Genial

15 Frutas que no parecen hechas por la madre naturaleza

El mundo vegetal está lleno de sorpresas. Existen más frutos de los que podemos encontrar en los supermercados, y es en los lugares más lejanos en donde se esconde toda esta variedad exótica. Aunque algunos de estos alimentos tienen un enorme parecido con los que comemos habitualmente, otros no parecen formar parte del reino vegetal de este mundo gracias a sus extrañas formas y mezclas de colores.

Genial.guru recopiló para ti algunas frutas tan peculiares que uno ni siquiera puede imaginar a qué saben.

1. Banana “Blue Java”

Esta banana azul puede ser encontrada desde el sureste de Asia hasta el norte de Australia, pero es tolerante a las bajas temperaturas y puede cultivarse casi en cualquier sitio. Crece en lugares como California o Hawái, y su color azul se pierde en el momento en que la banana alcanza la madurez. Se puede consumir cruda o cocida, y es famosa por su agradable sabor a helado de vainilla.

2. Hala

Esta fruta es verde por fuera y posee un color naranja muy brillante en su interior. Proviene de las islas del Pacífico, y su sabor es una combinación entre mango y caña de azúcar. En países orientales es utilizada como pigmento, y también tiene beneficios medicinales, ya que previene la inflamación. Las hojas de su árbol se consumen también en platos salados.

3. Yabuticaba

La yabuticaba proviene de un árbol de pocas ramas que crece en Latinoamérica, específicamente en Paraguay, Bolivia, Brasil y Argentina. Es considerada una baya por su forma y su cáscara, la cual es delgada y lisa. Posee un sabor agridulce. En algunos países existe una expresión coloquial que compara su atractivo color oscuro con los ojos de una mujer: “Ojitos de guapurú”, otra forma de referirse a este exótico fruto.

4. Akee

Este curioso fruto proviene de países como Camerún, Burkina Faso, Costa de Marfil y también es la fruta característica de Jamaica. Tiene la forma de una pera y contiene tres grandes semillas en su interior, como un mamey. Otro nombre con el que este alimento es conocido es “seso vegetal”. Es una gran fuente de vitamina A y además es rico en proteínas.

5. Melón amargo

Proveniente del Caribe, Asia y África, este fruto se consume acompañado de cerdo, sopas y hasta es servido en forma de té dentro de la gastronomía china e india. Tiene un alto contenido de hierro, magnesio, potasio y retinol. Su sabor amargo puede equilibrarse agregando sal o compensarse con alimentos dulces, como la leche de coco.

6. Mano de Buda

Esta fruta de piel muy gruesa se entrega en ofrendas a Buda dentro de los templos, y tiene muy buen aroma. Su forma se asemeja a un conjunto de dedos, de allí deriva su nombre. Algunos frutos tienen pulpa muy escasa, mientras que otros carecen totalmente de ella. Sin embargo, la piel se puede caramelizar para utilizarse como saborizante. También se la conoce como la “fruta de Cthulhu”, gracias a la obra escrita por H. P. Lovecraft.

7. Dedo lima

Esta extraña combinación entre lima y pepino tiene su origen en el sur de Australia. La pulpa se conforma de pequeños glóbulos que han sido comparados con el caviar, y que tienen un efecto efervescente e incluso algo picante al gusto. Se utiliza comúnmente como aderezo, y su cáscara puede secarse y servirse como especia.

8. Guama

Proveniente de América Central y el Amazonas, la también llamada “guaba” o “pepeto” tiene un sabor dulce y una textura muy suave. En su interior aloja enormes semillas verdes, tiene la forma de una vaina y se utiliza como antidiarreico en algunas comunidades. El árbol de la guama es utilizado en el campo para brindarle sombra a los árboles de cacao.

9. Tayberry

Esta mora es una cruza entre zarzamoras y frambuesas creada en Escocia durante 1979. No se trata de un fruto comercial debido a que su cosecha de manera masiva no es sencilla ni a máquina ni a mano. Sin embargo, puede cultivarse de forma doméstica. Puede comerse cocida o cruda, en mermeladas o repostería.

10. Cainito

También conocida como manzana estrella, el cainito proviene de un árbol tropical nativo de las Antillas Mayores, y también se puede encontrar en las Indias Occidentales. Es conocido por la consistencia de su pulpa, la cual tiene una textura lechosa y un aroma dulce. La cáscara de este fruto no es comestible, pero su sabor es muy suave. En un principio, esta fruta es de color verde, y al madurar se torna morada.

11. Baya porcelana

Esta peculiar baya de hermosos colores turquesa, azul y morado es más parecida a una uva que a una mora, pero no se trata de una fruta comestible. En 1870 fue llevada a Estados Unidos, y en la actualidad es considerada una planta invasiva que también funcionó como planta de ornato en el pasado. Sin embargo, se ha extendido por las áreas soleadas y los bordes de las carreteras.

12. Akebia quinata

De este arbusto que crece en Japón, China y Corea nace el fruto Akebia quinata, agrupado en racimos. Es una vaina comestible de color claro con la forma de una salchicha y un sabor muy parecido al de la sandía. Aunque también funciona como planta ornamental, en China se utiliza como planta medicinal por sus propiedades diuréticas y analgésicas.

13. Hydnora

Se trata de una planta parásito que principalmente crece en el continente africano. Una de sus peculiaridades es que no contiene clorofila y emerge de la tierra, dejando ver una extraña flor carnosa que tiene un olor fétido y sirve para atraer a sus polinizadores. En algunas culturas africanas se utiliza como antidiarreico.

14. Mangostino

También conocido como jobo de la India, proviene de un árbol que crece en zonas como Indonesia, las islas Molucas y el archipiélago malayo. Se trata de un fruto agridulce con una textura como la de un durazno, y su cáscara es comestible. La pulpa es utilizada para hacer mermeladas en Malasia, ya que es una fruta muy perecedera.

15. Keledang

Se trata de una extraña fruta de Borneo. También se le conoce como kledang, pudu o tarap en distintos lugares de la región. Su producción se ha extendido a sitios como Tailandia y Sumatra. La madera del árbol donde crece es muy sólida, tanto que se utiliza para la construcción. El fruto es muy dulce, con semillas separadas, y la carne es naranja en el interior.

¿Cuál de estas frutas te pareció más apetitosa? ¿Conoces otras que se cultiven únicamente en tu país? Cuéntanos en los comentarios.