11 Usos alternativos de las gomas de borrar y por qué no deberías tirarlas a la basura

Uno de los problemas que posee la goma de borrar es que no puede reciclarse ni desecharse con otros residuos. Esto se debe, más que nada, a su tamaño y a su composición. Esta última incluso puede generar un impacto en la salud y el medioambiente. Es por eso por lo que la mejor opción es darle un segundo uso a este objeto para solucionar pequeños problemas del hogar, aprender alguna manualidad o limpiar artículos fácilmente.

En Genial.guru queremos compartir contigo distintos usos que puedes darle a una goma de borrar vieja, junto con una investigación acerca de las consecuencias que este objeto causa al medioambiente.

1. Limpiar objetos metálicos

El problema que tienen los metales es que se oxidan con el tiempo, por lo que pierden su brillo, adquiriendo un tono ennegrecido que afecta a su estética. Pero esto puede remediarse pasando una goma de borrar sobre la parte afectada para limpiarla bien. Este proceso sirve principalmente para las manchas superficiales, por lo que es recomendable complementarlo con otros métodos de limpieza.

2. Amortiguar puertas

Si no quieres que una pared se dañe al ser golpeada con la manija de una puerta, una buena opción es usar una pequeña goma como amortiguador. La forma más sencilla y económica de hacerlo es atando el borrador en la manija que se encuentra en contacto directo con el muro. Su consistencia lo vuelve un objeto blando pero resistente, capaz de soportar toda clase de golpes.

3. Crear un alfiletero

Si necesitas contener tus alfileres y agujas para evitar pincharte los dedos, puedes usar una goma de borrar como alfiletero y guardarla en tu costurero. Sus componentes provienen del caucho, un material completamente maleable y elástico que se usa para fabricar globos, banditas y borradores. Es por eso por lo que la goma puede ser atravesada fácilmente con los puntiagudos productos de costura.

4. Crear trabas para aretes

Las trabas de aretes pueden conseguirse por paquetes de 50 a 100 unidades. Sin embargo, esto solo sería rentable si te dedicaras a fabricar joyas artesanales, por lo que no es recomendable comprarlas para uso personal. Una buena alternativa es cortar pedacitos de restos de borradores, hacerles una pequeña abertura con el propio arete y colocártelos para evitar que el accesorio se caiga de tu oreja.

5. Nivelar cuadros

Si probaste colocar el borrador como amortiguador de una puerta, puedes aplicar el mismo truco con un cuadro que tengas colgado en la pared. En este caso, basta con colocar pequeños recortes de la goma en las esquinas del marco y listo, ya no estará en contacto directo con el muro. Esto también te ayudará a mantener los cuadros rectos, ya que, al colgarlos, tienden a inclinarse hacia un lado. Lo mismo puede suceder si algo los golpea y los mueve ligeramente de su lugar.

6. Limpiar calzado de gamuza

Uno de los problemas del calzado de gamuza (y de cualquier prenda hecha con esta tela) es que no puedes lavarlo como lo harías con otros tipos de tejidos. Si tienes zapatos con manchas, pásales un cepillo y luego frótalos con una goma de borrar. Si consigues remover la suciedad, protege tu calzado para prevenir que vuelva a ensuciarse.

7. Remover los restos de etiquetas

Las etiquetas suelen ser difíciles de despegar. Al intentar hacerlo, suelen quedar restos sobre la superficie del frasco, recipiente o botella, lo que afecta a su estética. Aunque la goma de borrar puede remover el adhesivo, se requiere de mucha presión y, al final, la superficie queda pegajosa al tacto. Lo ideal es probar también con otros productos como el aceite.

8. Proteger las patas de caballetes, sillas o mesas

Existen diferentes tipos de protectores de patas para caballetes, sillas o mesas, los cuales evitan las rayaduras en el suelo al momento de deslizar los muebles. Pero si no los encuentras en el tamaño adecuado, prueba con cortar trozos de una goma de borrar, pegarlos sobre las patas con silicona y apoyarlos sobre el suelo. También son perfectos antideslizantes.

9. Crear sellos

Como hemos visto en apartados anteriores, la goma de borrar es completamente maleable debido a sus componentes. Es por eso por lo que, si te atraen las manualidades, puedes usar una para crear sellos decorativos. Para hacerlo, dibuja algún diseño sencillo, cava con un cúter los huecos de los relieves, ponle pintura encima y presiona la goma sobre la superficie deseada, por ejemplo, un papel.

10. Tapar botellas

Si se te perdió la tapa de una botella y quieres proteger su contenido del polvo, prueba con adaptar una goma de borrar a la boquilla del recipiente para cubrirlo. Un borrador es ideal para solucionar este tipo de problemas.

11. Crear accesorios

Si te sobran pedacitos de borradores, no los tires. Prueba hacer algún accesorio con ellos, como pulseras, collares, aretes o anillos. La idea es aprovechar al máximo las gomas de borrar, reduciendo al mínimo el impacto ambiental y dándoles un segundo uso.

Bono: Qué impactos provoca una goma de borrar en la salud y el medioambiente

Las gomas de borrar están compuestas por un material llamado PVC, una variante del plástico que les brinda resistencia. Sin embargo, este puede liberar ciertas sustancias capaces de afectar a la salud de los seres vivos. Además, tarda bastante en degradarse en la naturaleza.

Para crear el PVC se usa un conjunto de compuestos químicos como el ftalato, el cual le brinda al producto una alta maleabilidad y flexibilidad. Debido a los efectos que puede causar en la salud, la Unión Europea prohibió su uso en ciertos artículos.

Pero como aún siguen fabricándose gomas de borrar con este tipo de componentes, lo ideal es no desecharlas como cualquier otro residuo. Actualmente existen propuestas de alternativas al PVC para fabricar borradores, lo que busca evitar la liberación de toxinas capaces de dañar el medioambiente.

¿Qué usos les das a tus borradores viejos? ¿Qué acciones realizas para disminuir la contaminación ambiental?

Compartir este artículo