Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Cosas que tus pies y tobillos hinchados intentan decirte acerca de tu salud

6135
14k

Los pies y tobillos hinchados son síntomas frecuentes para muchos de nosotros. Esta condición tan desagradable generalmente es causada por estar bastante tiempo de pie o caminar por un tiempo prolongado, usar zapatos incómodos o por el estado de embarazo. Pero en algunos casos, los pies y tobillos hinchados son una señal de alerta de problemas de salud más graves que no deberían ser ignorados.

En Genial.guru, hemos examinado con más profundidad los problemas de salud subyacentes que pueden causar hinchazón de los pies y los tobillos, y esto es lo que hemos aprendido.

1. Tus venas pueden estar bloqueadas

Cuando tu sistema venoso funciona correctamente, las válvulas en las venas no permiten que la sangre se acumule en tus piernas. A medida que envejecemos, las válvulas tienden a funcionar de forma menos eficiente y podemos retener la sangre en nuestros pies.

La trombosis venosa profunda es otra afección relacionada con las venas que puede causar hinchazón de las piernas. Los coágulos de sangre bloquean el retorno de la sangre de las piernas al corazón, manteniéndola en tus pies. Sin tratamiento, esta condición puede volverse peligrosa, ya que los coágulos de sangre pueden viajar a través de tu cuerpo, si se sueltan. Estos coágulos de sangre que viajan podrían llegar a los pulmones y causar una embolia pulmonar, o incluso provocar un accidente cerebrovascular isquémico si bloquean una arteria que suministra sangre al cerebro.

2. Tu corazón puede estar funcionando incorrectamente

La inflamación de las piernas, o edema, también puede ser causada por la insuficiencia cardíaca. Cuando el corazón no tiene suficiente poder de bombeo, no logra empujar la sangre desde tus pies a la parte superior del cuerpo.

Las válvulas cardíacas con fugas pueden ser uno de esos tipos de insuficiencia cardíaca que causan que los pies y los tobillos se inflamen. Debes tener especial cuidado si observas cualquier otro síntoma de enfermedad cardíaca que podría incluir dolor en el pecho, fatiga y dificultad para respirar.

3. Es probable que tengas una enfermedad renal

Una de las funciones principales de nuestros riñones es deshacerse del líquido extra en nuestro cuerpo. Cuando los riñones no pueden cumplir esta función, el líquido extra y el sodio se acumulan en el cuerpo y causan hinchazón.

Esta afección puede ser causada por infecciones urinarias que dañan el sistema de drenaje de los riñones (por ejemplo, pielonefritis). El edema causado por la insuficiencia renal generalmente ocurre en las piernas y alrededor de los ojos.

4. Puedes estar presentando problemas con tu hígado

Aparte de sus otras funciones, el hígado produce una proteína llamada albúmina. Esta proteína mantiene el fluido en el torrente sanguíneo y no permite que se filtre en nuestros tejidos. Algunas enfermedades del hígado pueden disminuir el nivel de albúmina en la sangre y hacer que el líquido pase del torrente sanguíneo a los tejidos del cuerpo. En este caso, la hinchazón puede no solo ocurrir en los pies y tobillos, sino también en otras partes del cuerpo.

5. Es posible que tu sistema linfático no drene los fluidos corporales

Juntos, con los vasos sanguíneos, nuestros vasos linfáticos suministran oxígeno y nutrientes a los tejidos y órganos y eliminan los desechos y el CO2. Cuando los vasos linfáticos se bloquean y no cumplen su función de drenaje, esto puede resultar en una acumulación anormal de líquido llamada linfedema. El linfedema puede ocurrir debido a infecciones, cirugía, traumatismo, radiación, tratamiento del cáncer y otros factores.

6. Los medicamentos que estás tomando pueden no ser adecuados para ti

Con bastante frecuencia, la inflamación en los pies y los tobillos puede ser un efecto secundario de los medicamentos que estás tomando. Estos medicamentos incluyen AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), anticonceptivos orales, esteroides orales y otros. Si tus piernas están hinchadas, intenta averiguar si puede estar relacionado con algún medicamento en particular.

Si la hinchazón en los pies y los tobillos es causada por zapatos incómodos o por estar de pie durante mucho tiempo, esto se puede tratarse fácilmente en casa simplemente descansando y levantando las piernas adecuadamente. Si los síntomas no parecen desaparecer después de un largo periodo de descanso, o si sospechas que hay problemas de salud más graves, debe programar una cita con tu médico de inmediato.

¿Alguna vez has tenido tobillos o pies hinchados? ¿Conoces alguna otra condición médica que pueda esconderse detrás de este síntoma?

6135
14k
Compartir este artículo