Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Famosas que no se avergüenzan de comprar ropa de segunda mano

En estos días, no es ningún secreto que las tiendas de ropa usada son una buena opción para ahorrar dinero, encontrar prendas únicas y ser más amigable con el planeta al darles una segunda oportunidad a objetos que, de lo contrario, probablemente terminarían en la basura.

Por esta razón, Genial.guru hizo una lista con algunas celebridades que han demostrado que el estilo no tiene que estar peleado con el ahorro y lo eco-friendly.

1. Sarah Jessica Parker

A pesar de ser una actriz influyente en el mundo de la moda, Sarah Jessica Parker sabe cómo moverse en una tienda de segunda mano. Algo que la impactó profundamente para tomar la decisión de cambiar un poco su estilo de vida fue ver el documental The True Cost, que retrata el lado oscuro de la manufactura en el mundo de la moda. Incluso ha dicho que solo comprará ropa de segunda mano para su hijo, James.

2. Drew Barrymore

Drew Barrymore es una celebridad que no se complica demasiado en temas de moda. Incluso ha dicho que no se siente cómoda en tiendas de alta costura y que prefiere esperar las rebajas antes que comprar ropa de diseñador. De hecho, en 2010 asistió a una alfombra roja con un vestido de 25 dólares que compró en una tienda de segunda mano en Austin, Texas.

3. Debbie Harry

Desde antes de alcanzar el éxito como vocalista de Blondie, la roquera Debbie Harry recurría a tiendas de segunda mano para encontrar prendas únicas, aunque en ese momento era una combinación de gusto y necesidad. Ya convertida en un ícono de estilo con su actitud intrépida, Debbie sigue recurriendo a estas tiendas. Incluso la entretiene hacerlo porque “tienes que entrar y cazar”.

4. Janelle Monáe

El estilo de Janelle Monáe se caracteriza por ser un tanto andrógino y por moverse principalmente entre los colores blanco y negro, pero le tomó años que este evolucionara, y las tiendas de segunda mano la acompañaron en el proceso. De hecho, admitió que más que de ahorrar, se trataba de encontrar algo vintage que nadie más tuviera, pues solía gastar cientos de dólares en mercados de pulgas.

5. Eva Mendes

La primera alfombra roja de Eva Mendes fue la del estreno de la película Los otros, en 2001, a la cual asistió como invitada y usando un vestido blanco que compró en una tienda Goodwill por ¡solo 6 dólares! Sería muy interesante saber cómo se siente la anterior dueña de la prenda con respecto a esto.

Actualmente, la actriz tiene una colección de ropa junto a New York & Company, cuyo diseño está inspirado en su propio guardarropa. Y, aunque las prendas no son tan económicas como las de los mercados de pulgas, sus precios son asequibles. Como dijo la misma Eva: “¡Vivan las tiendas de segunda mano!”.

6. Julia Roberts

Ser una de las actrices más famosas del mundo no le ha impedido a Julia Roberts dejarse ver en tiendas donde consigue ropa usada no solo para ella, sino también para sus hijos. En 2001, cuando recibió el premio de la Academia como mejor actriz por la película Erin Brockovich, Julia subió al escenario usando un clásico Valentino, un vestido vintage que se convirtió en uno de los más icónicos de las galas de los premios Óscar y en el más importante en la carrera de la actriz, prenda que ahora guarda con cariño bajo su cama y que pretende heredar a su hija.

7. Jada Pinkett Smith y Willow Smith

Madre e hija han sido captadas por los paparazis yendo de compras por tiendas de ropa usada, donde parecen haber encontrado algunos tesoros perdidos que no solo las ayudaron a ahorrar, sino que también les permitieron reafirmar su estilo con prendas que muy pocas personas podrán repetir.

8. Lorde

“Amo las compras de segunda mano. Puedes conseguir diez cosas porque todo cuesta unos tres dólares”, dice Lorde. La cantante ha presumido su estilo en el escenario, pero detrás de ello no siempre hay grandes diseñadores y expertos en moda, pues a ella también le gusta explorar en tiendas de ropa usada y encontrar prendas únicas, como un “traje azul marino con botones dorados, me queda perfectamente. Lo uso en el escenario todo el tiempo. Es mi favorito, y ni siquiera tuve que adaptarlo. Es mi mejor hallazgo con diferencia, y costaba 50 dólares, que es más de lo que me gusta gastar en una tienda de segunda mano”.

9. Helen Mirren

La actriz británica Helen Mirren es poseedora de un impecable sentido del estilo, pero eso no necesariamente significa que solo utiliza ropa de grandes diseñadores, pues ha confesado que suele comprar prendas de segunda mano, especialmente cuando viaja. “Cuando voy a lugares fríos, no llevo nada, solo ropa interior. En mi camino desde el aeropuerto le pido al conductor que me lleve a una buena tienda de caridad y compro botas, calcetines, pantalones, suéteres, sombreros y bufandas, generalmente por 30 GBP”.

10. Winona Ryder

Otra actriz que ha asistido a importantes galas con ropa de segunda mano es Winona Ryder, pues la mayor parte de su guardarropa es vintage, e incluso está a favor de repetir vestido en este tipo de ceremonias. “¿Por qué usarlo una sola vez si te encanta?”.

Un dato curioso es que Helen Mirren y Winona Ryder no solo comparten el gusto por comprar ropa de segunda mano, pues Helen fue la casera de Winona al rentarle una casa. “Ella es todo lo que esperarías que fuera: maravillosa, cálida y divertida”, dijo Ryder sobre Mirren.

11. Zooey Deschanel

La estrella de (500) Días con ella es una fiel creyente de que “el estilo no es comprarse las cosas más caras”. Desde que era adolescente ha comprado ropa de segunda mano y ha logrado crear vestuarios como una verdadera profesional. “No tenía mucho dinero, así que conseguía cosas por 2 o 3 dólares y me hacía ver tan bien como podía. Las limitaciones te hacen más creativo”.

12. Anne Hathaway

Interpretando a la princesa de Genovia en Diario de una Princesa, Anne Hathaway utilizó costosa joyería como collares y una tiara con un valor aproximado de 3 millones de dólares. Sin embargo, en la vida real, Anne es más modesta con sus gastos, no por una cuestión de dinero, sino de compromiso con el medioambiente.

De hecho, durante la gira de promoción de la película Ella es un monstruo, su asesora de estilo, Penny Lovell, anunció que la actriz solo usaría ropa vintage. También compartió una foto de Anne usando un vestido antiguo de 15 dólares durante el programa Good Morning America.

13. Kylie Minogue

La cantante australiana ha sido vista en su natal Melbourne comprando ropa en una tienda del Ejército de Salvación, y vaya que supo aprovechar la ocasión, pues compró dos vestidos, una falda y un sombrero por menos de 40 dólares. Aunque esta no ha sido su primera visita a una tienda de ropa vintage, y suponemos que tampoco será la última.

14. Kristen Bell

Desde que tenía 15 años, Kristen tuvo que aprender cómo administrar su propias finanzas, comprendiendo el verdadero valor del trabajo y del dinero, por lo que en su rol de mamá trata de hacer lo mismo con sus hijos. Ha dicho que prefiere gastar en comida y entretenimiento en lugar de plásticos (como juguetes), así que también visita tiendas de segunda mano con ellos.

15. Chloë Sevigny

Actriz, modelo y diseñadora, Chloë Sevigny es un referente para la genialidad vintage. Desde pequeña visitó tiendas de segunda mano, aunque para ella no se trataba solo de encontrar una prenda única, sino de conectarse con personas con gustos afines que le dieran un sentido de comunidad.

Suele cuidarse de no comprar por impulso, se mantiene con un presupuesto de lo máximo que gastará y, cuando no está segura acerca de comprar algo o no, suele dejárselo al destino para ver si está ahí cuando regrese.

16. Björk

De un estilo tan peculiar como su música, la excentricidad ha sido uno de los sellos característicos de la carrera de Björk, a quien no le gusta el mundo de la moda, pero sí ir de compras a tiendas de segunda mano. Aunque la agota, siente que, en esos momentos, su instinto de caza entra en acción.

17. Miley Cyrus

La cantante ha compartido en su cuenta de Instagram sus días de compras y curiosos hallazgos en tiendas de ropa de segunda mano, donde consigue un look vintage perfecto al mismo tiempo que es más amigable con el planeta. Miley publicó una foto de un sombrero que encontró diciendo: “Tom Ford, pero que sea económico (ropa que antes era amada / de alguien = la fuente de moda más sostenible)”.

¿También te gustan las tiendas de segunda mano? ¿Cuál ha sido tu mejor hallazgo en una de estas? Cuéntanos en los comentarios.