbloquean de forma remota. La solución es mantener las llaves lejos de la entrada, en un lugar donde los ladrones no pueden captar una señal.

Usa la tecnología para proteger tu auto. Las alarmas con sensores de movimiento son un no-no para los ladrones. Un dispositivo de rastreo GPS también puede ser útil. En el peor de los casos, ayudará a la policía a encontrar el auto. Las alarmas también son un verdadero problema para los ladrones. Invierte en una buena alarma. La última línea de defensa con respecto a los dispositivos es una cámara de tablero con modo de vigilancia. Este tipo de cámara está diseñada para grabar tu conducción. Pero algunos modelos también te permiten monitorear el auto cuando no estás cerca.

Podrías pensar que dejar las ventanas apenas abiertas para que el auto se ventile no es algo riesgoso. No, eso es suficiente para que un ladrón deslice sus rápidos dedos o sus herramientas dentro, primero la ventana, luego la puerta. Fuller dice que un automóvil con una ventana ligeramente abierta equivale a encontrar un vehículo desbloqueado. Vivir solo tiene cosas buenas, pero encontrar un mensaje inquietante fuera de tu casa no es una de ellas. En una tarde nevada de invierno, una mujer salió de su casa para sacar la basura. Se dio cuenta de que alguien había escrito “1F” en la tapa del bote de basura cubierto de nieve.

Aparentemente, esta es una abreviatura de “1 Mujer”. Alguien la había estado observando el tiempo suficiente como para saber que vivía sola. Su auto podría ser un blanco fácil. Así que los expertos sugieren que eches un vistazo rápido cada vez que salgas de casa. Otro truco que usan los ladrones de autos incluye queso. Imagínate caminar hacia tu auto y ver queso derretido en el capó. ¿Es una broma? Empiezas a limpiarlo, pero lleva mucho tiempo.

Mientras tanto, alguien podría estar observándote desde la distancia, esperando el momento adecuado. ¡Es probable que salte a tu auto y se vaya mientras tú estás ocupado lidiando con el queso!

Fuller dice que a los ladrones de autos realmente no les gusta ir a lugares abiertos y visibles, como las entradas de las casas. Los sitios oscuros y vacíos, como edificios de apartamentos, cocheras y estacionamientos subterráneos, les atraen mucho más. Dice que le gustaban esos lugares porque eran muy tranquilos. Siempre podía oír cuando alguien se acercaba. Entonces, consejo #14: ¡estaciona tu auto en áreas concurridas!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas