13 Razones por las que aparecen manchas oscuras en la piel

Para muchas personas, uno de los objetivos es librarse de las arrugas e imperfecciones para tener una piel suave y tersa. A veces existen factores que no se toman en cuenta y se cree que los cambios son por la edad. Las manchas cutáneas pueden aparecer por distintas razones. Además del envejecimiento, también pueden presentarse como consecuencia del acné, por exposición solar, falta de vitaminas, alteraciones en las hormonas, enfermedades de la piel o como reacción a medicamentos y cosméticos.

Hoy Genial.guru te trae una lista de algunas de las acciones habituales que deberían evitarse para prevenir las alteraciones de la pigmentación.

1. Exponerse al sol sin usar protector

Muchas personas tienen la creencia de que el protector solar solamente funciona cuando vamos a la playa pero, en realidad, es importante que este producto se use diariamente para proteger a la piel de la exposición solar, sin importar que se esté expuesto por periodos breves a la radiación ultravioleta (UV). El protector debe estar catalogado como de “amplio espectro” para garantizar la protección adecuada.

Un estudio determinó que el uso regular de este producto reduce la incidencia de melanoma (el tipo más grave de cáncer en la piel) y otras investigaciones aseguran que su uso no causa insuficiencia de vitamina D ni daños en la salud. Se recomienda evitar asolearse entre las 10 am y las 4 pm debido a que en este periodo los rayos del sol son más fuertes.

2. Eliminar imperfecciones con los dedos y aplicar pasta de dientes o cremas sin consultar a un especialista

En un estudio se encontró que algunos alimentos pueden incrementar la aparición del acné. En la adolescencia y en la etapa adulta nuestra piel se ve invadida por imperfecciones y espinillas y es algo imposible de evadir. Cuando aparecen en la cara, es casi imposible evitar apretarlas con los dedos o aplicar remedios caseros para que desaparezcan.

Al oprimir una imperfección, la zona se inflama y se desgastan las fibras elásticas del colágeno. Esto puede dejar como consecuencia la aparición de cicatrices o manchas en la piel e incluso pequeños orificios. Los dermatólogos recomiendan no pellizcarlas ni manipularlas con las manos, así como evitar el uso de pasta dental porque es un producto que no se hace para el uso en el rostro y podría tener efectos secundarios.

3. Depilarse de manera incorrecta y sin los cuidados necesarios

Algunos errores asociados con la depilación pueden causar que la piel se enrojezca y posteriormente se manche. Antes y después del procedimiento es importante no exponerse al sol porque se incrementa la posibilidad de que aparezcan manchas. Por otro lado, hay que mantener la piel hidratada porque la mayoría de los métodos causan daños y si su aplicación es incorrecta, pueden presentarse reacciones desfavorables en la zona tratada.

4. Elegir mal los cosméticos

Investigaciones señalan que los cosméticos pueden dañar la piel. Los problemas pueden ir desde erupciones simples hasta reacciones alérgicas. Los cambios se pueden notar inmediatamente después de aplicar un producto o después de años de usarlo sin haber notado alguna consecuencia. Esto depende de varios factores en las características del maquillaje o cosmético y la piel de la persona que lo usa.

Los productos de belleza más propensos a causar reacciones en la piel incluyen jabones de baño, maquillaje para los ojos, humectantes, champús, labiales de larga duración, esmalte y pegamento de uñas. Por fortuna, en el mercado existen muchos productos que pueden evitarte estos problemas. Es recomendable consultar con un dermatólogo para que pueda indicarte qué tipo de cosméticos son los adecuados para tu piel.

5. No tomar precauciones por la contaminación

A través de un estudio, se encontró que la contaminación en el aire influye en la salud de la piel, debido a que aumenta el estrés oxidativo que contrarresta las defensas antioxidantes. Esto lleva al envejecimiento extrínseco de la piel, afecciones inflamatorias o alérgicas como dermatitis, acné y cáncer de piel.

Encontraron que la contaminación del aire se asoció significativamente con la presencia de arrugas y manchas pigmentadas. Entre los principales contaminantes que tienen efectos perjudiciales sobre la piel, se encuentran la radiación solar ultravioleta y el humo del cigarro.

Algunas estrategias para tomar precauciones incluyen un menor uso de vehículos personales, recurrir al transporte público, suministrar la gasolina con bajo contenido de azufre y emplear métodos que son ecológicos. Por otro lado, se recomienda el uso de protectores solares y evitar fumar en áreas públicas y alrededor de industrias. Las personas con alto riesgo laboral, como la policía de tránsito y barrenderos, deben usar máscaras mientras trabajan.

6. Fumar

El tabaco no solo afecta al que lo consume, sino que también hay daños para las personas que se encuentran a su alrededor. Un estudio ha comprobado que fumar tabaco también está asociado con muchas afecciones dermatológicas que incluyen una mala cicatrización de las heridas y el envejecimiento prematuro de la piel, debido a que el extracto del humo perjudica la producción de colágeno. Esto es porque el humo es tóxico para las células y puede ser un factor que contribuye al envejecimiento acelerado.

Otras investigaciones señalan que el consumo de este producto produce alteraciones en la piel, haciéndola áspera, quebradiza e inflexible. También ocasiona deshidratación, manchas amarillas en los dedos, dificultad de cicatrización y cambios en la estética bucal. Las yemas de los dedos y los alrededores de la boca se vuelven de un color grisáceo que no coincide con el resto de la piel.

La nicotina de los cigarros hace que los vasos sanguíneos se contraigan en las capas superficiales de la piel, haciendo que la sangre llegue con dificultad (recibe menos oxígeno y otros nutrientes necesarios).

7. Consumir bebidas alcohólicas

El consumo de alcohol deshidrata la piel y elimina los nutrientes. Esto puede causar que tu piel luzca opaca y cansada. Un estudio comprobó que el alcohol también hace que los vasos sanguíneos en la superficie de la piel se dilaten. En el caso de bebedores intermitentes, el alcohol causa enrojecimiento temporal de la piel. Sin embargo, con el tiempo los capilares se pueden dilatar tanto hasta el punto de romperse, creando venas rojas y púrpuras visibles, especialmente en la cara y las mejillas. Además, por su alto contenido de azúcar, algunas bebidas alcohólicas pueden afectar los casos de acné y rosácea en la piel.

8. Usar perfume y exponerse al sol

Entre los componentes de algunos perfumes pueden estar el alcohol y otras sustancias fototóxicas. Estas son conocidas porque al estar expuestas al sol pueden reaccionar y abrirle paso a las manchas en la piel. Pueden permanecer durante mucho tiempo pero, por lo regular, suelen desaparecer sin necesidad de recurrir a un tratamiento. Este tipo de reacciones se incrementan con la sudoración cutánea, la humedad y el viento.

9. Usar desodorante

La exposición solar no es el único factor para que la piel se oscurezca, sino que las manchas en las axilas también pueden presentarse por depilarse con frecuencia o por usar productos que contienen alcohol y resultan ser irritantes para la piel, causando una inflamación de la zona. Un estudio demostró que los desodorantes y antitranspirantes se encuentran entre los productos más comunes que causan alergia estética.

Es importante que antes y después de rasurarte, no apliques ningún producto sobre tus axilas para que permitas que los poros cierren, sobre todo si estos contienen alcohol. De igual manera, si sabes que vas a tomar el sol por mucho tiempo, y tu piel estará expuesta, será mejor que evites aplicártelo. Si no quieres quedarte sin desodorante, puedes aplicar aceite de coco o aloe vera.

10. Abusar de los baños con agua caliente

Bañarse con agua caliente puede ser lo mejor para muchos y este gusto incrementa cuando hace frío. Aunque en ese momento se cree que es la mejor opción, los dermatólogos determinan que las altas termperaturas pueden perjudicar a la piel, causando que se seque de manera excesiva y haya comezón, inflamación e irritación en algunas partes del cuerpo.

Lo más recomendable es usar agua tibia, champús y jabones suaves. Después de la ducha, lo más importante es secar dando palmadas en la piel y aplicar crema hidratante, en lugar de frotar fuerte con la toalla.

11. No hidratar toda la piel

Por medio de estudios y pruebas se ha demostrado que la crema hidratante puede aliviar la irritación y la sequedad en la piel, debido a que estos productos contienen lípidos e ingredientes con propiedades suavizantes y humectantes. Se recomienda usar cremas hechas para el día (protectores solares), especialmente si se va a exponer al sol y otras para aplicarse en la noche. De esta manera la piel puede lucir fresca y llena de vida, sin manchas de ningún tipo.

12. Tomar anticonceptivos y antibióticos

Algunos medicamentos antibióticos o anticonceptivos pueden afectar la piel. Existe la posibilidad de que el cuerpo tenga ciertas reacciones de hiperpigmentación ante estos productos. Esto se debe al cambio de hormonas y los cambios que surgen en nuestro sistema al consumirlos. Por otro lado, puede ser que los fármacos reaccionen ante la exposición solar y se generen compuestos tóxicos que desatan la aparición de manchas.

13. Manchas que se pueden notar en las personas con diabetes

Normalmente estas manchas oscuras, conocidas también como “Acanthosis Nigricans”, aparecen en los pliegues de la piel de las personas que padecen diabetes mellitus tipo 2 o son resistentes a la insulina. También puede asociarse con la obesidad. Se pueden notar más en las axilas, las ingles, la parte posterior del cuello y debajo del pecho. En algunos casos, esta enfermedad puede desaparecer con el tiempo y con un tratamiento. Existen algunas cremas que pueden desvanecer las manchas que no están tan desarrolladas. Por otro lado, una dieta saludable y el ejercicio pueden ser factores que favorezcan a quienes lo padecen. Consulta a un médico si descubres alguna de estas manchas en tu cuerpo.

¿Cuántos de estos factores coinciden con tu rutina? ¿Qué experiencia has tenido con las manchas? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.

Ilustradora Natalia Tylosova para Genial.guru
Compartir este artículo