Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Tipos de tomate en lata que puedes comprar en el supermercado y cómo usarlos para cocinar

----
369

Muchas veces, a la hora de cocinar, no contamos con tomate fresco en la heladera, por lo que recurrimos al envasado para no dejar de darles un toque especial a nuestros platillos. Sin embargo, cuando uno transita por las góndolas del supermercado, encuentra mucha variedad de tomate envasado, y no siempre conoce las diferencias entre cada uno o qué tipo de producto es mejor para cocinar determinada receta.

Por eso, Genial.guru quiere hablarte sobre distintas versiones de tomate envasado y darte algunos consejos para utilizar cada una de ellas a la hora de cocinar.

1. Puré de tomate

Es lo que conocemos como salsa de tomate, pero sin estar condimentada de más. Se trata de tomates pelados, cocidos y triturados, con una consistencia casi líquida, lo que los hace ideales para acompañar pasta o como salsa para hacer pizza.

2. Tomate pelado

Es la versión más natural de este producto, ya que se trata solamente de tomates a los que les quitaron su cáscara. Una buena opción es colocarlos en una hoja de papel para hornear y llevarlos al horno por 45 minutos a temperatura media. Luego de condimentar con sal y pimienta, estarán listos para servir. Son un gran acompañamiento para cualquier comida.

3. Tomate troceado

Para alivianar el trabajo en la cocina, estos tomates ya vienen pelados y cortados en pequeños pedazos. No solo harán que preparar guacamole o una salsa mexicana resulte un poco más simple, sino que también se los puede utilizar en guisos.

4. Tomate machacado

Parecido al tomate troceado, pero en trozos más pequeños, y suele estar mezclado con puré o jugo. Suele ser más ácido que el tomate troceado, por eso debes tener más cuidado a la hora de incorporarlo en las comidas, pero es un buen recurso para preparar chili.

5. Tomate concentrado

Es ideal para hacer salsa barbacoa. Luego de freír un poco de cebolla y ajo, agrégale a la mezcla el tomate, kétchup, miel y pimentón. Integra y tritura todo, y tendrás tu propio aderezo para acompañar cualquier comida.

6. Tomate frito

Se trata de tomates fritos en aceite, sazonados con azúcar y sal. También pueden contener ajo, y son una gran opción para darles sabor a distintos platos, por ejemplo, unas berenjenas al horno con tomate frito y un poco de queso.

7. Salsas de tomate con otros ingredientes

Pomarola, napolitana, portuguesa, boloñesa y muchas más variedades pueden encontrarse en un supermercado. ¡Son soluciones ricas y sabrosas para acompañar platos de pastas con mucho estilo!

¿Cuál de estas opciones sueles utilizar en tu casa para cocinar? ¿Conoces alguna otra? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios!

----
369