Un lago con asfalto líquido en lugar de agua

Curiosidades
hace 8 meses

Vamos a ver un pueblo interesante rodeado de montañas y bosques en el norte del estado de Nueva York. Este lugar se encuentra justo en un gran lago, y el pueblo se llama Lake George. A la gente le gusta venir aquí para pescar, pasear en bote y realizar otras actividades acuáticas. Puedes ver a muchos pescadores, atletas y a una persona que grita de pie junto a la orilla. Lake George es uno de los lugares más populares de la parte norte... Espera un minuto. ¿Qué? ¿Una persona que grita? ¿Qué significa eso?

Sí, la gente viene a la orilla, mira hacia el lago y las montañas, y simplemente grita fuerte. Se ve bastante extraño desde afuera. Aquí hay un chico joven que grita, luego se va y una chica ocupa su lugar. Ella también empieza a gritar y luego te ofrece a ti que hagas lo mismo. Está bien, llegas al lugar donde ella estaba parada, giras hacia el agua y gritas. ¡GUAU! El sonido de tu voz regresa a ti. Se escucha como si la onda sonora pasara por un megáfono gigante. Tu grito suena distorsionado. Es increíble. Te acercas a la orilla y empiezas a gritar de nuevo. Pero esta vez, la magia se ha ido. Oyes tu grito habitual. Regresas a ese punto, y aquí está el sonido de tu grito elevándote de nuevo con un eco. Pero, ¿cómo sucede esto? “Mira dónde estás parado”, te dice la chica.

Estás en una plataforma redonda de hormigón con una imagen grabada de una brújula. Encima de la brújula ves un mapa azul del lago. En el centro de este patrón, dos líneas de la brújula se cruzan y forman el símbolo X. Cualquiera que se ponga en este lugar exacto y grite hacia el lago escuchará un eco increíble de su voz. Es como si tu grito volviera a ti desde otra dimensión. Pero lo más emocionante es que las personas que están cerca no lo escuchan. Te ven como una persona que grita con una voz común. Puedes escuchar el eco solo en este punto X.

Los científicos aún no pueden explicar este fenómeno acústico ni averiguar la razón de este comportamiento de las ondas sonoras. Todo lo que tienen son conjeturas y teorías. La plataforma de hormigón está rodeada por un pequeño muro que se curva desde la orilla del lago. Algunas personas piensan que tu voz resuena en esta pared y crea este efecto de sonido. Muchos lugares tienen paredes semicirculares similares, pero no pueden hacer ese truco acústico. Otra teoría dice que las montañas y el agua de alguna manera crean el efecto de eco. También hay una vieja leyenda según la cual una criatura mágica apareció en este lugar. Gritó hacia el agua, y su sabiduría ha hecho eco en todo el lago desde entonces. Sigo pensando que el sonido resuena en la pared, pero continuemos. Tenemos más lugares adonde ir.

El siguiente lugar increíble por el que pasaremos es California. Bienvenido al lago Berryessa. ¡Solo párate en la orilla y observa! Todo parece normal: hermosa naturaleza, agua limpia y tranquila. Pero hay un gran agujero profundo en este lago, en el que se vierten millones de metros cúbicos de agua por segundo. Pero no te preocupes, no es una anomalía natural o un túnel al inframundo. Es el “Agujero de la Gloria” y fue creado por personas. El lago Berryessa se encuentra en el área donde solía estar el pueblo agrícola de Monticello. En el siglo pasado, la gente construyó una presa al lado del lago. Durante las lluvias, el nivel del agua subía y se desbordaba más allá de los límites de la presa. Para resolver este problema, los ingenieros hicieron un gran agujero. Para darte una idea de lo grande que es, imagina una hormiga parada en el borde de tu bañera con agua fluyendo por el orificio de drenaje. El Agujero de la Gloria es tan grande para ti como lo sería el desagüe para la hormiga. El agua atraviesa un largo túnel horizontal y desemboca en la bahía más cercana. El Agujero de la Gloria es una atracción local y un lugar popular para los turistas.

