Genial
Genial

15 Trucos prácticos que te ayudarán a ordenar tu cocina de una vez por todas

La inercia es una de las principales razones por las que es difícil deshacerse del desorden. Cuando traemos cosas a casa y no tenemos un sistema de almacenamiento claro, las colocamos en cualquier lugar pensando que estarán allí temporalmente y que más tarde las ordenaremos. Pero al final, se quedan ahí durante mucho tiempo, lo que crea un desorden en el ambiente.

Genial.guru investigó atentamente con qué instrumentos e ideas se puede aprovechar el espacio de cada rincón de la cocina de manera mucho más eficaz para que cualquier objeto o producto nuevo ocupe un lugar determinado.

1. Usar una bandeja para que las cosas que siempre se encuentran sobre la encimera se vean de una forma más ordenada

Probablemente, varias veces hayas escuchado que es mejor dejar la encimera y la mesa del comedor vacías. Sin embargo, en la práctica esto no siempre es posible, ni resulta cómodo. Habitualmente colocamos el salero y el azucarero en la mesa y, junto a la estufa, el aceite y las salsas. Una bandeja ayudará a resolver este problema. Si los recipientes mencionados se encuentran en una zona específica dentro de un plato decorativo, y no por separado, se verán mejor y seguirá siendo práctico.

2. Colocar repisas extra para aprovechar todo el espacio de la alacena

A veces las alacenas altas sin repisas adicionales te obligan a colocar platos y vasos uno encima del otro. Pero esto es extremadamente incómodo cuando necesitas sacar algo de debajo de la pila. Además, se ve poco estético. Evita el desorden con repisas especiales con patas telescópicas, que se pueden ajustar a tus necesidades individuales, y coloca, por ejemplo, tazas y tazones sobre ellas, y no sobre los platos.

3. Colgar los frascos con especias con ayuda de un organizador especial de plástico

Es muy importante saber aprovechar las superficies verticales y planas para crear un espacio funcional. En este caso, para guardar los frascos con especias, que pueden impedir el acceso a los objetos más grandes que se encuentran en la parte trasera de la alacena, puedes utilizar clips especiales en las paredes internas de la alacena. Por cierto, los puedes comprar en cualquier tienda de plomería.

4. Guardar el papel de aluminio, el papel para hornear, etc. en un organizador para carpetas

Por lo general, estos envases son muy largos, lo que dificulta su ubicación en cualquier lugar. E incluso las cajas perfectamente colocadas sobre ellas no duran mucho tiempo así, porque siempre hay que sacar algo de ahí. Al almacenarlas en un organizador de carpetas, se puede sacar fácilmente cualquier caja y al mismo tiempo el espacio se verá ordenado.

5. Colocar contenedores adicionales en el refrigerador para clasificar perfectamente los productos

Por supuesto, ahora también puedes dividir de forma intuitiva el espacio en tu refrigerador. Sin embargo, la imagen del refrigerador lleno de todos modos se ve como una única masa. Para no crear un caos aún mayor, coloca recipientes adicionales para productos individuales de modo que todo tenga su propio lugar claramente marcado.

6. Una repisa giratoria puede ser una buena solución si se te han acumulado un montón de frascos

Cuando se trata de un montón de frascos, ya sean especias, salsas o aceites, este tipo de repisa es una buena solución. Es incómodo guardarlos en una superficie plana uno tras otro, ya que esto nos impide ver de inmediato el frasco que buscamos, y además, siempre existe el riesgo de que, al sacar algo que está lejos, toquemos y tiremos otro frasco. Gracias a este invento, todo lo necesario estará a tu alcance.

7. Es más cómodo guardar verticalmente las bandejas, las tablas de cortar y los moldes para hornear que no son tan altos

En realidad, el hábito de guardar objetos planos uno encima de otro solo trae incomodidades a la hora de sacar un artículo que se encuentra debajo de otros seis objetos pesados. Para deshacerte de esto de una vez por todas, utiliza un soporte vertical, de donde puedes sacar cualquier elemento con un ligero movimiento de la mano.

8. Para no tener que sacar todo el tiempo las sartenes pesadas, usa un soporte especial

La regla que vimos en el punto anterior también funciona con las sartenes. Usa un soporte en lugar de guardarlas una sobre la otra, lo que crea futuras incomodidades para ti y también puede dañar su revestimiento. Se pueden almacenar tanto de lado como una encima de la otra, sin crear obstáculos para sacarlas rápidamente. Además, si colocas una toalla debajo del soporte, también te puede servir como un escurridor de platos.

9. Colocar la comida enlatada en un organizador especial

Almacenar las latas de comida una encima de la otra tampoco es cómodo, ya que posteriormente es difícil buscar y encontrar la necesaria. Este problema se resolverá muy bien utilizando un organizador especial o, nuevamente, varios organizadores para carpetas de un ancho adecuado para cada tipo de producto.

10. La mayoría de los utensilios se ven mejor colgados en ganchos que guardados en los cajones

A diferencia de los tenedores y las cucharas, algunos utensilios de cocina como los batidores de mano y los cucharones no se pueden guardar de forma ordenada en un cajón, aunque cuentes con una bandeja separada. Para evitar el desorden, es mejor tener ganchos, por ejemplo, debajo de la parte superior de la cocina. También se pueden usar para otros elementos, como manoplas y tazas.

11. Colocar un soporte para tapas en la puerta interna de una alacena

Almacenar las tapas suele ser otro problema. Pero lo bueno es que existen soportes para ellas, que se pueden colocar en la parte interna de la puerta de una alacena. Otra opción es instalar toalleros o incluso ganchos en la puerta; sin embargo, de esta forma cabrán menos tapas, ya que se colocarán una encima de la otra y ocuparán toda la superficie de la puerta.

12. Es mejor guardar papas y cebollas en un recipiente vertical que en un saco o una caja

Si compras cebollas y papas empacadas con redes pequeñas, entonces debes saber perfectamente lo difícil que es colocarlas en algún lugar para no arruinar la imagen de la cocina y, al mismo tiempo, tener un fácil acceso a ellas. Los organizadores para carpetas de metal nuevamente te pueden ayudar. Permitirán que las verduras se ventilen y, gracias a su forma vertical, encajarán en cualquier alacena.

13. Darles preferencia a los recipientes de forma cuadrada

Un gran conjunto de recipientes de almacenamiento cuadrados librará a tus alacenas del caos en forma de cajas y bolsas. Además, esta forma es la más cómoda de usar, porque, a diferencia de las formas redondas y otras, los recipientes cuadrados son fáciles de mover y reorganizar. Pero no olvides que deben ser transparentes. De lo contrario, tendrás que marcar cada uno de ellos pegándoles estampas.

14. Guardar las bolsitas de té en un recipiente especial transparente

Las cajas de bolsitas de té ocupan una enorme cantidad de espacio, sobre todo cuando queda menos de la mitad del contenido. Para ahorrar espacio y, lo más importante, para evitar el exceso de todo tipo de cajas, usa un recipiente especial para las bolsitas. Lo mismo se puede hacer con las cápsulas de las máquinas de café.

15. Guardar los elementos de un tupper por separado

¿Estás de acuerdo en que es desagradable enfrentarse todo el tiempo a una montaña de tuppers de plástico que salen de la alacena? Para terminar con esta agonía, simplemente comienza a almacenarlos en una repisa separada y clasifica los recipientes y las tapas por su tamaño. Así todo quedará colocado de forma mucho más compacta y te será más cómodo utilizarlos.

Quizá tú también tienes algunos métodos especiales de organización y almacenamiento. Comparte con nosotros las fotos de los lugares más organizados de tu casa.

Compartir este artículo