Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

25+ Dedicatorias de libros en las que los autores dejaron todas las formalidades y mostraron su humor

Una de las primeras cosas que podemos olvidar al leer un libro es a quién está dedicado, o si tiene una dedicatoria siquiera. Y no se nos puede culpar, al adentrarnos en las páginas se hace cada vez más difícil recordar algo que está dirigido a otra persona. Pero, con la magia de la creatividad, los autores pueden hacer que las cosas que vemos con simpleza y formalidad tengan una nueva perspectiva para nosotros y hagan de la lectura de un libro algo único e inolvidable.

Genial.guru quiere compartir contigo 30 casos de autores que decidieron hacer uso de todo su ingenio y buen humor para escribir las mejores dedicatorias de libros.

  • A la abuela, por ser mi primera editora y darme el mejor consejo escrito que he recibido: “Christopher, creo que deberías esperar hasta que termines la escuela primaria antes de preocuparte por ser un escritor fallido” (El hechizo de los deseos: la tierra de las historias, Chris Colfer).

  • Quiero agradecer a todos los que me ayudaron a crear este libro, excepto al sujeto que me gritó en Kmart cuando tenía ocho años porque pensó que estaba siendo “demasiado ruidosa”. Es un imbécil, señor (Hagamos como que esto nunca pasó, Jenny Lawson).

  • A Susana, que supo rebatirme, una tras otra, las cinco razones de peso que le expuse para no escribir jamás la novela (Ella, Drácula, Javier García Sánchez).

  • A cualquiera que haya pasado por el dolor de depilarse con cera brasileña (Virgen, Radhika Sanghani).

  • A Mamá (sáltate las escenas eróticas, por favor). (Sin vuelta atrás, Matthew Klein).

  • Este libro está dedicado a todos a quienes odies. Lo siento. La vida es así a veces (Ruinas, Dan Wells).

  • A mi madre y a mi padre; nunca lo hubiera logrado sin su material genético (Creación de empresa carneros pelibuey, Carlos Manuel Toro).

  • Este libro está dedicado a Kanye West, porque nunca jamás lo leerá (Diario de una diva desquiciada, Joan Rivers).

  • A mis hermanos y hermanas. Qué montón de... papanatas (Chelsea Chelsea Bang Bang, Chelsea Handler).

  • Para mi hermana, Anita, que rodó por las escaleras con su primer vestido de noche y se reía sentada en el rellano (Entre visillos, Carmen Martín Gaite).

  • Mi primer padrastro solía decir que se podría llenar un libro con lo que no sé. Aquí está (Vida de este chico, Tobías Wolff).

  • ¡Hola, Papá! *Saludando con las manos* (La selección, Kiera Cass).

  • Este libro está dedicado a mi padre, Joseph Hill Evans, con amor. Como dije antes, papá no lee ficción. Todavía no se ha dado cuenta de que esta cosa está dedicada a él. Este es el Volumen II, veamos cuántos más debo escribir hasta que se dé cuenta (Otherland: Rio de fuego azul, Tad Williams).

  • Esto todavía está dedicado a tú sabes quién, incluso si no lo lee. Tal vez podamos mantener esto en secreto hasta el volumen final. (Otherland: La montaña del cristal negro, Tad Williams).

  • Mi padre todavía no ha leído ninguno de los libros, así que, no, todavía no se ha dado cuenta. Creo que tendré que decírselo. Tal vez debería hacerlo suavemente: “Todos a los que no les han dedicado un libro den tres pasos adelante. Vaya, papá, espera un segundo”... (Otherland: Mar de luz plateada, Tad Williams).

  • A Sophie, que tiene un cuarto de millón de libras (¡Piratas! En una aventura con científicos, Gideon Defoe).

  • A Sophie, que todavía tiene un cuarto de millón de libras de las cuales no he visto ni un solo centavo, a pesar de que este es el segundo libro completo que le he dedicado (¡Piratas! En una aventura sobre caza de ballenas, Gideon Defoe).

  • Para Sophie, quien, teniendo en cuenta los efectos de interés, debe tener incluso más de un cuarto de millón de libras por ahora, por lo que esta es su última oportunidad de hacer lo correcto por mí, o, de lo contrario, le dedicaré el cuarto libro a esa multimillonaria chica Onassis, o, tal vez, a la realmente buena de Lost (¡Piratas! En una aventura con comunistas, Gideon Defoe).

  • A Evangeline Lilly, Jennifer Garner, Julie Christie, Phoebe Cates, Wendy James de Transvision Vamp, Alison Clarkson, Molly Ringwald, Beyoncé, Louise Lombard, Miss Francia 1998, y a esa elfina de la primera serie de America’s Next Top Model... No empieces a llorar por esto ahora, Sophie. Te advertí que esto estaba en las posibilidades (¡Piratas! En una aventura con Napoleón, Gideon Defoe).

  • A Peter Lord, quien tiene su propio estudio de cine. No puedes competir con eso, ¿verdad, Sophie? (¡Piratas! En una aventura con los románticos, Gideon Defoe).

¿Cuál de estas dedicatorias te gustó más? Si tuvieras que escribirle una a alguien, ¿a quién sería? ¿Qué le escribirías? Cuéntanos en la sección de comentarios.