Ahora pasemos a la región del Caribe para encontrar otro lugar fascinante. Aquí, entre el mar azul claro, puedes encontrar un lago único en una de las islas de ensueño. Todo su territorio parece una plataforma gigante de hormigón. Pero no nades en él. El vapor emana de la superficie del lago debido a las altas temperaturas. Casi todo el líquido aquí es asfalto. El lago de la Brea es el depósito natural de asfalto más grande del mundo. Su profundidad es de 75 metros, lo que significa que un Boeing de pasajeros puede caber allí en posición vertical. Los científicos aún no han estudiado el lago a fondo. Creen que debajo hay una falla en la corteza terrestre. Los gases naturales y el petróleo pasan por esta grieta y se mezclan con el agua. Luego, todo este líquido pasa por muchas reacciones químicas y se convierte en asfalto. El lago contiene alrededor de 10 millones de toneladas de material caliente, según estimaciones aproximadas.

Teóricamente, no puede existir vida en tales condiciones, pero los científicos descubrieron allí una colonia de microbios. Esto significa que puede existir vida fuera de nuestro planeta. La luna más grande de Saturno, Titán, tiene muchos lagos de hidrocarburos en su superficie, similares al lago de la Brea. Y si las formas de vida más simples pueden existir aquí, en el lago de asfalto, también pueden sobrevivir en Titán.

Nuestro próximo lago inusual se encuentra en un lugar bastante inesperado: en la región más seca de la Tierra. Y no son dunas calientes y llanuras sin vida. Esta región está en la Antártida. Una zona seca no es donde hace calor sino donde casi no llueve. Un desierto no es calor y arena sino ausencia de vida. Algunas áreas de la Antártida cumplen estos dos criterios. Hace tanto frío aquí que una taza de té se puede congelar en un minuto. Pero el lago que queremos ver no se congela. Aunque ni siquiera es un lago sino un estanque debido a su diminuto tamaño y profundidad de unos centímetros. Se asemeja a un gran charco de agua helada. No se congela porque el lago Don Juan es uno de los embalses más salados del planeta. La sal evita que el agua se convierta en hielo. Pero lo más interesante es el origen del lago. Los científicos aún no saben cómo apareció aquí.

Nuestra próxima parada es en la parte sur de Túnez. En 2014, un extraño lago apareció de la nada, justo en medio del desierto. Nadie sabe cuándo nació ya que esta parte de la región está escasamente poblada y la gente no vive en el área alrededor del lago. Unos pastores que pasaban cerca fueron los primeros en darse cuenta de su existencia. Se lo contaron a los lugareños. Unas horas más tarde, cientos de personas llegaron al lugar para nadar en el agua clara y fresca. El lago se convirtió en un lugar popular, pero después de unos días, sucedió algo extraño. El agua se volvió de un color verde oscuro. A los lugareños no les importó y continuaron bañándose en el lago. Pero cuando los científicos y geólogos llegaron al lugar, inmediatamente declararon que el agua era peligrosa.

Dijeron que el lago se estaba estancando. No se renovaba con los arroyos subterráneos, y tampoco las lluvias lo alimentaban. El agua se volvió mohosa y sucia y luego se volvió verde. El lago contenía algas y muchas bacterias dañinas peligrosas para el cuerpo humano. Los científicos también descubrieron que la tierra en esta región tenía depósitos de fosfato. Esta sustancia puede descomponerse y volverse radioactiva. Pero los lugareños no tomaron en serio las palabras de los científicos. Imagínate estar deambulando por el desierto bajo el sol abrasador y ver un lago verde y fresco. Pocas personas se resistirían a saltar allí. El origen de este lago sigue siendo un misterio.

Algunos expertos piensan que las fuertes lluvias han llenado de agua un agujero que había en el suelo. El agua probablemente se ha acumulado a la sombra de las rocas que rodean el cañón. Pero otra teoría más aterradora dice que un terremoto formó el lago. La actividad sísmica debe haber desgarrado la corteza terrestre por encima del nivel freático. Luego, manantiales subterráneos brotaron de las profundidades y llenaron esta grieta. Esto significa que toda el agua que vino aquí puede volver a irse. Imagínate sacar el tapón del orificio de drenaje de una bañera. Cualquier pequeño terremoto puede hacer que el “tapón” del lago salga volando. En este caso, la grieta puede llevar toda el agua de vuelta al subsuelo. Así que esperemos que no haya bañistas en el lago en ese momento.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas