10 Plantas que requieren pocos cuidados y son ideales para el exterior del hogar o jardín

Para algunas personas, el cuidado del jardín no es una prioridad del día a día, aunque de igual manera quieren tener todos los beneficios ecológicos y el bienestar que genera tener los espacios al aire libre llenos de vida. Por suerte hay opciones que en general requieren de pocos cuidados y pueden convertir a un principiante de la jardinería en todo un experto.

Genial.guru buscó para sus lectores algunas plantas de fácil mantenimiento que son una opción inspiradora cuando se quiere embellecer el jardín.

1. Cóleos

El cóleo es una de las opciones usadas en el diseño de jardines por su follaje y variabilidad de patrones de colores, cuya intensidad varía según la luz solar y otras condiciones. Las variedades con hojas oscuras tienden a tolerar más sol, mientras que las más claras necesitan más sombra. Una de sus ventajas es que aporta color aún en espacios sombreados sin tener que preocuparse por las flores marchitas, pues todo su esplendor está en sus hojas.

Cuidados: sus flores pueden restar valor ornamental, por lo que se recomienda podarlas en cuanto aparezcan. Es de uso general en el jardín, siendo también tolerante a macetas al aire libre y a cestas colgantes, pero considera que va a requerir de riegos más frecuentes. Crece mejor en sombra parcial, en un suelo uniformemente húmedo y bien drenado.

2. Margaritas

La margarita puede llegar a considerarse una maleza del césped, pero al mismo tiempo sirve como complemento decorativo en algunas áreas. Una de sus ventajas es precisamente que puede sobrevivir al corte de una cortadora de césped. Si se corta cada dos o tres semanas, incluso florecerá.

Cuidados: en cuanto a los requerimientos de luz, es mejor colocarla a pleno sol o en sombra parcial en un suelo de jardín abierto y bien drenado. Se considera robusta, resistente y fácil de cultivar. Deben quitarse las plantas muertas después del período de floración. Puede sembrarse en macetas y contenedores.

3. Hosta

Las Hosta son conocidas por su uso para iluminar espacios sombreados, agregando textura y color a al jardín. Es un tipo de planta que puede tenerse en áreas reducidas.

Cuidados: debe evitarse que permanezca a pleno sol todo el día, aunque las que tienen hojas amarillas-doradas toleran más la exposición a la luz que aquellas que las tienen verdes, azules o blancas.

4. Petunias

Una de las opciones para decorar el jardín por sus diferentes colores y tonos, patrones en rayas, salpicaduras y hasta corazones son las petunias. Además, pueden elegirse entre variedades con flores de diferentes tamaños.

Cuidados: en general, especialmente las variedades modernas, requieren muy poco mantenimiento. Se aconseja plantar a pleno sol, en suelos o sustratos que tengan buen drenaje y sean ricos en materia orgánica y nutrientes.

5. Geranios

El geranio también es conocido como malvón o cardenal, y se utiliza de forma decorativa. Hay variedades de colores que incluyen tonos de naranja, rosa, morado, rojo, blanco, así como opciones bicolor y de doble pétalo. Además, son plantas fragantes.

Cuidados: al plantar al aire libre, ya sea en el jardín o en macetas, se recomienda ubicar a pleno sol. Otro de los consejos es regar antes de que la tierra se seque por completo, pero sin que se sature demasiado de agua el suelo o sustrato.

6. Menta

Otra opción aromática para incorporar en el jardín o incluso en un huerto es la menta, debido a sus propiedades repelentes de plagas y por incluso ser útil para aliviar los síntomas de resfriados comunes.

Cuidados: requiere de un suelo o sustrato con un buen drenaje y contenido en materia orgánica. Además, necesita riego en abundancia o humedad constante que permitan el crecimiento continuo de la planta.

7. Peonías

En lugares donde se necesita color y belleza, las peonías son otras de las opciones por ser una flor primaveral, sencilla de cultivar y con variaciones de colores: rosa, rojo, violeta y blanco.

Cuidados: es una planta resistente, adecuada para estar al aire libre. Requiere de abundante sol (aproximadamente 6 horas). Sin embargo, cuando las temperaturas suben conviene que no reciba los rayos del sol de forma directa. En caso de tratarse de una zona fría y húmeda, es mejor plantar a pleno sol.

8. Angelina

Una planta con capacidad de crecer en áreas rocosas del exterior es la angelina. Puede colocarse combinada con plantas que tengan follaje oscuro y usarla como cobertura del suelo o entre piedras y muros.

Cuidados: puede ubicarse a pleno sol o sombra parcial. Dependiendo de la cantidad de sol que reciba, puede variar el color de sus hojas (más sol da como resultado más hojas doradas). Prefiere suelos secos y requiere de poco riego.

9. Narcisos

Los narcisos pueden crecer tanto en interior como en exteriores, en terrazas o balcones o directamente en el suelo, aunque es preferible tenerlos al aire libre. En el jardín pueden ubicarse en los bordes, con especies de flores que también sean de bulbos como los jacintos. Una de sus ventajas es que son tolerantes a la sequía.

Cuidados: requieren de una buena cantidad de luz natural para florecer. Deben ser regados a menudo, aunque con poca cantidad de agua (no toleran encharcamientos). Una vez que la floración haya terminado, es mejor no cortar el follaje de la planta, sino dejar que se marchite sola, ya que las hojas producen nutrientes que se envían al bulbo y ayudan en el próximo ciclo de crecimiento.

10. Agapanto

También conocida como lirio africano, es fácil de mantener incluso en terrenos abiertos en plena tierra o en macetas en regiones más frías. Puede asociarse con otras plantas que ayuden a crear contrastes de colores.

Cuidados: el agapanto es amante del sol y es excelente para el uso en macetas para decorar el jardín o la terraza. Debe ser regado regularmente.

¿Prefieres las plantas con flores o las especies de follaje abundante que llenan de verde el hogar? Cuéntanos: ¿cuál es tu flor favorita? ¿Por qué?

Compartir este artículo