Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Mexicana desarrolla croquetas para controlar la inmensa población de perros que viven en la calle

9-55
714

¿Quién no ha caminado por la calle sin encontrarse con uno, dos o hasta 10 perritos sin una persona que los cuide y les brinde cariño? Sin comida, sin agua para beber en un día caluroso o un techo bajo el cual cubrirse del frío y protegerse de la lluvia... Estas son las lamentables condiciones en las que muchos canes callejeros tienen que vivir, en parte porque, hasta ahora, no existía ninguna solución 100 % viable para controlar la situación.

Afortunadamente, Genial.guru tiene noticias alentadoras para todos, ya que una joven mexicana ha decidido cambiar esta situación.

Perritos callejeros, una situación de interés mundial

Constantemente vemos publicaciones en nuestras redes sociales de usuarios junto a sus mascotas, hermosas, vacunadas, bien alimentadas y felices. Sin embargo, detrás de la pantalla o fuera de nuestras casas hay muchos animales que no corrieron con la misma suerte, los cuales deben buscar refugio día a día para cubrirse del clima o correr los riesgos de ser rechazados en diversos establecimientos solo por querer conseguir un poco de alimento. Y no hablamos solo de los perros que viven cerca de nuestros hogares, sino de muchísimos más que quizá no somos capaces de dimensionar. A continuación encontrarás algunos datosestadísticas alarmantes sobre los perros que se encuentran en situación de calle:

  • Se calcula que hay alrededor de 1 000 millones de perros en el planeta, de los cuales (según estimaciones), 750 millones son callejeros. Es decir, un 75 %.
  • En total, 8 de cada 10 perritos que nacen en camadas en estas condiciones mueren antes de cumplir un año de vida.
  • En Latinoamérica, México es el país con más perros en estas condiciones, con más de 23 millones, lo que representa un 70 % de la población canina.
  • El 75 % de los perritos callejeros no ha recibido una vacuna ni ha sido desparasitado.
  • La población de caninos en condiciones de calle crece un 20 % por año aproximadamente.
  • Un perro sin hogar defeca alrededor de 400 gr y orina 800 ml en las calles diariamente.

Estos perritos, además de la complicada vida que llevan, también representan un problema de salud para las personas por las siguientes razones:

  • Reproducción desmesurada.
  • Transmisión de enfermedades.
  • Heces fecales en la calle que también son focos importantes de infecciones.

Croquetas anticonceptivas

Debido a la gravedad de tales cifras y con la intención de crear una solución más viable para controlar la problemática de los perros callejeros en México, una investigadora y estudiante de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comenzódesarrollar un anticonceptivo natural que podría acabar con este enorme problema a través de unas croquetas para perros.

El nombre de esta genial investigadora es Sheila Irais Peña Corona, quien, desde 2017, ha estado intentando crear, de la mano de otros investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), alimentos anticonceptivos para el control de poblaciones que se consideran nocivas, como palomas, murciélagos, roedores y perros de la calle, a través de experimentos in vitro (es decir, realizados desde tubos de ensayo y fuera de cualquier organismo).

Cómo inhiben la reproducción

Con dichos experimentos in vitro, Sheila consiguió que los folículos ováricos, los cuales se encargan de liberar hormonas y propiciar el ciclo reproductivo durante la ovulación, no lleguen a su madurez, y, por tanto, tampoco se consiga la reproducción. Esto quiere decir que el fármaco que Sheila creó podría inhibir de manera importante la fertilidad de los animales. Además, al trasladar esta medicina a un experimento in vivo, es decir, dentro de organismos vivos, Sheila realizó algunas pruebas en perritas, consiguiendo que haya un desfasamiento en las concentraciones de hormonas necesarias para la reproducción. Cabe destacar que las hembras con las que la investigadora hizo las pruebas tienen dueños, y ellos consintieron su realización.

Hoy, Sheila ha logrado desarrollar por completo estas croquetas para perros, las cuales se caracterizan por ser un producto natural, es decir, de origen vegetal, al que se le ha agregado progestinas y andrógenos que inhiben la fertilidad y la reproducción en humanos y animales. Dichos alimentos son capaces de inhibir entre uno y dos celos en las perras. Sin embargo, las croquetas continúan en su etapa experimental para analizar y observar su temporalidad y las posibles reacciones en los animales a largo y corto plazo.

Croquetas anticonceptivas vs. esterilización

Aunque ha habido múltiples intentos por controlar a la población canina que vive en las calles, el que se ha vuelto masivo es la esterilización. Sin embargo, este método aún cuenta con algunos inconvenientes que harían que las croquetas anticonceptivas sean una solución más viable.

Ventajas de los anticonceptivos:

  • Las croquetas no son un método invasivo como la esterilización.
  • Al ser un método anticonceptivo natural, resulta también menos nocivo.
  • No requiere de un tiempo de recuperación y de cuidados que los perros de la calle no pueden obtener.

Desventajas de los anticonceptivos:

  • El costo de las croquetas anticonceptivas podría elevarse más de lo que cuestan las campañas masivas de esterilización que muchos gobiernos de distintos países sostienen.
  • Hasta ahora, sus resultados inhiben de uno a dos celos en cada perrito, mientras que la esterilización cesa la reproducción de manera permanente.

Aunque las croquetas anticonceptivas aún se encuentran en una etapa experimental, creemos que es un importante avance para controlar la reproducción de los perros, junto con ayuda de las campañas de esterilización que muchos gobiernos ofrecen en sus países. ¿Cuál crees que pueda ser un mejor método para solucionar esta situación? ¿En tu ciudad existen programas que buscan mejorar las condiciones de vida de los animales callejeros? Cuéntanos en la sección de comentarios.

9-55
714